Editoriales

Gaceta

Por: Raúl Terrazas Barraza

*Se mantiene estatus de segundones en ganadería

A un año de distancia de la definición del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, para dejar el estatus sanitario en Acreditado Preparatorio, AP, en lugar de Acreditado Modificado, AM, dónde este último es el adecuado para la entrada de ganado al vecino país del norte, los ganaderos que representa Julio César Gutiérrez Chapa, esperan que el grupo técnico de los gringos haga su aparición en los hatos ganaderos para mejorar la clasificación.

No obstante a ello, la exportación de becerros no se ha detenido, el asunto es que, por el cambio de la clasificación, los productores tienen que hacer más pruebas de tuberculosis al ganado de todo el rancho, no solo a la becerrada que será exportada.

Obvio que, ello implica más inversión de los ganadores, quienes, en un escenario de dificultades económicas ocasionadas primero, por la prolongada sequía que se vivió en el último año y medio, la situación de la pandemia de COVID-19 y el aumento en los costos de producción, tienen a los ganaderos en jaque y les urge que el mercado de exportación sea como antes, para que toda la producción pueda entrar sin temores a los estados unidos, ya que, si una carga de becerros es rechazada por la USDA del vecino país del norte, implica perdidas estrepitosas para los exportadores.

El presidente de la Unión Ganadera Regional de Tamaulipas, hizo ver que, además de Tamaulipas, otra decena de entidades mexicanas sufrieron la degradación de su estatus sanitario para la exportación y pidió que, la presencia de los inspectores del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, se enfoquen a la realización de pruebas y supervisión de los hatos que se consideran para exportación, algo que tiene lógica, porque los ganaderos que exportan saben cuales son las condiciones de engorda de la becerrada para cumplir con los criterios manejados por los compradores del otro lado del Río Bravo.

Casi a mediados del mes de julio del 2020, la Dirección General de Sanidad Animal que tiene a su cargo el médico Juan Gay Gutiérrez, en la Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural, envió un comunicado al titular del ramo en la entidad, Ariel Longoria García, para señalar el cambio de estatus de modificado a preparatorio, que implicaba uno varios escalones hacia abajo en esto de la exportación de ganado a los Estados Unido, situación que en muchas décadas no se había presentado.

Comercializan

Aunque no hubo investigación de por medio para saber las causas de la degradación de la clasificación sanitaria, hubo algunos ganaderos que comentaron en voz baja que fueron errores de las autoridades pecuarias, porque dejaron de realizarse pruebas y documentación que servía de soporte para mantener el nivel de calidad del ganado que se produce en Tamaulipas, responsabilidad de la que no escapa tampoco la Secretaría que tiene a su cargo el ingeniero chapinguero Víctor Manuel Villalobos Arámbula.

Aquello que sí hubo, fue el compromiso del equipo de Longoria García para trabajar a favor de revertir la determinación de la USDA, cosa que podría suceder una vez que los inspectores norteamericanos visiten, como tienen planeado ya, algunos ranchos ganaderos obtengan la información necesaria que permita la reclasificación  a favor y no en contra. El ciclo de exportación es de septiembre a agosto de cada año y se comercializaban alrededor de 200 mil becerros.

Los otros.

Es muy difícil pensar que el empresario Arturo Diez Gutiérrez Navarro, hijo del siempre bien recordado Don Carlos Diez Gutiérrez Coleman, pueda ser precandidato del Partido Movimiento Ciudadano a la gubernatura de la entidad, en primera, porque cuándo concluyó su período como alcalde, huyó de Ciudad Victoria, debido a que, falló en sus compromisos a los victorenses y no tenía cara de pararse en ninguna parte.

En su calidad de yerno de uno de los empresarios de la región centro y la cañera de la entidad, don Abelardo Osuna Cobos, podría contar con espacios para publicitarse como prospecto a la gubernatura, aunque, no es el hombre que el partido que maneja en el país el veracruzano Dante Delgado Ranauro y en la entidad, el matamorense avecindado en Ciudad Victoria, Gustavo Cárdenas Gutiérrez, requieren para darle competencia a las coaliciones que harán los izquierdistas para sacar ventaja a los derechistas y centristas.

Esto es, el Partido Movimiento de Regeneración Nacional y sus aliados el Partido del Trabajo, el Verde Ecologista de México y los otros minoritarios que se puedan anexar de aquí a diciembre próximo en que deben concretarse las alianzas, por el otro lado, la que ya funcionó en otras regiones del país y que integran el PAN, PRI y PRD.

Por dónde quiera que se vea, mil veces mejor prospecto Cárdenas Gutiérrez a la gubernatura de nuevo, que Arturo Diez Gutiérrez Navarro, dado que, Gustavo es gran productos de votos y Arturo no, por ello Delgado Ranauro tiene que pensar muy bien las cosas antes de tomarse fotos y levantar la mano a personas que no le entendieron a la política, aunque estuvieron allí.

Además, tiene que pensar en que Nuevo León es vecino de Tamaulipas y que, al menos un papel decoroso tiene que hacer en la elección del año venidero, porque ganar como sucedió con Samuel García Sepúlveda y Luis Donaldo Colosio Riojas, se requiere de candidatos buenos, creativos y que logren el respaldo del os grupos económicos y no que los dividan.

No hay un Samuel García en Tamaulipas como para pensar que el partido naranja se extienda de Nuevo León a Tamaulipas y aventuras partidarias, ni siquiera pensar en ellas, de ahí que más valga malo por conocido que bueno por conocer, para que de nuevo sea candidato el hijo de Don Jorque Cárdenas González, otro político bien recordado de esta entidad por aventado, creativo, desafiante, empecinado y resolutivo.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button