Editoriales

PRESENCIA


POR: ANA LUISA GARCÍA G.

                < El de Morena es un ascenso hacia abajo

            < “No fueron elecciones de Estado”: AMLO

            < El PRI no pudo salir del socavón en que está

                1.- La expresión del Presidente López Obrador de que, “estoy muy contento con los resultados electorales” enfocándose a las curules que Morena ganó en la Cámara de Diputados fue una cortina de humo, aparentó que no le hizo mella retroceder con respecto a 2018 al perder millones de votos, e ir a la baja en representación legislativa federal, pareciera que tenía el propósito de desviar la atención a la gran derrota que sufrió el partido en el poder al perder  9 de las 16 alcaldías (antes denominadas delegaciones) de la Cd. de México.

            Porque cada una de las alcaldías igualan y hasta superan en población y presupuesto a diferentes estados del país, pero sobre todo porque la pérdida de poder en estos puntos es el derrumbe del proyecto que aún no cuaja, el de la 4ª T.

            Eso sin contar que estamos hablando de la sede de los tres Poderes, particularmente la del propio Ejecutivo, el Presidente López Obrador, dado que ubica su residencia en una de esas alcaldías, la Cuauhtémoc.

            Una tercera razón para considerar la pérdida de estas 9 alcaldías como la gran derrota de Morena, está en que viene a restarle poder a la presidenciable Claudia Sheinbaum, que pasa de gobernar 16 de estos ayuntamientos a sólo 7, incluyendo entre los perdidos a Tlalpan, donde ella gobernó.

            La trascendencia de estos resultados en la Cd. de México, gobernada desde hace 24 años por la izquierda, es que la alianza “Va por México” (PAN, PRI y PRD) ganadora de 7 alcaldías se posiciona, con estos espacios y los conquistados en la Cámara de Diputados rumbo a la elección presidencial de 2024. Las dos alcaldías restantes las ganó la alianza PRI-PRD.

            Pero qué cree Usted, la señora Sheinbaum declaró que las derrotas de Morena en las alcaldías de la Cd. de México no se deben a la tragedia de la ruta 12 de Metro, mucho menos a malas gestiones de su gobierno, no, nada de eso, el partido guinda perdió por,  “una campaña muy fuerte de desprestigio en contra del movimiento que representamos”. O sea, la misma canción de las mañaneras.

            Para la morenistas no hubo enojo ciudadano por la inseguridad, tampoco por la falta de resultados frente a la pandemia, o por la ausencia de apoyos en los procesos económicos en los momentos más críticos del COVID.

            Los conceptos de la Jefa de Gobierno traídos a la realidad tamaulipeca, nos lleva a confirmar que el PAN perdió terreno en los comicios de este domingo por otra campaña muy fuerte de desprestigio, porque el desafuero fue tema intenso a partir del 30 de abril, eso sin duda, pero no fue lo único; y si los partidos políticos y sus gobernantes cierran los ojos frente a esta realidad, estarán condenados a seguir perdiendo terreno y eso lo veremos en los comicios de 2022 en Tamaulipas para elegir gobernador.

             Por el contrario, si se toman la molestia de analizar la historia que se acaba de escribir este domingo, pueden elaborar una estrategia de gobierno sobre bases reales que den resultados en las urnas electorales.

            Como quiera que sea los ciudadanos de Tamaulipas y los del país se manifestaron este 6 de junio a favor y en contra del rumbo que quieren para su estado y nación, en un ejercicio democrático, serio, donde la participación de los ciudadanos que atendieron las casillas electorales merece reconocimiento.

            No es fácil permanecer más de 10 horas continuas atendiendo las casillas (de las 8 a.m. a las 6 p.m.) luego proceder al conteo, la elaboración de las actas correspondientes y finalmente, un par de valientes que se ofrecen a llevar las urnas hasta las sedes, unos al IETAM y otro al INE. Quizá por eso se da el retraso de la apertura de las casillas, previendo las horas que estarán ahí y otros que definitivamente no acudieron, le sacaron la vuelta y tuvieron que ser sustituidos de manera imprevista; y todavía hubo un candidato de Victoria que se puso a lanzar reclamos a la autoridad electoral, como si fuera primerizo.

            2.- En el reacomodo de fuerzas políticas de Tamaulipas el PAN retrocedió de 31 municipios a 28, tres menos, pero fueron los más grandes como Nuevo Laredo, Reynosa y Victoria donde va a ondear la bandera morenista; a reserva de que sea hasta el miércoles cuando se inicie el conteo de votos tanto en lo local, como en lo federal, podemos anotar que Acción Nacional se llevó 509 mil 527 sufragios: Morena-PT 529 mil 326 votos y el PRI 122 mil 254.

            Estas cifras otorgaron los ya mencionados 28 gobiernos municipales azules, y de la alianza de Morena-PT serán 9  municipios los que va a gobernar, actualmente tiene cinco bajo la bandera guinda. Mientras que el PRI se mantuvo como tercera fuerza al ganar  4 ayuntamientos (de seis que actualmente tiene) en los que conquistó el 8.94 % de los votos y hay un independiente que corresponde a Jaumave.

            3.- Por lo que respecta a la integración del Congreso local, se esperaba que Acción Nacional lograra tener una mayoría absoluta como la que ostenta actualmente, pero no fue así.

            En el tema de las diputaciones locales hay un aspecto que llama la atención, resulta que Morena ganó 16 distritos con 541 mil 842 votos que representa el 39.21 %; y el PAN con una votación cercana a la corriente guinda, 495 mil 283 sufragios, que es el 35.84 % sólo obtendrá 6 curules pero estos números de Acción Nacional tan cercanos al Partido Movimiento de Regeneración Nacional le permitirá tener prerrogativas cercanas a su adversario para dar la batalla en los próximos comicios locales.

            El PRI por su lado no ganó ningún distrito local, pero los 127 mil 196 votos captados (9.20%) le dará derecho quizá a tres plurinominales, el primero en la lista es  Edgardo Melhem Salinas, en 2º lugar Alejandra Cárdenas Castillejos y 3º Luis Alejandro Guevara Cobos y con suerte también llegue la 4ª Juliana Garza Rincones.

            Además de estas tres corrientes políticas, solamente Movimiento Ciudadano obtendrá un asiento en el Congreso de Tamaulipas por sus 48 mil 420 votos que representan el 3.50 %. Uff, apenas la libró, y esta curul será para Gustavo Cárdenas Gutiérrez, quien también contendió por el Distrito 15.

            De 16 curules del recinto legislativo tamaulipeco, quedarían 10 diputaciones plurinominales para repartirlas entre el PAN y Morena.

            En los 8 partidos restantes no lograron ni siquiera el 3 % para retener su registro, ellos son el PRD, PVEM, PT y Morena de manera separada, Movimiento Ciudadano, el PES, RSP y Fuerza por México. De estos MC fue el que tuvo más votos citados líneas arriba, le sigue el Verde con 31 mil 363 y en tercer lugar el PES 30 mil 163, los demás están por debajo de 13 mil 770 sufragios en toda la entidad.

            Estos resultados, descontando a las tres principales fuerzas, no son mejores que los obtenidos en comicios anteriores. El ciudadano común seguramente estará pensando que el sistema de partidos debiera tener un mecanismo para cerrarle el paso a estos institutos políticos que pierden el registro, le cambian de nombre y vuelven a la palestra obteniendo parte del presupuesto.

            4.- “No fueron elecciones de Estado” reconoció el Presidente López Obrador y esto incluye la jornada de Tamaulipas, porque pudiendo haber sido, no hubo resultados arrolladores a favor del partido gobernante.

            Por otra parte, ¿qué fue lo que movió a los tamaulipecos a votar por Morena? Porque  en Victoria el candidato del Distrito 15, hoy diputado electo, Juan Vital Román Martínez no se hizo muy visible, no gastó en propaganda, físicamente los habitantes de esta zona de la ciudad no lo conocen ni en fotografía, mucho menos físicamente. Esto quiere decir que el efecto López Obrador tuvo mucho que ver.

            Y es que el primer morenista del país ha estado en campaña desde el primer día de su ejercicio en 2018, de tal manera que dos años y medio de promoción pesan mucho. Y si por otra parte el PAN no tuvo excesos de recursos y de operadores a favor de sus candidatos pues no hay que ser adivino para saber que motor movió al voto ciudadano.

            Por lo que respecta al Pepe Braña, ahora diputado electo por el Distrito XIV, tampoco hizo mucha presencia, pero tuvo a su favor el áurea obradorista que trae consigo, le dio cierto juego en los medios, incluso en este momento ya muchos lo ven como el futuro coordinador de los morenistas y presidente de la Junta de Coordinación Política de la próxima Legislatura Tamaulipeca.

            5.- Pese al entusiasmo de los candidatos priistas de Tamaulipas, estos no pudieron sacar al Tricolor del socavón en que se encuentra, las votaciones logradas de 8.9 % en el caso de los ayuntamientos  y 9.2 % en diputaciones locales, eso fue en Victoria, pero en promedio no llegaron a rebasar el 12 % estatal.

            Candidatos de peso completo por su trayectoria, como Enrique Cárdenas del Avellano, no consiguieron la victoria, él iba por la diputación federal por el V Distrito; lo mismo ocurrió con Paloma Guillén, candidata a la alcaldía de Tampico.

            Por lo que respecta a la capital del estado, fue un gran retroceso comparado con lo logrado en los comicios de 2018. El Tricolor llevando como candidato a Oscar Almaraz en esa ocasión logró 45,291 votos que representó el 30.78 %; en el presente 2021 Alex Montoya logró 16, 820 sufragios que es el 13.24 %.

            Sin embargo aún hay valientes y en 2022 que en esas circunstancias descritas, debiera de aparecer desierto el registro, sin embargo hay priistas de hueso colorado dispuestos a entrarle al gran reto, uno de ellos es Ramiro Ramos Salinas, quien así lo manifestó antes de iniciarse el año electoral 2020-2021, pero veremos.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button