Editoriales

Gaceta

Por: Raúl Terrazas Barraza

*Enero mes de las precampañas

Por aquello de las interpretaciones que algunas palabras pudieran tener eco en asuntos de carácter legal dentro en el escenario de las elecciones de Tamaulipas y por considerarse necesario, hay que decir que este mes de enero es el período de las precandidaturas y que, las candidaturas son hasta después, cuándo los partidos políticos hayan concluido sus ejercicios internos que incluyen precampañas y consultas.

Es por ello por lo que, el dirigente del Movimiento Ciudadano en el municipio de Madero, Juan Carlos Guerra Ahumada, tiene toda la razón del mundo en el sentido de hablar solo de tiempos de precampañas y de precandidatos, para evitar cualquier tipo de confusión, de ahí que, si en algún momento se usa la palabra candidato en el mes de enero, no lleva la intensión de exhibir a los hacedores de la política interna de los partidos.

Precandidato, es el ciudadano que pretende ser postulado por un partido político como candidato a cargos de elección popular, conforme a la Ley y a los Estatutos de un partido político, en el proceso de selección interna de candidatos a cargos de elección popular. En tanto, la precampaña electoral es el conjunto de actos que realizan los partidos políticos, sus militantes y los precandidatos a candidaturas a cargos de elección popular debidamente registrados por cada partido.

Además, los actos de precampaña electoral son las reuniones públicas, asambleas, marchas y en general aquéllos en que los precandidatos a una candidatura se dirigen a los afiliados, simpatizantes o al electorado en general, con el objetivo de obtener su respaldo para ser postulado como candidato a un cargo de elección popular.

Ahora bien, debe hacer ruido para que los militantes le respalden y para ello echa mano de propaganda que debe usarse en el período de las precampañas y esta se refiere al conjunto de escritos, publicaciones, imágenes, grabaciones, proyecciones y expresiones que difunden los precandidatos a candidaturas a cargos de elección popular con el propósito de dar a conocer sus propuestas. La propaganda de precampaña deberá señalar de manera expresa, por medios gráficos y auditivos, la calidad de precandidato de quien es promovido.

Con esta claridad de las cosas y porque se vive en medio de un proceso electoral que inicio a mediados de septiembre pasado y concluirá con las votaciones del seis de junio, la definición es que enero es el mes de las precampañas y quienes ganan los procedimientos al interior de los partidos, serán nombrados candidatos de manera oficial para ser registrados el 27 al 31 de marzo venidero, de acuerdo a lo previsto en los Artículo 223, 225 Fracción II y 228 Fracción I de la Ley Electoral del Estado de Tamaulipas, LEET.

Son los responsable de los partidos políticos quienes más deben insistir entre su militancia, simpatizantes y la ciudadanía, que durante cuatro semanas tienen proceso internos y que, será hasta el mes de febrero que pueda decirse quienes son los candidatos, aunque, pasarán casi dos meses de la selección, cuándo se registren ante las autoridades electorales, situación que mantienen en suspenso la postulación, dado que, un candidato al cien por cien, es a partir de que inicia la campaña proselitista, ya que, aquello que suceda en la antesala incluye sorpresas de los mismos partidos, ya que pueden sustituir candidatos.

Dijo alguien en una película mexicana de esa pegadoras que, una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa, por ello, en el tema de precampañas y campañas, es de destacar que los dos procedimientos están regulados por las autoridades electorales del país o de la entidad, de acuerdo con el tipo de elecciones de que se trate.

Mejor definidos, para que los ciudadanos puedan distinguir en que momento andan quienes le entraron a la política, el fin que se busca en la precampañas es que una persona que no es candidato, pero, que se ostenta como precandidato se dirija a un grupo determinado de militancia o dirigencia, de un partido para convencerlos de ser la mejor opción para ser designado candidato a cierto cargo de elección.

En cambio, el objetivo de una campaña es que un sujeto, denominado candidato, militante o no de un partido político, dependiendo de sus normas internas se dirija a cierto grupo de ciudadanos, ya sea del municipio, el distrito o el estado, con la finalidad de obtener su voto en la elección que corresponda.

Esto refuerza más la idea de que, enero 2021, es el mes de las precampañas y quienes tienen la oportunidad de sus partidos, deben de convencer a sus militancias de que cualquiera de ellos puede ser la opción de las mayorías para convertirlo en candidato.

Por ahora, la tarea de Guerra Ahumada en el partido Movimiento Ciudadano, es lograr que del proceso interno denominado precampañas, salgan los mejores prospectos, sobre todo competitivos para jugarle los cargos de elección al resto de los partidos políticos que fueron aprobados por el IETAM para participar en la elección local con la cual se cambian los 43 alcaldes y los 22 diputados de mayoría relativa, así como, los 14 de representación proporcional.

Por cierto, de acuerdo con los Artículos 210 párrafo cuarto y 225 Fracción II, el 24 de marzo, es decir, tres día antes del registro de los candidatos, es la fecha límite para que los partidos políticos, precandidatas, precandidatos y simpatizantes retiren su propaganda electoral de precampañas para su reciclaje.

Los otros.

En Jaumave, Alfredo Olvera García, del Ejido Matías García, quien cuenta con una gran experiencia en asuntos de comunidad, es uno de los prospectos fuertes para ser candidato a la presidencia municipal, esa que ya perdió como alcalde independiente en su reelección, José Luis Gallardo Flores y que ahora busca de nuevo en calidad también sin partido, le será negada, porque los ciudadanos de aquel municipio ya no quieren experimentos personales, más bien andan entusiasmados con mantener la alcaldía en manos de partidos.

Esto de los candidatos independientes, recuerda que los 29 aprobados por el IETAM ya tocan las puertas de los dos millones 693 mil 200 electores de Tamaulipas que están en la lista nominal, para obtener el respaldo que marca la Ley a efecto de convertirse en candidatos independientes a alcaldías y diputaciones locales.

Primero fueron 31 los que llevaron carta de intención, sin embargo, uno fue rechazado, pero, quedan 29 debido a que Moisés Antonio Borjón Olvera de Llera, renunció al trámite presentado en el IETAM.

Cada uno de los precandidatos independientes tiene que buscar el tres por ciento de firmas como respaldo para sus aspiraciones y para hacer más moderno el procedimiento la obtención del apoyo se hace mediante una aplicación móvil, App, que es una herramienta implementada por el INE para acumular el sí de los ciudadanos y desde luego generar un registro, que será analizado por las autoridades electorales para determinar si cumplieron con lo previsto en las Leyes.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button