Editoriales

Gaceta

Por: Raúl Terrazas Barraza

*Fuerza por México, partido incómodo

Con eso de que son nuevos, a los responsables de los partidos políticos que aparecieron en la escena del proceso electoral en este año, no les quita la obligación de cumplir con los tiempos y las formas, por eso, aunque la orden de dejar entrar a la competencia le haya llegado al IETAM desde la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, tienen que andar con cuidado, porque sus quejas ante instancias superiores pueden quedar desfasadas.

Esto quiere decir que de aquí en adelante, los del Partido Fuerza por México cuya dirigente en la entidad es Yadira Cepeda Sosa,  deberán cumplir en tiempo y forma, máxime sí, como el interés no es tanto por los votos que puedan obtener, sino por los recursos a los que tienen acceso por el hecho de entrarle a la postulación de candidatas y candidatos.

El Partido Fuerza por México, es de los integrados a nivel nacional en este proceso, luego de que, al aprobarse los documentos del Partido Encuentro Solidario y fracasar el intento de la señora Margarita Zavala de Calderón para hacer su partido México Libre, se creyó que ya no habría pero, sí la hicieron este que dirige Cepeda Sosa y el que tiene a su cargo el exdirigente del magisterio de la entidad, Enrique Meléndez Pérez, llamado Redes Sociales Progresistas.

Este último es mejor conocido como el nuevo partido de la profesora Elba Gordillo Morales, la lideresa de los trabajadores de la educación que fue excarcelada por el régimen lópezobradorista y puesta en circulación política para que rescate poco a poco sus bienes económicos, sindicales y desde luego políticos, obvio, como ya no tenía su Partido Nueva Alianza, porque aquellos que se quedaron con el no pudieron mantenerlo en operación porque no alcanzaron el tres por ciento de la votación que precisan las Leyes Electorales mexicanas.

Apenas la semana anterior, el IETAM registró la plataforma electoral del neopartido y con ello, queda abierta la posibilidad de postular candidatos a las Diputaciones Federales de la entidad que son nueve, las y los 22 que contenderán por las Diputaciones Locales y los 43 que irán por las presidencias municipales, así como, la integración de las planillas que corresponden a los Cabildos.

Cepeda Sosa y el secretario general del Partido Fuerza por México, Hugo Mario Torteya Chimely, le batallarán para encontrar candidatas y candidatos, entre otras cosas, porque aquellos que no tienen ni moral, principio y mucho menos ideología política, ya se vendieron al mejor postor.

Sin embargo, nunca falta un roto para un descosido, aunque por el momento en que va el proceso electoral, tienen que saltarse el proceso interno y prestar el membrete a quienes quieran, con tal de registrar prospectos, en el entendido de que, la obligación de cualquiera que acepte registrarse, será sacar votos suficientes para superar el tres por ciento de los sufragios totales, de lo contrario, quedarán fuera de la competencia para las elecciones locales siguientes, es decir, las del 2022 con las cuales se cambiará al Gobernador de la entidad.

La fecha límite para entregar las Plataformas Electorales de los partidos políticos fue en diciembre, por eso, el IETAM ya no lo quiso hacer, dado que los encargados del Partido Fuerza por México no aparecieron a tiempo, sin embargo, los dirigentes se inconformaron y metieron pleito a través de las instancias, por ello, el asunto fue a dar al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, mismo que resolvió en la Sala Regional que corresponde a Tamaulipas y que fue de dónde llegó la comunicación al IETAM para que les diera chance a los que no tuvieron chance de entregar la referida Plataforma Electoral.

Desde luego, los derechos en la participación del proceso no fueron limitados al neopartido, porque las personas que trabajan en él participaron en las sesiones de las autoridades electorales y están al día en el desarrollo del proceso electoral, por ello, como el resto de los partidos políticos, del 27 al 31 de marzo, podrán registrar a sus candidatos a los cargos de elección que se pelean en las urnas el seis de junio venidero.

El asunto es que, si la Sala Regional del Tribunal Electoral Federal no hubiese fallado a favor del reclamo de los dirigentes de Fuerza por México, aunque estuviesen activos en el desarrollo del proceso, al no contar con la plataforma electoral autorizada, se hubiese negado el registro de las personas que postulara para competir con los otros nueve partidos políticos que tuvieron la aprobación del IETAM para intervenir en las votaciones.

Solo hay que esperar cordialidad entre fuercistas y funcionarios del IETAM, porque los de ese partido les deben una y debe llevarse en paz la fiesta, en el entendido de que Fuerza por México, es el partido incómodo local.

Los otros

Por el mismo rumbo de los partidos, en Regeneración Nacional se estancó en la designación de los candidatos a los cargos que se disputan en el proceso que corre.

Al menos, así es visualizado por la generalidad de quienes esperan una conclusión sobre la base de las supuestas encuestas que realiza el comité nacional a cargo de Mario Delgado Carrillo.

Obvio dicho por regeneracionistas como Armando Zertuche Zuani, quien pidió licencia como Diputado Federal para ser candidato a la presidencia municipal de Reynosa, el asunto es desesperante, porque mientras más tardan en resolver más se hace bolas el engrudo y por donde quiera aparecen tiradores a los cargos públicos.

Es probable que los regeneracionistas de Tamaulipas, todavía crean que a la dirigencia nacional, al Senador Ricardo Monreal Ávila y a quienes toman decisiones en Palacio Nacional, les importa el caso de los que quieren ser candidatos en los distritos y municipios de la entidad, pero, la realidad de las cosas es que, sin dirigencia estatal las cosas son demasiado complicadas.

No se puede creer que los prospectos a las candidaturas del Partido Movimiento de Regeneración Nacional, no se preocuparan desde el inicio del proceso para cambiar el comité estatal que tiene a su cargo el profesor Enrique Torres Mendoza y quién debería estar al frente de las nominaciones de candidatos, así como hacen sus colegas de los otros partidos.

Ni modo que no se vea a Luis Cantú Galván del PAN, Edgardo Melhem Salinas del PRI, Ricardo Gaviño Cárdenas y al exdiputado Arsenio Ortega Lozano que levantan y levantan manos de los designados por sus organizaciones para ir por las candidaturas y tener luz verde para registrarse, mientras que, en el partido del gobierno Federal todo se encuentra estático en espera de que el Delegado Lucio Palacios Cordero, en espera de una luz que le ilumine desde la oficina de Mario Delgado Carrillo, su jefe, como debe nombrar a los candidatos y a quienes, dado que, al parecer ni acceso tiene a las encuestas afamadas y fantasmales encuestas de esa organización.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button