Editoriales

Gaceta

Por: Raúl Terrazas Barraza

Universidad, su sindicato y el acuerdo

Cuando comenzaron las mesas de negociación entre representantes sindicales y autoridades de la Universidad Autónoma de Tamaulipas para definir la cuantía del aumento salarial que, en la revisión del contrato colectivo, se otorgaría, nada pareció difícil, porque los trabajadores confiaron a cabalidad en el Rector, Guillermo Mendoza Cavazos.

La razón es muy sencilla, nadie mejor que él sabe hasta dónde se puede estirar el presupuesto para beneficiar los trabajadores sindicalizados, en el entendido de que, ni antes durante o después de las mesas de trabajo tuvieron la idea de fijar una posición de drasticidad para que el porcentaje fuera mayor.

Los tiempos que se viven al interior de la UAT son de mucho diálogo y colaboración para que, frente a los desafíos sociales de entregar cada vez profesionistas competitivos, las complicaciones por pandemias como la de COVID-19 y la disposición menor de recursos presupuestales, los acuerdos positivos permitan el funcionamiento y operatividad de la Máxima Casa de Estudios.

Sensibilidad y compromisos fueron la gran aportación de la parte sindical que lidera Oscar Valdez Ávila, para concretar el aumento salarial que será retroactivo para todos los trabajadores, al mes de enero pasado, por ello, hizo ver que la respuesta de las autoridades rectorales cumple con la determinación otorgar beneficios a los agremiados del Sindicato y con ello avanzan paso a paso firmes y en unidad para fortalecerse como agrupación y en la obtención de beneficios económicos que impidan el rezago salarial.

Por su lado el Rector Mendoza Cavazos, dijo que la UAT y sus trabajadores son una familia en franca colaboración para que, frente a las condiciones económicas adversas, las necesidades salariales de los trabajadores no comprometan la viabilidad financiera de la Universidad, de ahí los acuerdos positivos y de entendimiento logrado por las partes negociadoras en las mesas de trabajo que funcionaron desde hace varias semanas.

La firma del del acuerdo salarial se llevó a cabo en las instalaciones de la Universidad y estuvieron con el Rector funcionarios de su administración y por la dirigencia sindical, el comité ejecutivo estatal y los representantes de los campus de la entidad, acción que permitió corroborar la unidad de la comunidad uateña.

La firma del nuevo contrato colectivo de trabajo fue sancionada por el presidente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de la Secretaría del Trabajo del Estado, Ricardo Rivas Hernández y por el secretario General de la Universidad, arquitecto Eduardo Arvizu Sánchez y los Secretarios de Finanzas y de Administración, Franklin Huerta Castro y Rafael Pichardo Torres de forma respectiva.

En su calidad de Secretario de Finanzas de la UAT que fue durante varios años, el Rector estuvo en las negociaciones con la parte sindical y desde el primer año, que lo hizo, se estableció una relación laboral y administrativa que sea fortalecido conforme pasa el tiempo, sin dejar de lado la afirmación de que los trabajadores mostraron su adhesión al contador Mendoza Cavazos aún antes de que se concretara su candidatura para la Rectoría.

Los otros

Tanto cala la derrota que sufrió el titular del Poder Ejecutivo Federal al no aprobarse su reforma eléctrica, que la gente de su partido, el Movimiento de Regeneración Nacional, en su afán de congraciarse con Don Andrés López Obrador arreciaron su campaña de descalificación contra los diputados de la oposición que echaron a perder el numerito que pretendieron ese domingo 17 de este mes en que ya iniciada la sesión de la Cámara todavía pretendieron manipular las cosas para lograr que algunos del Partido Movimiento Ciudadano se volteara a su favor debido a las presiones.

La prueba de este ardor en la Federación la trajo a esta entidad el Secretario de Comunicaciones del comité nacional de Regeneración Diego Hernández, quien aprovechó una reunión del candidato Américo Villarreal Anaya con periodistas loca para decir como le harán a fin de quemar a los Diputados que impidieron la citada reforma eléctrica.

Se trata como lo explicó en la prensa nacional la Secretaria General de ese partido, Citlalli Hernández, de exhibir a los panistas, priístas y emeceístas a quienes llaman traidores y enemigos de México, solo porque frenar las intenciones del presidente de la República.

Seguro que en Tamaulipas no lograrán nada de eso, porque los ciudadanos están de acuerdo con la actuación que tuvieron los legisladores, dado que esta entidad es de las principales generadoras de energía limpias.

Cuando el de comunicación de regeneración intervino en la rueda de prensa, dio la sensación de que el tema no fue de aceptación ni siquiera para quienes estaban en la mesa de enfrente, porque estaban en sus teléfonos y dejaron que Diego Hernández hablara y hablara.

En cosas agradables de esta semana, la Junta local del INE que tiene a su cargo Sergio Ruiz Castellot, entregó el padrón electoral y el listado nominal que será usado en las elecciones del cinco de junio en las más de cuatro mil 400 casillas que funcionarán de las ocho de la mañana a las seis de la tarde.

Uno la entrega de acuerdo con los protocolos establecidos entre las dos autoridades electorales, la Federal y la estatal que tiene a su cargo el Consejero Juan José Ramos Charré y los representantes de los partidos políticos, porque sus organizaciones fueron las que validaron el documento antes de que fuera cerrado y preparado para dejar el listado definitivo que se usará en las casillas.

Se trata de los datos impresos en cuadernillos de dos millones 737 mil 311 tamaulipecas y tamaulipecos mayores de 18 años que podrán votar para elegir al nuevo Gobernador de la entidad, quien entrará en funciones en el ya muy cercano mes de octubre.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también
Close
Back to top button