Editoriales

Gaceta

Por: Raúl Terrazas Barraza

*Fortalecimiento del proceso electoral

Cuando quedó firmado el convenio general de Apoyo y Colaboración para el Desarrollo del Proceso Electoral Concurrente que se lleva a cabo en la entidad, entre el Instituto Nacional Electoral a través de la Junta Local Ejecutiva, el IETAM y el Gobierno del Estado, se amplió la capacidad de maniobra para los preparativos de las elecciones, ya que, considera el uso de edificios y lugares públicos para actividades relacionadas con el proceso y el otorgamiento de mamparas y bastidores para que partidos y candidatos coloquen su propaganda.

También se genera la estrategia para la realización de talleres de capacitación para servidores públicos estales en materia de propaganda gubernamental y principios de imparcialidad en el uso de recursos públicos y equidad en la contienda.

Dicho en otras palabras esto toma más forma y es un convenio concurrente, porque además de la elección local de presidentes municipales y diputados locales, se elegirán los nueve diputados federales que Tamaulipas aporta para la conformación de la Cámara Baja del Congreso de la Unión en la que hay 300 legisladores de mayoría y 200 de representación proporcional.

Por la situación de la pandemia de COVID-19 que tiene en alerta a las autoridades de salud de la entidad y del país, en el convenio que firmaron la titular de la Junta Local Ejecutiva del INE, Mtra Olga Alicia Castro Ramírez, el presidente del IETAM, Consejero Juan José Ramos Charré, quedaron señaladas las medidas sanitarias en la organización de las votaciones tamaulipecas, para que, como sucedió en las entidades que tuvieron elecciones locales en este año, Hidalgo y Coahuila, los electores pudieran acudir a las casillas con la seguridad de que habría las medidas señaladas por salud y para la salud.

El porque deben de firmarse este tipo de convenios, muy sencillo, están contenidos en la Legislación Electoral y son básicos para que no haya cabos sueltos y que, los partidos políticos y sus candidatos puedan tener la seguridad de que un proceso concurrente requiere de que se alineen muchos conceptos entre los que destacan de igual forma, la promoción de la participación ciudadana para el ejercicio del voto, la promoción de más convenios para el buen desarrollo del proceso y la recuperación de recursos provenientes de multas aplicadas a quienes incumplen con lo previsto en la normatividad en calidad de actores en el proceso.

Todos los días deben de existir acciones que fortalezcan el proceso y permitan su desarrollo sin obstáculos, porque se trata de establecer piso parejo para partidos y candidatos, de que las condiciones sean iguales y de que, todos los elementos necesarios puedan tenerse a tiempo, porque las votaciones tienen fecha y horario en el calendario electoral.

Con el convenio firmado en estos días se da pie al uso de edificios públicos para las elecciones, en especial las Escuelas, que son lugares neutrales en los que han funcionado a la perfección las mesas de votación, pero, debe de estar convenido para que las autoridades educativas del estado, den la autorización de acuerdo a las necesidades que en cada sección tiene el INE.

Es en las Escuelas donde, con mayor facilidad pueden establecerse las casillas tanto básicas como las contiguas, extraordinarias o especiales, aunque estás últimas operan en edificios públicos como Centrales Camioneras, para que, quienes no están en sus lugares de origen, puedan votar en otros municipios.

Pronto habrá más convenios, entre ellos el de Notarios Públicos, para que algunos de ellos abran sus despachos el día de la elección para que den fe de eventos que los actores del proceso electoral consideren necesario o también con aquellos que se realizan con las autoridades de seguridad pública para cubrir con vigilancia las elecciones.

Los otros.

Además de buen acuerdo, el que se dio entre directivos del Ayuntamiento de Ciudad Victoria y el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Municipio, representados por la alcaldesa María del Pilar Gómez Leal y la secretaria General Laura Infante Quintanilla, corrió la versión de que la reunión en la que se firmó el contrato colectivo de trabajo fue agradable, muy agradable, porque ya nadie se acordó de la situación de tensión que siempre se vivió con las autoridades anteriores del Ayuntamiento.

Los elementos contenidos en el convenio permitirá una mejoría en las percepciones de más de mil 300 trabajadores sindicalizados y lo fundamental es que genera tranquilidad laboral para las personas y mejora la armonía entre quienes son responsables del funcionamiento de la presidencia Municipal, de acuerdo a la observación que hizo el presidente del Tribunal de Conciliación y Arbitraje para los Trabajadores del Estado y los municipios, Oscar Godoy Espinoza.

De la parte sindical solo hubo agradecimientos a la presidenta municipal, porque respeta la autonomía de su organización y más importante les ha escuchado, por ello los términos en que se ratificó el contrato colectivo de trabajo fue aceptado y aderezado con el compromiso de poner todo aquello que esté de parte de los trabajadores para sacar adelante las acciones que benefician a la capital de Tamaulipas.

La presidenta municipal, comentó en la reunión que la seguridad laboral de los trabajadores es uno de sus grandes propósitos y que sumará la fuerza de los trabajadores para dar todo a favor de Ciudad Victoria, por ello en la política del municipio está mejorar la seguridad social para los empleados del Ayuntamiento.

Una reunión llena de cordialidad solo pudo concebirse con un buen tono en las negociaciones ya que ambas partes coinciden en caminar juntos, en la misma dirección para cambiar además de la fisionomía de la ciudad, la percepción que los ciudadanos tienen de las autoridades y empleados del municipio.

Incluso, hay la creencia de que, los habitantes reacciones en positivo para mejorar el cumplimiento de sus obligaciones y derechos con la autoridad y hasta colaborar en las tareas de mejoramiento del entorno, porque de esa forma mejorará la calidad de vida de toda la población y Ciudad Victoria, será de nuevo la capital del buen vivir.

Más espantados ante la posibilidad de que haya Ley Seca por el resto del año andan los ciudadanos de la entidad, cuando la preocupación debiera ser por el registro de más casos de COVID-19 y que, por la apuesta errónea de que la vacuna resolverá el asunto de los contagios, se han distendido las medidas preventivas.

A nivel nacional apareció una nuncio en el sentido de que, por 10 días las personas debe de permanecer de nuevo en sus casas y en Tamaulipas se habla con insistencia de la urgencia de evitar las reuniones para pachangas y festejos propios de esta temporada de fin de año.

Por ello en redes sociales circulan versiones muy drásticas en el sentido de evitar las reuniones y pachangas, porque está en juego la vida de las personas que acuden a los eventos.

Por cierto, este miércoles se reúnen en Ciudad Victoria los Gobernadores de la Alianza Federalista y uno de los temas a tratará será el de las vacunas, sea distribución, adquisición y prioridades para ello. Los preparativos están al cien.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button