Editoriales

Gaceta


Por: Raúl Terrazas Barraza

*Sucesión lejana

La expectativa sobre la definición de las candidaturas a la sucesión gubernamental del 2020, desde luego que es mayúscula, aunque se ciñe a dos o quizá tres partidos políticos y quizá hasta podría ser a dos coaliciones con al menos unos seis partidos.

Nadie cree que pueda existir un aventado que registre su intención ante el IETAM para ser precandidato independiente, porque de ser así, para eso falta menos, dos meses y medio para ser exactos, ya que tiene que aparecer en escena a mediados del ya cercano mes de septiembre, en el cual inicia el proceso local electoral del año venidero.

Cada partido político tiene que definir por allá en el mes de diciembre de este año el método que usará para la selección de los candidatos a la sucesión gubernamental de Tamaulipas. Faltan todavía seis meses y muchas cosas por pasar, pero, de que hay expectativa desde luego que la hay, porque la posibilidad comprende también a mujeres, si se toma en cuenta que, de las 15 que estuvieron en juego en las elecciones del pasado seis de junio, una media docena quedó en manos de ellas.

En repetidas ocasiones aparecieron comentarios en el sentido de que, Tamaulipas también es una entidad que está preparada para ser gobernada por una mujer, por desgracia las directas e indirectas sobre las postulaciones no incluye a mujeres y eso que las hay con capital político y tablas para despachar por dos años en el Palacio de Gobierno de Ciudad Victoria y que se de la transición de los masculinos al femenino.

Las precandidaturas a la sucesión gubernamental obedecen, por lo general, a la ascendencia de los grupos políticos que hay al interior de los partidos y el impulso con el que lleguen para participar conforme al método de selección que más convenga, frente a las circunstancias que se registren a fines de este año o principios del que viene.

Todo indica que la alianza entre el partido Movimiento de Regeneración Nacional, PMRN y aliados se mantendrá para el 2022 y que la competencia la tendrán con la otra alianza, esa que pareció extraña, pero que, la ciudadanía percibe ya sin dolo y en la que aparecen el PAN, PRI y PRD, sin dejar de lado que otras organizaciones políticas se envalentonaron y abrieron la posibilidad de lanzar candidatos de manera individual, es el caso del Partido Verde Ecologista de México y el Partido Movimiento Ciudadano.

Bajo esa perspectiva debe pensarse que la competencia por los dos años de la próxima administración gubernamental de Tamaulipas se de entre cuatro candidatos y candidatas, sin embargo todavía falta para llegar a la postulación, así que, no debe descartarse a personajes de partidos minoritarios que están en espera de los tiempos para llegar a la escena, como el caso de los hermanos Pineda Morín, que están más que listos para incursionar en una campaña de más nivel, es decir, la que implica la gubernatura de la entidad y que podría jugar Abdíes, el exdirigente de los trabajadores de dependencias federales.

Cierto que el listado más grande de prospectos a la candidatura para la sucesión gubernamental del 2022, está en el PMRN, Rodolfo González Balderrama, Maki Ortiz Domínguez, Adrián Oseguera Kernión, Mario Alberto López Hernández, ella alcaldesa de Reynosa y los dos últimos de Madero y Matamoros, de forma respectiva. También Héctor Garza González, quien se mantiene como funcionario en dependencias de la administración federal y el Senador Américo Villarreal Anaya.

Sin embargo, no están en calidad de descartados, ni el Delegado de la Presidencia de la República José Ramón Gómez Leal, como tampoco el Diputado Erasmo González Robledo y su compañera la excandidata a la alcaldía de Tampico, Olga Sosa Ruiz.

Por la otra coalición de tres partidos, debe anotarse a Jesús Nader Nasrallah, alcalde de Tampico, Gerardo Peña Flores, que es diputado local y será Federal a partir de septiembre, el contador Oscar Almaraz Smer, que será diputado federal dentro de dos meses, César Verástegui Ostos quien despacha como Secretario General de Gobierno, el también ingeniero Enrique Cárdenas del Avellano y hasta existe la creencia de que puede repetir como candidato el exalcalde de Matamoros y exfuncionario del gabinete presidencial del anterior sexenio, licenciado Baltazar Hinojosa Ochoa, tras la deducción de que es un mejor productos de votos que algunos de los que, por su desempeño en la función estatal, no las tienen todas consigo.

Los otros.

Magistradas y Magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial del Estado, se aprestan bajo la presidencia de la Mtra Blanca Hernández Rojas, a encausar los medios de impugnación que fueron presentados por los actores del proceso de elecciones del pasado seis de junio. Se trata de 85 expedientes que están abiertos y deben de analizarse a fondo para establecer las resoluciones conforme a los dictados de las leyes.

La expectación hacia las resoluciones existe en virtud de que, tras investigarse las inconformidades pueda modificar, anular y en el mejor de los casos, confirmar el resultado de las elecciones del primer domingo de este mes.

La mayoría de las dependencias de la administración federal, están sumidas en la inactividad, sin que haya elementos que permitan inferir cambios para que cumplan con la finalidad para la cual se crearon. Todavía a dos años y medio del inicio del gobierno lopezobradorista se escuchan voces en el sentido de que habrá más cambios y más cancelaciones de plazas y que la disponibilidad de recursos cada vez es menor, motivo por el cual, infinidad de programas y de acciones se cancelarán.

A la incertidumbre que se respira en esas áreas que antes eran apoyo para las entidad, no llegan respuesta de nadie, ni siquiera del Delegado del Gobierno de la República, José Ramón Gómez Leal, mucho menos de los directivos nacionales.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button