Editoriales

Gaceta

Por: Raúl Terrazas Barraza

*Regeneración, cuentas mochas

Solo hay de dos cosas en asuntos postelectorales, triunfos y derrotas. En el primer caso los del partido del gobierno Federal andan en la celebrada de triunfos y más triunfos en todo el país, hablan de que les fue muy bien, porque lograron mucho de todo en las elecciones locales, sin embargo, no pueden decir lo mismo de resultados para el Congreso de la Unión, porque ahí los números se quedaron cortos.

Salieron además con cuentas mochas en la Ciudad de México, porque del absolutismo de hace muchos años en las Delegaciones al medianismo en las alcaldías de ahora, existe una gran diferencia. El Partido Acción Nacional dio cuenta del regenerarismo al despacharse con la cuchara grande, que incluye demarcaciones territoriales en las que despacharon próceres del actual gobierno como el Senador Ricardo Monreal Ávila, porque esa alcaldía ahora está en manos del PAN.

Eso de triunfos por aquí y triunfos por allá confirma la idea aquella expresada hace unas semanas por el extitular del Instituto Electoral, José Woldenberg Karakowsky, cuándo afirmó que en el país hay pluralidad, porque los ciudadanos se volvieron más observadores y en materia electoral se mueven conforme a los intereses que consideran mejor para las comunidades en las que viven.

En Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila, Chihuahua, Durango, Sonora, en el Norte y otros del Centro Norte , se advierte con facilidad esa pluralidad, basta solo ver los colores de que se pintaron en las elecciones del pasado domingo, aunque lo mejor es que, por tratarse de elecciones federales intermedias, el porcentaje de participación ciudadana es considerable, porque rebasó a la mitad del listado nominal, cuándo este tipo de elección daba para menos del 45 por ciento, de manera regular.

Obvio, salvaron la situación de votantes en las urnas, las 15 gubernaturas que se disputaron en las elecciones y en los cuales los triunfos que parecen ya definitivos, no se parecen en nada a las primeras expresiones de candidatas, candidatos y dirigentes de partidos políticos, ante el hecho de que, fueron más las que lograron los del Partido Movimiento de Regeneración Nacional que las que esperaban, aunque con la característica que son del Pacífico Mexicano, porque en el Norte, nada más no la hacen.

El mismo defensor de la democracia en el país, dijo que después de las elecciones los mexicanos podrán darse cuenta sien realidad se es capaz de fortalecer ese germinal proceso para el que augura dificultades, ya que, la concentración de poder es antagónica, puede complicar la convivencia en paz y ordenada de la diversidad política de los ciudadanos, porque hay evidencias de que el espacio público e institucional comienza a generar intranquilidad por la aspiración desde el poder al totalitarismo.

Por ahora, los ojos están puestos en la conformación de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, porque es la resonancia del poder y, dependerá de las alianzas que a partir del primero de septiembre se consoliden al interior de ese órgano colegiado, para que se pueda hablar de más de lo mismo de la actual Legislatura Federal, con la que viene para lo tres años que siguen de la administración Federal.

Ahora bien, situados en la cúpula el partido oficial, desde luego que los resultados son muy rabones respecto a los del 2018, porque, ni para cuándo los 30 millones de votos, esos de los que tanto presumen los lopezobradoristas y que, ante una reducción, quien no libra la vara para considerarse como un dirigente que supo hacer las cosas, es Mario Delgado Carrillo, presidente del comité nacional de Regeneración y al que, el potosino que se siente tamaulipeco, Alejandro Rojas Díaz, debe de dejar el cargo, porque no la hizo, en cuánto las expectativas que levantó cuando llegó al puesto para rescatar la estructura de ese partido.

Según los resultados del PREP para las elecciones de Diputados Federales, en los 300 Distritos, la coalición regeneracionista sacó unos 12 millones de votos, es decir, la tercera parte de los obtenidos en 2018, cuándo el candidato a la presidencia de la República, el actual titular del poder Ejecutivo Federal, Andrés López Obrador, les dio votos a quienes ni siquiera hicieron campañas y mucho menos sabían que serían Legisladores. El partido que dirige Mario Delgado Carrillo, solo obtuvo seis millones 347 mil votos, el PAN solo obtuvo tres millones 716 mil el Movimiento Ciudadano tres millones 292 mil y el PRI dos millones 839 mil, en tanto que la coalición entre PAN, PRI y PRD logró 12 millones 165 mil, apenas unos 160 mil votos menos que la coalición del PMRN.

Los resultados que obtuvieron en Tamaulipas se dejarán en el cajón de los casos atípicos, porque ganar una buena cantidad de espacios en el Congreso del Estado, es reflejo claro de una embestida para acalambrar al electorado y que dejara al PAN para que se canteara con ellos, en el entendido de que eso no ni ideológico ni de estructura política, más bien debe considerarse como resultado de presiones al electorado.

Los otros

En el Instituto Electoral de Tamaulipas este miércoles a las ocho de la mañana inicia la sesión en vivo y permanente de seguimiento a los cómputos del proceso electoral ordinario de este año. El programa incluye la declaratoria de la sesión permanente del Consejo General Electoral para estar al pendiente de las sesiones de cómputo en los 22 Distritos Locales Electorales y las 43 delos Consejos Municipales.

El último punto de los trabaos que tendrá a su cargo el Consejero Presidente, Juan José Ramos Charre, se refiere al informe de los resultados de los cómputos distritales y municipales, mismos que serán publicados en el exterior de las sedes de los órganos y el siguiente punto en el escenario del proceso electoral, será la entrega de las constancias de mayoría a los candidatos ganadores de las votaciones y, a partir de ese momento se convertirán en alcaldes y diputados electos.

Obvio, esas personas tendrán mucho que hacer de aquí al primero de octubre próximo en que rendirán protesta en sus cargos para comenzar a trabajar en los proyecto y programas que comprometieron con el electoral de sus Distritos y municipios. Por lo pronto, de entre quienes serán diputados, ya anda la rebatinga para ver quien se queda con la silla que ocupa el perdedor panista Gerardo Peña Flores en la Junta de Conciliación Política del Congreso del Estado, silla que dejó por horas para irse de campaña política infructuosa a Reynosa, dónde perdió el noveno distrito federal electoral.

Se supone que el más preparado de los regeneracionistas que llegarán al Congreso del Estado es el expriísta Armando Zertuche Zuani, quien viene de ser Diputado Federal, de cuya curul pidió licencia para se candidato a la alcaldía de Reynosa a la cual no llegó, porque metieron a Carlos Peña Ortiz, hijo de la alcaldesa saliente Maki Ortiz de Peña.

El parentesco que tiene José Braña Mujica con el presidente de la República, don Andrés López Obrador, de quien es sobrino retirado, no le alcanzará para ser el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button