Editoriales

PRESENCIA

POR: ANA LUISA GARCÍA G.

            < La preponderancia de los colores en el Congreso

            < 5 expriistas buscan candidatura por Morena

            < Los retos de JR en la arena política

            1.-Aunque todavía no hay nada definitivo en lo que se refiere a la integración de las bancadas de los diferentes partidos políticos que conformarán la próxima Legislatura Tamaulipeca, lo que está muy claro, es que ninguna de las fracciones parlamentarias tendrá mayoría calificada, que Morena con su aliado el PT  quizá esté logrando 21 de las curules, mientras que en una propositiva alianza del PAN-PRI y MC estarían integrando un bloque de 15 legisladores (12 de la corriente azul, 2 del Tricolor y 1 de Movimiento Ciudadano) que harían un total de 36.

            Esta es una distribución bastante cercana a la realidad, pero mientras exista tiempo para manifestar inconformidades podrán surgir nuevas gestiones, aunque ahora el Tribunal Electoral de Tamaulipas ha desalojado los 85 recursos interpuestos por diferentes partidos.

            Lo que está muy claro, es que no habrá una avasalladora fuerza morenista, pero si tendrá mayoría simple para sacar adelante los temas que son de su interés, pero quedan fuera de su alcance la aprobación de presupuestos, los cuales tendrán que ser consensados con los otros partido, en las mismas circunstancias están las reformas Constitucionales y los nombramientos que la Carta Magna de Tamaulipas indica.

            A diferencia de la Cámara de Diputados donde Morena ha podido agenciarse el voto de otros partidos, en el caso de Tamaulipas los votos del tricolor y de MC no lo sacarían de apuro y los 12 del PAN son impensables.

            En esa circunstancias el Legislativo no deja de ser un poder independiente del actual gobierno panista, y de los resultados electorales que se obtengan en 2022, dependerá si coexistirá esta circunstancia o no, es decir si el PAN logra conservar la gubernatura o bien, ésta quede en manos de Morena.

            Mientras las dos corrientes políticas más fuertes se disputan este control, la dirigencia estatal del PT cruza los dedos para que en el último conteo del IETAM las siglas roji-amarillas obtengan poco más del 3 % de la votación y estar en condiciones de lograr una curul plurinominal más, que vendrían a integrar una mini bancada de tres y recobrar su registro estatal, con lo cual no han contado desde hace un lustro y con ello obtendrían las prerrogativas de las que carecen actualmente.

            El primer forcejeo que se dará entre las dos principales corrientes políticas dentro del Congreso del Estado, será en la designación de comisiones, donde es previsible que el partido guinda va por el agandalle de las más importantes, como lo estamos viendo ahora en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, donde incluso este miércoles peleaban los dos puestos más importantes, la Presidencia de la Legislatura y la Presidencia de la Junta de Coordinación Política.

            En fin estaremos pendientes del desarrollo del arranque de los trabajos de la LXV Legislatura Tamaulipeca.

            2.- Por lo que respecta a los prospectos a candidatos a gobernador de esta entidad, siguen siendo los más proactivos los de Morena, una generación de políticos que en su mayoría son de extracción priista, es el caso de “El Guasón” Héctor Martín Garza González; ni que decir de Erasmo González Robledo, del cual ya manejamos en colaboración anterior su currículum todo desarrollado bajo la sombra tricolor.

            En las mismas está el tampiqueño Rodolfo González Valderrama; y aunque el senador Américo Villarreal nunca participó en la búsqueda de un puesto de elección popular por el Revolucionario Institucional, ser hijo de un gobernador priista le pone de alguna manera un sello, es más, su principal fortaleza está precisamente en el nombre de su señor padre.

            Incluso el aspirante externo, Felipe Garza Narváez carga bajo el brazo un robusto currículum forjado en las instituciones de ese mismo partido. La excepción es el Delegado de Programas Federales para el Desarrollo, José Ramón Gómez Leal, y quizá en el mismo sentido pueda incluirse a Alejandro Rojas Díaz Durán.

            No se trata de buscar lo bueno o lo malo de quienes provienen de las filas de un partido que escribió una larga historia en este país. Hacemos esta referencia porque alguien, en un espacio periodístico formuló señalamientos muy precisos contra “El Guasón”, a manera de descalificación por sus raíces priistas, pero la realidad es que la mayoría de los aspirantes morenistas tienen el sello tricolor.

            3.- Ya entrados en materia de prospectos morenistas, tenemos el perfil de JR Gómez Leal, quien tiene desempeños en el servicios público y en puestos de elección popular (regidor y diputado local en la LXI Legislatura), pero lo más importante que se observa en su trayectoria, es que es un hombre que ha vencido obstáculos, que cuando se propone algo no desiste hasta alcanzarlo eso se observa en su historial político, hay un capítulo interesante que describe que es hombre de retos.

            En 2013 JR protagonizó una historia que en su momento fue multicitada en los espacios mediáticos, resulta que Gómez Leal logró que el Partido Acción Nacional le asignara la candidatura a alcalde de Reynosa, pero sorpresivamente se la retiraron para entregarla al Chuma, Jesús María Moreno Ibarra, quien por cierto perdió la elección frente a José Elías Leal de la alianza PRI-PVEM-Nueva Alianza.

            Después de esa experiencia José Ramón reúne las firmas necesarias para convertirse en candidato independiente a la alcaldía y compite en las urnas en 2016, todo un desafío porque coincide con las elección de gobernador donde triunfa por primera vez el PAN con Francisco García Cabeza de Vaca, y en esa ola fuerte que se conoció como los “Vientos de cambio” era muy difícil ganar, sin embargo logró poco más de 60 mil votos, y la triunfadora por Acción Nacional, Maki Ortiz obtuvo 80 mil.

            La cosa no quedó ahí, en la siguiente elección (2018) Gómez Leal volvió a competir, ahora con la siglas de Morena y nuevamente contra Maki, que buscó la reelección, ahí con todo el poder económico del Ayuntamiento y la operación política, la suerte estaba echada a favor de la doctora, pero JR no desistió y logró 100 mil votos, mientras que la doctora y actual alcaldesa se reeligió con 150 mil sufragios, casi el doble que en la anterior elección.

            En esta elección hay varios aspectos importantes que observa, primeramente no se atemorizó frente al aparato oficial municipal que como sabemos en estos casos opera “con todo”; segundo, tuvo un crecimiento notable, ya que logró más de 100 mil votos, 40 mil más que la anterior elección y se lanzó con sus propios recursos, los que ha cultivado de manera personal y con las redes, porque déjeme decirle que en esa época sostuvo acercamientos con diferentes sectores activos de Reynosa desde su faceta empresarial.

            En esta votación lo importante fue la promoción que José Ramón realizó a favor de Morena en la elección presidencial, de esta manera se dio a conocer con el hoy Presidente Andrés Manuel López Obrador, eso explica porque le  asignó la responsabilidad de su principal programa de acciones en el estado de Tamaulipas, la política social que es el corazón de la Cuarta Transformación.

            Algo vio AMLO en José Ramón Gómez Leal para confiarle un programa de tanta responsabilidad e importante para su proyecto de aterrizar la 4ª T en Tamaulipas.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button