Sin categoría

Gaceta


Por: Raúl Terrazas Barraza

*Coalición de centro-derecha hasta el 2022

Por aquello de las prisas que tienen los precandidatos a la gubernatura de la entidad, los tiempos naturales se respetarán pese a la urgencia que los protagonistas de la lucha interna del Partido Movimiento de Regeneración Nacional, PMRN, tienen por conocer quien será el adversario a vencer.

Ello queda claro tras la afirmación del Secretario de Organización del Comité Nacional del PRI, Ricardo Aguilar Castillo, quien vino a Tamaulipas a dejar como delegado al nuevoleonés, Felipe González Alanís, quien se encargará de trabajar con las dirigencias estatal y municipales de ese partido la estrategia que los llevará a competir en las elecciones locales del año que viene y que servirán para cambiar al titular del Poder Ejecutivo.

El Secretario de Organización hizo ver que la coalición con el PAN y el PRD, todavía no se define y que, será hasta el año que viene, es decir, en enero, porque son los tiempos marcados en el proceso para que los partidos puedan registrar ante la autoridad electoral su decisión de aliarse para presentar candidato común.

En forma práctica precisa que el acuerdo al que llegue la dirigencia nacional se dará en función del escenario que haya para fin de año, tiempo prudente para revisar probabilidades y establecer inferencias para que las cuentas puedan salir mejor a la hora de las votaciones.

Cierto es que el PRI, es desde el 2016 un partido perdedor, que ha venido a menos en los proceso y prueba de ello es que, en la Legislatura local que viene solo habrá dos Diputados locales y en la Cámara de Diputados Federal el número de posiciones en la bancada se redujo, a consecuencia de que los ciudadanos dejaron de tener confianza en los proyectos tricolores, por tanto, no está en condición de ponerse exigente para coaligarse con otras fuerzas políticas mantener la titularidad del Poder Ejecutivo e impedir que llegue la nueva izquierda al Palacio del 15 Juárez en el centro de esta ciudad capital.

Aunque la coalición se de el año que viene como lo afirmó Aguilar Castillo para una candidatura común se de el mes de enero, la realidad es que, Va por México sí funcionará en esta entidad para la gubernatura, porque las dirigencias nacionales de los partidos le siguieron de frente con la alianza, situación que se confirmó el pasado fin de semana, cuándo perredistas, priístas y panistas estuvieron para echar a andar el trabajo conjunto en la Legislatura Federal que comienza este primero de septiembre.

De acuerdo a la percepción de los analistas políticos estatales, al PRI le hace bien adoptar el esquema de participación que tuvieron en las elecciones de mandatarios estatales del pasado seis de junio, incluso, señalan que, aquí podría darse el caso en que, un candidato del PAN no sería el adecuado debido al comportamiento que tuvo el electorado en estas votaciones, de manera que, podrían echar mano de prospectos que provengan del PRD o del PRI y al final de cuentas llegar a un acuerdo para la construcción de una administración aliancista.

El dirigente estatal del PRI, Diputado local electo, Edgardo Melhem Salinas, sabe a la perfección cual es la situación político electoral de la entidad y el alcance que tiene su partido en las urnas, por ello, cuándo se trató el tema de la coalición para el 2022, solo miró con atención a Aguilar Castillo cuando dijo que se medirán los elementos que intervienen para jugársela con el PAN y con el PRD.

Los otros.

En aquellos municipios en los cuales los alcaldes repetirán en los cargos porque ganaron la reelección en las urnas, se habla un lenguaje diferente al que existe en la mayoría de los Ayuntamientos, obvio, por la continuidad de programas, acciones y hasta personas. En Matamoros y Tampico, por mencionar dos de ellos, los planes a futuro mediato y largo, dejan perplejos a los que se van, dado que, no encuentran la manera de terminar sin líos financieros sus administraciones.

Es más, hasta existe el riesgo de que los Informes de las administraciones municipales, se conviertan en eventos de mero trámite, que podrían llevarse a cabo en las salas de cabildo, para no invitar a nadie y que los Síndicos y Regidores avalen el documento que ya confeccionan los alcaldes, dado que en cuánto comience el mes de septiembre, se abren las fechas para que, de acuerdo al Código Municipal, los presidentes municipales cumplan con su obligación de dar a conocer a los ciudadanos el estado no que guardan las administración, sin el estado en que las dejan.

Paralelo a este reporte, los alcaldes y sus colaboradores, en especial quienes tiene a su cargo las Tesorerías deben de terminar los informes financieros que requiere la Auditoría Superior del Estado, para revisar la forma en que se usó el presupuesto de este año y, en el caso de quienes se van, quedar al pendiente de los resultados que emita esa instancia del Congreso del Estado para saber si sus estados financieros se aprueban o se quedan pendientes y deban de revisarse en forma meticulosa por los Legisladores que vienen.

En el caso de Ciudad Victoria, la alcaldesa María del Pilar Gómez Leal, hizo ver que las finanzas del Ayuntamiento están sanas, por tanto, las cuentas a entregar serán en ese mismo sentido, aunque, a los habitantes de la ciudad les duele en el alma que los servicios públicos hayan menguado debido a la finalización del gobierno que encabeza la abogada y exdiputada local.

————

Ver más

Artículos relacionados

Back to top button