Editoriales

Gaceta

Por: Raúl Terrazas Barraza

Voto, secrecía a medias

Eso de que el voto es secreto tiene dos caras, la primera cuando a la hora de acudir a las urnas, las personas no dijeron por quién votarían, ni después de hacerlo a que candidato de las boletas beneficiaron con su sufragio.

La otra cara es la del compromiso que, de forma paulatina se teje desde las precampañas de los aspirantes hasta las campañas de las y los candidatos, de alguna forma porque las encuestas generan tendencias sobre las preferencias electorales y de otra porque en base a la cantidad de asistentes a eventos de proselitismo, se llega a inferencias sobre la inclinación de las mayorías a favor de tal o cual prospecto.

El asunto es que, la verdad sobre el comportamiento de se sabe hasta que los resultados del Programa de Resultados Electorales Preliminares, precisan la tendencia de los sufragios casilla por casilla, en virtud de que, cada vez que una de las más de cuatro mil 800 que se llenan para dejar asentados los resultados preliminares, el uso del voto muestra a quienes podrían ganar la elección.

Por lo regular en las encuestas siempre se deja un espacio en la métrica denominado indecisos, es decir, las personas que no respondieron estar a favor candidatos y partidos, incluso, la cifra de este tipo de ciudadanos llega ser mayor respecto a la alcanzada por quienes andan en la disputa para ganar las elecciones de dos de junio venidero.

Se supone que, una vez concluidas las campañas, el 29 de mayo, habrá tres días de silencio electoral en los cuales no se vale ningún tipo de promoción, para que las y los ciudadanos reflexionen sobre la información que les llegó en el tiempo del proselitismo y que, para el día de la votación tengan con claridad a quien entregarán su voto secreto.

El otro elemento que no está ajeno a la determinación real del sufragio es que, los ciudadanos parecen y hasta se dicen cansados de las precampañas y las campañas, porque en ambos tiempos el recorrido de la política es de muchas semanas.

Además, los temas, en la mayoría de los casos no agradan a las personas, ya porque quienes resultados postulados son los mismos de siempre o bien, porque había algo de emoción en las precampañas y a la hora de la definición de las candidaturas, quienes quedaron fueron los menos deseados.

Si en realidad el voto de los indecisos canteara el resultado electoral o mejor aún rompiera la tendencia marcada por las encuestas, es probable que, desde los Cuartos de Guerra Electoral de las campañas, se trabajase una estrategia para llegar a esa parte de la población que desde las precampañas y hasta el último día de campañas aparece como tal, es decir, no sabe si irá vota ni tampoco por quién decidirá.

Por conocimiento práctico, expertos en campañas políticas y marketing electoral, como la Mtra Gisela Rubach del Instituto Tecnológico Autónomo de México, ITAM, las ciudadanos y ciudadanos que no sabían por quién votar, deciden el sufragio a la hora que tienen las boletas en la mano, así que, en el país, el estado y los municipios, los electores se darán gusto el dos de junio próximo, porque tendrán cinco o seis boletas en su mano para decidir por presidente de la República, Varios Gobernadores, Senadores, Diputados Federales, presidentes municipales y Legisladores locales.

Secreto o no, relevante es que, el domingo de la votación más grande de México la gente salga de sus viviendas a votar para cumplir y sentirse bien con la patria al participar de la elección de las y los ciudadanos que deben de ocupar los cargos públicos que se disputan en las urnas, en el entendido de que, indecisos no quiere decir que dejarán de ir a las urnas, porque en realidad ese aspecto se ve desde una perspectiva de no saber por cuáles de los candidatos sufragar.

A la hora del análisis, también se puso sobre la mesa el hecho de que la secrecía del voto ya es a medias, porque infinidad de personas exteriorizan casi de forma natural por quién podrían sufragar el dos de junio, aunque no será la primera vez que pueda escucharse el anuncio espontáneo de la intención del sufragio, en procesos anteriores ya sucedía y hasta puede decirse que presagiaba sorpresas en los resultados electorales. 

Los otros

El presidente de la República Andrés López Obrador, estará por enésima ocasión en Tamaulipas, será lunes 27 de mayo y acude para reunirse con el Gobernador del Estado, Doctor Américo Villarreal Anaya y los funcionarios del sector salud tanto de la entidad como del Organismo Público Desconcentrado, IMS-Bienestar Tamaulipas para concretar la última parte de la estrategia encaminada a dejar listo para el mes de septiembre próximo un sistema de salud pública de primer nivel.

De la misma manera que estará en Tamaulipas, desde este miércoles 22 comenzó a recorrer otras entidades, Colima, Michoacán, Zacatecas, San Luis Potosí, Baja California, Sonora, Sinaloa, Nayarit, Quintana Roo y Campeche, casi una docena de entidades.

Ver más

Artículos relacionados

Back to top button