Editoriales

Gaceta

Por: Raúl Terrazas Barraza

*EL INE es de los mexicanos

La fortaleza del Instituto Nacional Electoral, INE, no son ni los partidos ni los candidatos, mucho menos los funcionaros de los tres niveles de gobierno, son los ciudadanos mexicanos quienes conforman la nación y que están conformes con el trabajo de las autoridades electorales

Desde que los órganos electorales se ciudadanizaron, en México se terminaron los conflictos postelectorales, incluso, inconformidades, denuncias, protestas de perdedores y marchas, sucumben ante la realidad establecida en los resultados alcanzados con los votos que fueron contados por los propios ciudadanos.

Esto traducido en hechos se entiende como confianza plena de los grupos de personas en la organización de los procesos electorales que se llevan a cabo a través del INE y los Institutos Estatales Electorales, de tal forma que, su peso específico va más allá de los hombres que llegaron al poder en un sexenio y trascenderá para la bien de la democracia por sus principios de imparcialidad, objetividad, legalidad e independencia.

A raíz de la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, para dejar en manos del INE el caso del que fuera candidato a la gubernatura de Guerrero, José F. Salgado Macedonio, de nuevo la artillaría del Partido Movimiento de Regeneración Nacional, se volcó contra el INE en los peores términos, por ello, los mexicanos todos, están a favor de que, los Consejeros Electorales que encabeza el Mtro Lorenzo Córdova Vianello, ratifique la decisión de cancelar el registro de esa candidatura, porque atenta contra las mexicanas.

Por demás está decir que el guerrerense, es uno de los militantes más altaneros, groseros y superficiales que ha tenido la izquierda mexicana y ahora la neo izquierda, porque además es exhibicionista, extravagante y de feos modos, por eso, en el INE tienen toda la razón del mundo para obligar a PMRN a cambiar de candidato. Guerrero es un estado grande, de pujanza de resonancia en el mundo y su desarrollo no debe quedar sujeto personas con criterios tan complicados.

Por ejemplo no puede ser posible que en alguna época esa entidad tuvo gobernantes de la talla de José Francisco Ruiz Massieu o del licenciado René Juárez Cisneros, que, aunque llegaron por otro partido político, ahora pudiera tener como mandatario a alguien de la calaña de Salgado Macedonio, señalar que es retroceso, no es suficiente, tendría que ubicarse como un daño a la entidad, así que, las Consejeras y los Consejeros del INE deben tomar su decisión como órgano autónomo que son, en completa libertad y hasta podrán pensar que le harán un beneficio a los guerrerenses.

Que deban de enfrentar la ira de los regeneracionistas que traen armado el circo para cumplir el capricho de José F. Salgado Macedonio, sería un lío más del cual saldrán avantes, en el entendido de que, cuentan con el respaldo de los ciudadanos mexicanos que hacen la democracia y que participan en las elecciones por la motivación generada a partir de la Legislación electoral que aplica el INE.

Esto, debido a que, desde hace mucho tiempo los partidos políticos dejaron de ser el motivo para acudir a las urnas y, aunque de alguna manera salvan las elecciones los candidatos, la verdad es que, cuándo se trata de aquellos irrumpen en el escenario de la política para hacer su voluntad, burlarse y amenazar a las autoridades serán rechazados por los ciudadanos que tienen credencial para votar con fotografía, al preferir el abstencionismo antes que caer en juegos sucios y mal intencionados.

E probable que el INE no necesite quien lo defienda, porque su calidad y el alcance que ha tenido para consolidar la democracia mexicana, sin embargo, los ciudadanos deben de saber que el modelo de organización electoral que tiene México, es la envidia de infinidad de países y todo porque son los ciudadanos quienes en un acto de gran civilidad son quienes recibe, custodian y cuentan los votos, situación que les permite generar resultados la generalidad de los mexicanos da por buenos, los aprueba y deja fuera de foco cualquier inconformidad o duda sobre el desarrollo de las elecciones.

Los otros.

Además del Contador Óscar Almaraz Smer, del ingeniero Enrique Cárdenas del Avellano y de Luis Gerardo Illoldi Reyes, de los partidos PAN, PRI y Verde Ecologista de México que está en coalición con Regeneración Nacional y el Partido del Trabajo, también deben andar en campaña proselitista Ana Cristina Vargas Saldaña del Partido Movimiento Ciudadano, Baudel Ávalos Saldierna del PRD y Ana Leticia Cortez Ocaña del Partido Encuentro Solidario.

Lo mismo que, Martha Patricia Castro Hernández del Partido Fuerza por México y el profesor Enrique Meléndez Pérez del Partido Redes Sociales Progresistas, por tanto, se trata de ocho personas que disputarán los sufragios de los habitantes que conforman el Distrito Federal Electoral número cinco y al que corresponden los municipios de Güémez, Hidalgo, Mainero, Padilla, San Carlos, San Nicolás, Ciudad Victoria y Villagrán.

Si todavía no se siente la presencia de todos los candidatos a la Diputación federal que hace casi tres años ganó Mario Ramos Tamez, quien era del Partido Movimiento Ciudadano porque estuvo en coalición con el PAN, los habitantes de estos ocho municipios tienen el derecho a reclamar a quienes pretenden representarlos, que vayan a sus lugares para que den a conocer sus propuestas, ya que, solo de es forma se evitará que la elección de quien representará al quinto distrito se de entre tres de los candidatos.

Ellos son, Almaraz Smer, Cárdenas del Avellano e Illoldi Reyes, sobre todo porque uno o dos más tienen potencia, como el caso del maestro Meléndez Pérez, que ya ganó una vez una candidatura de Diputado Federal, la de Mante, obvio, en condiciones muy diferentes, porque allá le hicieron la campaña y le ayudaron para que la gente acudiera a votar por él a pesar de que fue considerado como candidato golondrino.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button