Editoriales

Gaceta

Por: Raúl Terrazas Barraza

*Boletas electorales listas

Debería ser que, así como las boletas electorales que se usarán en las urnas el día seis de junio venidero ya están listas para ser usadas, se revisaron y se contaron en los 43 Consejos Municipales Electorales, los actores, candidatas y candidatos, dirigentes de los partidos políticos y ciudadanos que tienen credencial para votar con fotografía, deberían de estarlo.

Es fundamental que todo mundo esté listo para las elecciones, que cada quien decida la hora en que habrá de encaminarse de su casa a la casilla o bien porque no, para que las cosas a salgan bien desde el punto de vista cívico, planear desde el sábado por la noche aquello que se hará el domingo venidero.

El plan familiar tiene que incluir diálogos entre los bisabuelos, abuelos, padres e hijos quizá desde un día antes de la elección, para que haya rumbo respecto a la participación y que, a pesar de ser una elección de las llamadas intermedias, sea diferente a las de otros tiempos porque tiene la connotación de ser la más grande de todos los tiempos, porque se votará para elegir a más de 21 mil personas que tendrán una función específica de acuerdo a las Leyes del país.

En el caso del trabajo realizado en los Consejos Municipales electorales, además del conteo de las boletas, estas quedaron agrupadas en razón de la cantidad de votantes que hay por cada casilla, incluidas las que se darán a los representantes de los partidos políticos y de los candidatos independientes que están acreditados en las mesas de votación, esta acción tiene que ver con el postulado del Artículo 177 del Reglamento de Elecciones, en cual se señala que las tareas de contado, sellado y agrupamiento de las boletas debe de llevarse a cabo en los Consejos Municipales, con el acompañamiento y supervisión de personas facultadas para ello.

El presidente del Consejo Electoral de Tamaulipas, Juan José Ramos Charré, recibió la notificación de sus colaboradores sobre el trabajo que se llevó a cabo este sábado, con la encomienda contenida en el numeral 10 del Procedimiento para Conteo, Sellado y Agrupamiento de las Boletas Electorales, que aquellas que se encontrasen dañadas, con errores de impresión, desprendidas del talón foliado o de recibirse boletas para un fin diferente, debe de prescindirse de su utilización, por tanto, la cantidad de boletas para casa casilla, se completará al recorrerse los folios.

Las boletas son desde la perspectiva de las Leyes Electorales, instrumentos confiables, seguros y certeros que salvaguardan la voluntad del elector en la conformación de una decisión popular, esto es, que las boletas hacen posible que la ciudadanía vote y que su sufragio cuente para la integración de los órganos de gobierno que se elijen de acuerdo a las referidas Leyes.

Las boletas son además una prueba de la existencia del voto, para que, en caso de requerirse pueda llevarse a cabo el recuento de los votos en los Consejos Electorales que funcionan como responsables del uso y manejo de los materiales electorales, por eso deben de contarse muy bien, de revisarse y de agruparse para que una vez que lleguen a manos de los funcionarios de las casillas, que son quienes las manejarán para la obtención del sufragio, coincidan en todo a la luz tanto de los funcionarios electorales como de los representantes de los partidos políticos, que son quienes validan el uso de las boletas.

Por otro lado, las Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales indica en su Artículo 216 que la salvaguarda de las boletas electorales, son consideradas como un asunto de seguridad nacional, así de relevante es el papel que será usado en las casillas para que los ciudadanos expresen su voluntad, por eso cuando son recibidas en las entidades del país, procedentes del Instituto Nacional Electoral, son custodiadas por elementos de las fuerzas federales y las bodegas en las que se guardan quedan bajo custodia de esas corporaciones.

El recorrido que se  hace para la entregas de las boletas a los Consejos Municipales Electorales, es también asunto de las autoridades estatales, quienes participan en el reguardo y custodia de las boletas hasta su entrega a los presidentes de las casillas electorales, quienes se encargaran de tenerlas a la mano y en orden el día de la elecciones, es decir, para dentro de ocho días. Las boletas electorales en los procesos hasta antes de la ciudadanización de los órganos que llevan a cabo las elecciones, eran motivo de grandes disputas, era fácil encontrarse con evidencia de robo de boletas y de urnas, de mal uso de ellas, porque se cruzaban a favor de un solo candidato o partido y eso era motivo de grandes pleitos entre los mexicanos.

Por fortuna, en los tiempos modernos las boletas electorales que ya fueron contadas y están listas para ser usadas en las votaciones del seis de junio, dejaron de ser causa de broncas, porque la intervención de ciudadanos y representantes de partidos y candidatos, da certeza y confianza al uso de las boletas para  determinar quienes fueron o serán los ciudadanos que llegan a los cargos públicos.

El pleito por los votos involucra de manera directa a estos instrumentos en los cuales queda plasmado en voto, por eso, es normal que algunos partidos y candidatos, pidan el conteo de los votos y se hace siempre y cuándo haya la justificación necesaria y que las condiciones sean adecuadas, para no poner en riesgo las pruebas de la votación ciudadana y se nuevo se guardan en los paquetes electorales, los cuales se quedan en custodia de las autoridades electorales hasta que todos los medios de impugnación que se presentaron se hayan resuelto.

Para la elaboración de las boletas que los ciudadanos tendrán en sus manos al acudir a las mesas de votación, debieron de cumplirse procesos específicos tales como, el diseño para la inclusión de todos los 10 partidos que intervienen en esta, la elección más grande de la historia, la fundamentación adecuada y la simetría de su contenido se cuidó al extremos para evitar que el elector pueda tener distractores a la hora de tener frente a sí el documento y decidir su voto.

También se cuidó el asunto de la impresión, la entrega de los folios, el traslado a las entidades del país y el conteo en los Consejos Municipales Electoral, por ello, decir que están listas para el domingo que viene, no es solo decirlo con palabras, sino reconocer todo el trabajo de las personas que intervinieron para que esto suceda.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button