Editoriales

Gaceta

Por: Raúl Terrazas Barraza

*Sin atención a demandas no habrá compromiso

En las primeras de cambio aparecieron más candidatos de los que esperaban los ciudadanos y porque deben aprovechar todos cada minuto de los 45 días de campaña, desde luego que muchos de ellos quieren estar en todas partes y sobre la base de que el tiempo de campañas no alcanzará para todo, es que deben de participar en eventos que les produzcan compromisos de los ciudadanos para el voto.

En alguna ocasión expertos en marketing político señalaron que, primordial para llegar a la mente de las personas es el buen discurso y los mensaje con alto contenido de convencimiento, porque los ciudadanos son demasiado selectivos como para entregar su voto a ciegas, por ejemplo en algunos cruceros de esos muy transitados en las ciudades o poblaciones o bien a partir de un gallo en vehículos que más que posicionar a los abanderados de los partidos generan molestia en la población, de manera especial en los automovilistas.

En el primer día de campañas de los candidatos a las presidencias municipales y a las diputaciones locales, es difícil que las propuestas de aquellos que buscan ganar la elección puedan distinguirse, es más, podrían pasar hasta dos semanas para que los electores asimilen la cantidad el tamaño de la competencia y que, en grupos familiares o de amigos puedan analizarse las candidaturas que avalaron los partidos político para este proceso, considerado el más grande de la historia electoral del país debido a la cantidad de puestos que están en disputa.

Para que quieren los candidatos los cargos públicos, quizá es la frase más sencilla que pueda elaborarse para la definición del voto ciudadano, sin embargo, la gran diferencia de elecciones anteriores con la de este año, es que, en las poblaciones la gente quiere compromisos basados en las necesidades planteadas desde el pueblo, porque en la que lleguen de los candidatos, partidos o lo equipos de campaña, pudieran quedarse cortas y hacer que los ciudadanos decidan su voto en el último momento.

En las ciudades de Tamaulipas se llevaron a cabo estudios de preferencias en el electorado en forma puntual, con la idea de saber con que porcentajes llegaron las y los candidatos al inicio de las campañas y tras la realización de estas medir el grado de avance que obtengan e inferir cual podría ser el resultado en las urnas.

Obvio, no deja de llamar la atención que el porcentaje de los indecisos es marcado y que, si fueran a las urnas podrían cambiar la perspectiva de los resultados, por ello, los estudiosos del fenómeno electoral quisieran saber, primero que nada, saber dónde están esos que todavía no saben por quien votar y convencerles para que lo hagan por ellos.

En el caso de Ciudad Victoria, ya andan en la calle la licenciada María del Pilar Gómez Leal del PAN, José Alejandro Montoya Lozano del PRI, José Guillermo Gómez Vizcaíno del Partido de la Revolución Democrática, Gabriela Milla Carrión del Partido Verde Ecologista de México, Francisco Daniel González Tirado del Partido Movimiento Ciudadano, Gloria Nelly Pérez López del Partido Encuentro Solidario, la maestra Blanca Anzaldúa Nájera del partido Fuerza por México y Eduardo Gattás Báez del Partido Movimiento de Regeneración Nacional

También entraron a la jugada e hicieron ruido en este primer día de campaña, Mónica Margot de León Sánchez, Marggid Antonio Rodríguez Avendaño y Julián Alejandro Caraveo Real, quienes se supone podrían darse pelea entre ellos y en caso de superar el nivel de competencia acercarse a los promedios de votación que puedan alcanzar los partidos recién aparecidos en la escena de último momento, luego competirles a los mediano y, si en realidad tienen más arrastre que el logrado por el doctor Xicoténcatl González Uresti, cuándo fue candidato independiente, asustar a los partidos grandes sobre la posibilidad de una alta votación.

Se trata entonces de más de una decena de candidatos que andarán tras el voto de los victorenses para ocupar el edificio del 17 Hidalgo, pero, todos tienen que ponerse del lado de la gente, entender sus necesidades, molestias y deseos, porque a cambio, ya no del voto que puedan llevar a las urnas el seis de junio que viene, pretende que con los impuestos y derechos que se pagan al municipio, haya reciprocidad de las autoridades para resolver situaciones tan complicadas como el desabasto del agua, el servicio de recolección de basura y la atención a la infraestructura urbana, en estos dos último temas se avanzó de manera importante en meses anteriores sin embargo, no están resueltos a cabalidad o mejor dicho de la forma que los victorenses quisiera que sucediera.

 Par hablar de forma concreta, si los candidatos no se dan tiempo para escuchar las necesidades de los victorense, el compromiso de votar será ínfimo, máxime si se considera que el gran reto para cualquiera de los 11 candidatos a la presidencia municipal es atender la demanda de agua para uso y consumo humano. Se está en le momento creer en quienes lleguen con propuestas aventadas, aventuradas, ilimitadas y desde luego pensadas en función de las necesidades sociales, por ejemplo, es seguro que los ciudadanos votarán por aquella persona que se aviente a contratar créditos para garantizar que haya agua en Victoria.

Se creerá en aquella candidata o candidato que aparezca con una propuesta en firme de la segunda línea del acueducto de la Presa Vicente Guerrero o bien en el que señale su determinación de convertir a la capital de Tamaulipas en una ciudad que denote atención por parte de las autoridades y deje de ser una localidad que da la impresión de no importarles a las autoridades.

Un programa de embellecimiento de la capital, seguro que producirá muchos votos a la hora de la hora, solo es cuestión de lanzar el compromiso en firme para que la ciudadanía vera que hay en campaña candidatas y candidatos entrones, porque piensan en resolver los problema de la ciudadanía, no en atender sus necesidades personales, sobre todo económicas y de estatus de vida.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button