Editoriales

Gaceta

Por: Raúl Terrazas Barraza

Tribunal abierto y electrónico

Desde la semana pasada entró en vigor el acuerdo del Consejo de la Judicatura del Estado para restablecer la impartición de justicia de manera ordinaria, aunque también se mantiene el trabajo de forma digital porque la pandemia de COVID-19 no ha terminado.

En las instancias del Poder Judicial de la entidad que maneja el Magistrado Horacio Ortiz Renán, la presentación de demandas, contestaciones y promociones diversas, el seguimiento a los procedimientos la partes que intervienen pueden llevarlo vía el llamado Tribunal Electrónico, incluidos los escritos petitorios a través de los buzones judiciales, para ello deberá sujetarse al procedimiento establecido en las páginas de la institución.

Para que esta forma de dar seguimiento a los casos judiciales, el acuerdo del Consejo de la Judicatura fue publicado en el Periódico Oficial del Estado del pasado 31 de marzo y en el se detalla como deben los abogados trabajar en caso de que prefieran mantener sus promociones por la vía electrónica, aunque, de conformidad con las decisiones de las autoridades sanitarios, las oficinas del Poder Judicial operan ya de forma normal

En el caso de la presencia física, las personas que acudan a las Oficialías de Partes y ante los Órganos Jurisdiccionales, incluso para depositar documentos a los buzones deberán llevar colocado siempre el cubrebocas, respetar la sana distancia y acceder un solo usuario, en el entendido que el siguiente entrará cuando salga el que ya está allí.

Se supone que el titular del Poder Judicial, Ortiz Renán, ya tiene un diagnóstico de aquello que sucedió con el cierre de las oficinas de la institución durante los dos años que debieron de tomarse medidas rigurosas para tratar de controlar la pandemia de COVID-19 cuya amenaza de contagio y de enfermar siempre generó temor, en ese diagnóstico deberá de anotarse con precisión si la justicia en Tamaulipas se estancó o avanzó para bien de quienes tuvieron casos en manos de los Jueces y Magistrados.

Se habla además de que, los abogados que litigan los casos en Juzgados, Salas de Magistrados y en todas las instancias del Poder Judicial, tuvieron bajas de asuntos porque los implicados debieron de hacer un alto en sus demandas por asuntos de pandemia y de carácter económico, aunque, no existe un dato que haga ver la cantidad de casos que se dejaron de trabajar en los juzgados, pese a que, algunos abogados consideran que mantuvieron vivos los casos a pesar de las restricciones de la pandemia de CONVID-19.

Los otros.

Resulta muy extraño que, en la Secretaría de Obras Públicas, en la cual chamba, aquello que se dice chamba no es atosigante y de cualquier manera se presentan fallos en documentos de gabinete que por su carácter público no debieran de tener errores.

Uno de ellos es el manual de organización que una vez publicado en el Periódico oficial del Estado, fue estudiado y analizado encontraron fallas, como es el caso de la figura jurídica denominada padrón de directores responsables de obra del Estado, en las atribuciones de la Dirección Jurídica, Transparencia y Acceso a la Información, así cómo, del Departamento de Administración de Concurso, es inexistente en el Reglamento Interior de la Secretaría de Obras Públicas, por ello, se dieron a la tarea de generar la fe de erratas indispensable.

Total, al párrafo de la página 33 del periódico oficial del Estado del seis de enero de esta año, se le quitó la frase, y el padrón de directores de obra del Estado, lo mismo que en la página 39 , para quedar de forma literal, ¨atender el padrón de contratistas de obras publicas y servicios relacionados con las mismas del Estado de Tamaulipas, recabando la información que establece la Ley de Obras Públicas y servicios relacionados con las mismas Estatal y Federal, con el objeto de mantenerlos actualizados¨.

Desde luego, como las culpas no caen al suelo, la responsabilidad de corregir el error en el Manual de Organización de la Secretaría de Obras Púbicas fue el propio Director Jurídico, Transparencia y Acceso a la Información, licenciado Armando Cantú Cuéllar, en el entendido de que, las repercusiones no alcanzaron a nadie, eso sí, quedará para la historia que deba de existir fe de erratas en un periodo de tiempo en el cual, la obra pública no es una gran carga para la administración estatal, desde el momento que fue poca en todos los municipios de la entidad.

El candidato de la coalición Va por Tamaulipas, ingeniero César Verástegui Ostos, estuvo este fin de semana en Tampico y Altamira con grupos que comprometieron el voto para el cinco de junio y estará en la capital de Tamaulipas esto domingo, mientras que su contrincante de la otra coalición, la de Juntos Haremos Historia, doctor Américo Villarreal Anaya fue a Reynosa y Río Bravo, para comprometer tareas de la que puede ser su administración a favor de la ciudadanía, porque estará conformada con tamaulipecas y tamaulipecos capaces y honestos.

En el caso de sus planes para mejorar la seguridad, hizo ver que será con una gran estrategia basada en la legislación y porque los abrazos en esta entidad se dejarán para la familia y los amigos. También fue a Matamoros, donde ofreció más dinamismo para la economía de la frontera, basado en más empleos y mejor remunerados para los trabajadores.

En tanto, el candidato del Partido Movimiento Ciudadano, Arturo Diez Gutiérrez Navarro, desde algún lugar de Tamaulipas, debió de llevar a cabo la promoción del sufragio a su favor, el asunto es que, los escenarios en los que se para no corresponden al tamaño de los eventos requeridos para alcanzar el triunfo del que habla en sus discursos.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también
Close
Back to top button