Editoriales

Gaceta

Por: Raúl Terrazas Barraza

*La expresión y sus valores

El Día de la Libertad de Expresión en México, debería de ser celebrado por más personas cada año, si se toma en cuenta que al cotidianidad en el uso de las redes sociales de la Internet, es un elemento que eleva la potencialización de este derecho Constitucional.

Este siete de junio fue el Día de la Libertad de Expresión en México y para los usuarios de las redes sociales, que no para los comunicadores fue un día normal a pesar de que siempre usan la libertad para dar a conocer sus ideas y opiniones sobre cualquier tema. Incluso, con motivo de las elecciones realizadas este domingo en las que hubo mucha comunicación y expresiones de todo tipo, esta libertad debió considerarse como una de las condiciones de existencia y posibilidad para la prevalencia del régimen democrática.

Ello, porque es una condición necesaria para que pueda decirse que en un determinado país hay democracia, ya que todos pueden participar en las discusiones públicas, que es  uno de los bienes más preciados de la sociedad. Los estudiosos de la concepción jurídica de los preceptos constitucionales dicen que la libertad de expresión es algo así como el presupuesto para la construcción de una racionalidad discursiva que permita la generación de consensos y l a toma de decisiones entre los componentes de los diversos grupos sociales, pero, también encausa la expresión de los disensos, que en democracia son tan naturales y necesarios como los acuerdos.

Son los Artículos sexto y séptimo de la Constitución General de la República los que establecen de forma puntual los criterios para la existencia de la libertad de expresión y de acuerdo a los términos del primero de ellos, indica que la manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque la moral, los derechos de tercer, provoque algún delito que perturbe el orden público, elementos que serían las limitaciones establecidas para es derecho.

Miguel Carbonell en un documento que forma parte de la Biblioteca Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, precisa que, de acuerdo a la visión de Sergio López Ayllón, que para fortalecer la opinión pública libre e informada, son necesarias transformaciones profundas al sistema jurídico mexicano y al sistema de poder, como crear reglas que permitan la transparencia empresarial de las personas jurídicas que se dedican a la comunicación, para que el público pueda identificar las fuentes de financiamiento y los intereses de quienes le informan.

También consideran que se debe modificar los criterios vigentes para la asignación de concesiones y permisos necesarios para operar medos de comunicación, establecer el acceso a los medios de los grupos sociales y políticos significativos, evitar las prácticas monopólicas y la concentración, regular los derechos de respuesta y rectificación en los medios masivos de comunicación, crear mecanismos procesales para que los particulares puedan corregir los eventuales excesos de los medios y constituir un estatuto profesional aplicable a los comunicadores a manera de código deontológico.

Como todos los derechos a los que se tiene acceso en México, hasta que se ven perdidos, son revalorizados, de manera que, el dicho popular de que nadie sabe aquello que tiene hasta que lo pierde, se hace grande, cuándo se habla de la Libertad de Expresión, de la cual aquí se ha dicho que va mucho más allá del término constitucional, porque pareciera que se confunde la libertad con el libertinaje, de manera especial en las llamadas redes sociales.

Otras vertientes de la Libertad de Expresión son el arte y la cultura, porque de acuerdo a una tesis jurisprudencial del Poder Judicial Federal del país, estos dos elementos se agregan a los sectores de la vida social en los que el Estado no podrá imponer sus propios criterios estéticos, por tanto la libertad artística y cultural forma parte de la genérica libertad de expresión consagrada en el Artículo Sexto Constitucional.

En mucho aquello que puede decirse la precisada libertad de expresión y su gran valor, pero, más de su disfrute en todo el territorio nacional , de ahí  la pretensión de que más personas que usa esta liberad, al menos se percaten de que se celebra cada día siete de junio.

Los otros.

Para antes de las seis de la tarde de este lunes, el PREP Tamaulipas, que fue usado para seguir el desarrollo del cómputo de la votación que los ciudadanos ejercieron el domingo, fue cerrado, porque se concluyó la captura de la información contenida en las actas de escrutinio de las casillas, acción de la que dio fe notarial la Abogada María Clemencia Medellín Ledezma.

Además, este lunes fue clausurada la sesión permanente del Consejo General Electoral de Tamaulipas, e la cual se reconoció la decidida participación de las u los ciudadanos que salieron a votar para definir a quienes despacharán en los puestos públicos.

En su intervención el presidente del IETAM, Juan José Ramos Charre, habló de votación copiosa en la entidad, emitida con responsabilidad cívica, ya que, de acuerdo al último reporte la presencia en las urnas fue del 52.48 por ciento de los integrantes del listado nominal e hizo ver que, durante el desarrollo de la Sesión Permanente hubo cinco reportes a través de los cuales se mantuvo informada a la población, ya sobre la instalación de las casillas que fue al cien por ciento, la integración de las mesas directivas de casilla y los incidentes registrados.

Mención especial hizo al referirse al PREP, porque se dio seguimiento puntual al cómputo de las actas de escrutinio, para luego mencionar que el proceso electoral es una obra colectiva, en la cual todas y todos tienen responsabilidades que ejercer y el objetivo común de elecciones limpias, creíbles y en tranquilas, pudo lograrse. Es este tipo de acciones las que permiten que en Tamaulipas todas y todos hagan la democracia.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button