Editoriales

Gaceta


Por: Raúl Terrazas Barraza

*La Diputación Permanente

En un escenario donde el tiempo era el reto a vencer, es importante destacar que las cosas urgentes salieron, haya sido como haya sido, porque se iniciará el 2020 con Leyes de Ingresos para quienes las ocupan y con presupuestos de egresos aprobados por el Congreso del Estado.

Además, las disposiciones legales son para que se cumplan y, en el sitio donde la legislación se elabora, es lógico que deban de cumplir al cien, por ello, el 15 de diciembre el periodo ordinario de sesiones del Poder Legislativo fue clausurado conforme lo prevé la Ley interna, en la cual se marcan las funciones de los Diputados.

Pueden existir todo tipo de juicios sobre la forma y el fondo de las Leyes de Ingresos y el Presupuesto de Egresos para el año venidero, incluso, hasta cuestionar cada renglón, pero, de lo único que no hay duda es que, en el tiempo marcado en la Ley, se concretaron estos del elementos que dan funcionalidad a las administraciones estatal y municipales de Tamaulipas.

El domingo como estaba previsto en el Artículo Cuarto de la Ley sobre la Organización y Funcionamiento Internos del Congreso del Estado Libre y Soberano de Tamaulipas, dice que, de conformidad con el Artículo 44 de la Constitución Política del Estado, el Congreso tendrá dos periodos ordinarios de sesiones cada año.

El primero comenzará el día uno de octubre y durará el tiempo necesario para tratar todos los asuntos de su competencia, sin que pueda extenderse más allá el 15 de diciembre.

El segundo periodo se realizará a partir del 15 de enero y terminará el 30 de junio, en el entendido de que, el numera cuarto de este mismo Artículo, prevé que, El Congreso podrá ser convocado a la celebración de sesiones extraordinarias en los términos de los Artículos 49 y 62 Fracción III y 91 Fracciones XIII y XIX de la Constitución Política del Estado.

Como se trata de la conclusión del primero periodo ordinario de sesiones, tanto la mesa directiva del Congreso del Estado, que estuvo a cargo del Diputado Francisco Javier Garza de Coss, como la Junta de Coordinación Política que maneja el Diputado plurinominal Gerardo Peña Flores, siguieron al pie de la letra las indicaciones previstas en la Ley para echar a andar este mecanismo que tiene por objeto mantener la vigencia del Poder Legislativo en la vida Constitucional del estado, durante los receso y que, se elije en la última sesión de cada periodo ordinario de sesiones.

La Permanente como todo mundo la conoce, durará en funciones un mes, tiempo que hay entre el primero y segundo período ordinario de sesiones, pero, es entre el segundo periodo del año y el primero del siguiente, cuándo el receso es más largo y la operatividad de la Diputación Permanente también, es decir, tres meses.

En términos reales, el trabajo de los Diputados es de ocho meses en forma ordinaria y cuatro meses en atención a las necesidades de la Diputación Permanente, aunque, se supone que trabajan todos los meses del año, excepto las vacaciones que de manera normal toman los ciudadanos durante el año.

El Diputado Peña Flores, es el presidente de la Diputación Permanente y cuenta con el apoyo de seis Legisladores más, para cumplir con el numeral dos del Artículo 53 de la Ley sobre la Organización y Funcionamiento Internos del Congreso del Estado de Tamaulipas, que precisa que son siete los integrantes, un presidente, dos secretarios y cuatro vocales.

La Diputada Imelda Sanmiguel Sánchez y su compañero Roque Hernández Cardona, son los secretarios, en tanto que las Diputadas Karla María Mar Loredo, Nohemí Estrella Leal y Esther García Ancira, así como el Diputado Florentino Sáenz Cobos, son los vocales de la referida mesa directiva.

Como suplentes quedaron las diputadas Edna Rivera López, Patricia Pimentel Ramírez y el Diputado Manuel Canales Bermea, como suplentes.

Este lunes fue la instalación de la Diputación Permanente y el miércoles 18 tendrá su primera sesión formal, para conocer de los asuntos            que hayan llegado al Congreso del Estado y aquellos que en las sesiones ordinarias se quedaron pendientes y deben de tramitarse para que continúe su proceso.

El grupo de siete diputados deberá celebrar al menos una sesión semanal, por tanto, tendrán cuatro, la del 18 de diciembre, después la del martes 24 o jueves 26 de este mismo mes y después, una el dos de enero y otra el nueve de enero, porque el día 15 del mes venidero, dejará de funcionar, para que el Congreso de paso a su segundo período ordinario de sesiones de su primer año de trabajo legislativo.

Con el presupuesto aprobado y las Leyes de Ingreso listas para aplicarse a partir de enero, desaparece la posibilidad de sesiones extraordinarias en diciembre, por ello es que, el tiempo dejó de ser un reto, porque supieron manejarlo en función de sus necesidades, no le hace que, a los Diputados de otras fracciones parlamentarias, como la de Regeneración Nacional, no les haya parecido y todavía crean que pueden echar abajo los acuerdos del domingo, solo porque no les gustó la forma y ya traían molestia por el fondo, es decir, los proyectos de presupuesto de la entidad para el 2020, que se aprobó por casi 60 mil millones de pesos, cantidad en la que, el porcentaje más alto proviene de participaciones Federales que son enviadas por la Secretaria de Hacienda y Crédito Público.

Los otros.

Algo falló en los últimos días, porque en todos los sectores de la ciudad, la basura estuvo acumulada en los puntos donde es depositada en forma normal por los ciudadanos.

Cierto que es diciembre y que, los recursos de los municipios se agotan o se acabaron, sin embargo, este asunto de los servicios públicos, tiene que preverse de manera puntual y el dinero para diesel de los camiones, mantenimiento mecánico y llantas, además de personal suficiente, no pueden fallar, por tanto, el alcalde, Xicoténcatl González Uresti, está obligado a exigir a sus colaboradores que cumplan, porque, para eso les pagan.

Por todos los sectores de la ciudad la queja fue una sola, no pasó le camión de la basura desde el jueves pasado en muchos casos y desde el sábado en otros más, aunque, los informes en la Presidencia Municipal, fueron en el sentido de que este lunes el servicio se regularizó.

En el comité estatal del PRI, que tiene a su cargo el riobravense Edgardo Melhem Salinas, hubo nombramiento de colaboradores, el cenecista Omar Martínez Marín despacha como secretario particular del dirigente, el titular de la secretaria de organización es el reynosense Carlos Solís Gómez, hijo de Amira Gómez Solís, la titular de Administración y Finanzas es Lourdes Flores Montemayor, quien fuera Delegada de SEDESO Federal en el sexenio anterior, Pedro Javier Muñiz Camacho es el responsable de la secretaria de Operación Política, Georgina Barrios González de Tampico, es la titular de la secretaria de Gestión Social y la victorense Alejandra Cárdenas Castillejos, despacha como secretaria Técnica del Consejo Político Estatal.

Juan Machuca Valenzuela es el secretario Técnico del comité estatal y Ofelia Garza Pineda, es la secretaria de Vinculación Social y el mantense Enrique Diez Vargas, es subsecretario de Gestión Social.

Desde luego, habrá más incorporaciones al grupo de trabajo de Melhem Salinas y en breve se cambiará a los Delegados que el comité tiene en los 43 municipios de la entidad, porque, serán quienes operen la estrategia que ya esbozó el dirigente.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button