Editoriales

Gaceta

Por: Raúl Terrazas Barraza

*Prospectos regeneracionistas al por mayor

Por si algo faltaba, Faustino López Vargas suplente del Senador Américo Villarreal Anaya, decidió porque así se lo pidieron sus amigos de varias regiones del estado, que le ven potencial para contender en el proceso interno contra muchos de los que andan tras la designación del Partido Movimiento de Regeneración Nacional.

El experredista y ahora regeneracionista ha colaborado en mil y una campañas políticas y aunque no anda en altos vuelos como Alejandro Rojas Díaz suplente del Senador zacatecano, Ricardo Monreal Ávila, su homólogo, la realidad es que llega tarde a la escena y podría sufrir un gran descalabro político cuyos efectos le desmoralizarán, por tanto, debe de analizar muy bien de quienes vienen las voces que le catapultan para que se suba al escenario de aspirantes.

Si su proyecto se concreta, habrá entonces en la encuesta tres personas relacionadas con el Senado, Villarreal Guerra quien sí legisla y dos senadores suplentes que no legislan, pero, toman como bandera esa condición de sustitutos, aunque misma que no tiene valor, incluso, más alejada de la realidad la de Rojas Díaz, porque es plurinominal, es decir, de esos que ni siquiera recorrieron poblados y ciudades para buscar el voto.

López Vargas se reunió ya con grupos de personas que le son afines y cree que no será difícil entrar en la lista dado que, cuándo salga la convocatoria prometida por el dirigente nacional del Partido Movimiento de Regeneración Nacional, PMRN, Mario Delgado Carrillo, para el mes de septiembre comenzará la hora de la verdad para todos quienes manifiestan estar en condiciones de que los simpatizantes de regeneración les den su voto.

Es preciso ser bien claro en eso de que, son los simpatizantes quienes definirán al candidato que disputará la sucesión gubernamental con el PAN y sus coaligados, porque si apuestan por militantes, en Tamaulipas esos se cuentan con los dedos de las manos.

Sobre todo, si se toma en cuenta que los regeneracionistas de verdad, esos que dejaron el PRD para firmar a favor del partido creado por el ahora presidente de la República, Don Andrés López Obrador ya no están, los desplazaron quienes llegados de otros partidos están en la primera fila del partido oficial del Gobierno.

Con la decisión manifiesta de López Vargas, es un hecho de que ya habló con el Senador Villarreal Guerra y que, éste no tuvo objeción, sabedor de que lleva mano con la ciudadanía de Tamaulipas porque es hijo de uno de los Gobernadores más queridos por los habitantes de la entidad en todos los tiempos, el ingeniero Américo Villarreal Guerra.

Cuando apareció el listado de los que quieren la candidatura del PMRN, para ser candidato o candidata a la gubernatura de la entidad, los medios de comunicación anotaron la frase de que, más aquellos que se acumulen para manifestar sus aspiraciones hasta el día que marque la convocatoria para la selección interna con la desacreditada encuesta de Mario Delgado Carrillo, que cada vez que se aplica divide a los del partido en el Gobierno de la República.

Un caso parecido de prospectos a gubernaturas como el del doctor Villarreal Guerra, es el de la también Senadora, Claudia Ruiz Salinas, hija del licenciado José Francisco Ruiz Massieu quien fue gobernador de Guerrero y uno de los más respetados y que más obras y acciones hizo a favor de los habitantes de aquella entidad, por ello, en las próximas elecciones de gobernador allá, podría ganar con facilidad las votaciones.

Los otros

El próximo alcalde de Ciudad Victoria tiene que hacer su entrada triunfal a la capital como conductor de un camión recolector de basura nuevo, ya con sus logos e identidad, solo así podrá creerse que sus intensiones de resolver las necesidades de servicios públicos son reales.

Mínimo que detrás de su vehículo personal o el que le dejen en la alcaldía pueda verse una fila de camiones de basura, patrullas para tránsito, vehículos para las áreas de servicios como camionetas grúas con castillas y herramientas nuevas para el mantenimiento de las áreas verdes, ello en virtud de que, los existentes ya están bien aporreados, porque son aquellos que compró el contador Oscar Almaraz Smer cuando llegó a la presidencia municipal postulado por el PRI.

Eduardo Gattás Báez, presidente municipal electo de Ciudad Victoria, desarrolla una agenda de actividades que supone gestión continua de recursos o herramientas que le permitan mostrar la diferencia respecto a quienes serán sus antecesores, desde el primer momento dado que la gente quiere ver soluciones, sentirlas, percibirlas y tener la certeza de que sus compromisos no serán promesas de segunda.

 Aunque no se ha visto, en estos días que le faltan por llegar al edificio del 17 Hidalgo en el cual despachará, tiene que acudir al Banco Nacional de Obras y Servicios, BANOBRAS, porque allí es dónde hay dinero para proyectos municipales y dinero rápido, que pudo gestionarse desde hace semanas con la copia de la carta que les entrega el IETAM a los ganadores de las elecciones y en la cual se les denomina, electos.

Hace mucho tiempo en la oficina de BANOBRAS que funciona en Victoria, los directivos se decían extrañados de que los alcaldes jamás se presentaban ni con ellos ni con los directivos de las oficinas centrales, cuándo en ambos sitios había y debe de existir todavía prestamos a intereses bajos para atender las necesidades elementales de los municipios en cuánto a servicios públicos.

Incluso, uno de los responsables de la oficina de BANOBRAS en Ciudad Victoria comentó que no entendía porque si tenían dinero para la realización de proyectos municipales no lo usaban, sobre todo, porque desde su perspectiva, las participaciones federales y estatales que les llegan vía la Secretaría de Finanzas en forma mensual solo sirven para cubrir las nóminas de los trabajadores y comprar papelería para el funcionamiento de las oficinas del municipio.

El que pregunta no se equivoca, por ello el alcalde electo tiene que llevar proyectos bajo el brazo a todas las instancias de la administración federal, sin proyectos todo es palabrería barata y los victorenses de eso ya están hasta la coronilla.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button