Editoriales

Gaceta


Por: Raúl Terrazas Barraza

*Los cierres y la música

Los cierres de las campañas proselitistas de los candidatos a todos los cargos públicos que se disputan en la elección del seis de junio venidero, tienen, por obligación que ser muy fuertes, para ganar el terreno que no se pudo con el proselitismo y al parecer todos tienen un mismo enfoque, que los ciudadanos vayan a las urnas y voten, para que la participación pueda garantizarse y que, cuándo ya estén allí crucen las boletas a favor de las formulas que fueron a verles.

Obvio, los dirigentes de los partidos políticos en la entidad ya tienen una radiografía sobre cuál podría ser el comportamiento del electorado respecto a los candidatos que presentaron a través del INE y del IETAM, por tanto, son quienes deben de impulsar los cierres de las campañas en la medida que puedan hacerlo ayudar los candidatos para que toda la carne quede en el asador, porque ya no habrá de otra, si los electores no les vieron nada en las campañas, no votarán por ellos.

La forma en que cada uno de los líderes de los partidos ven las cosas es muy diferente, aunque todos dicen esperar mucho de los ciudadano ante quienes se presentaron vía los candidatos a las presidencias municipales, diputaciones locales y las nueve Federales que están en juego para la integración de la nueva Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

El responsable del partido Verde Ecologista de México en Tamaulipas, Ricardo Gaviño Cárdenas, cree que el trabajo de la directivo y el papel que llevan a cabo los candidatos le dará un aire de crecimiento en las regiones de la entidad, sobre todo, porque los ciudadanos pudieron percatarse de que, a pesar de ser un partido que tenía dificultades para mantener su registro, supieron aprovechar la circunstancia y llegar al día de las elecciones con una organización más fuerte, preparada para contender en las elecciones venideras, entre ellas la de relevo en la gubernatura, cuyo ganador estará al frente del Poder Ejecutivo por dos años.

Esto último porque el proceso electoral estatal tiene que quedar alineado a las fechas de las elecciones federales, es decir, que en el 2024, cuándo los mexicanos voten para nombrar un nuevo presidente de la República, también lo harán para cambiar al Gobernador de Tamaulipas, presidentes municipales y diputados locales.

Por su lado, el presidente del comité estatal del PRI, Edgardo Melhem Salinas, sabe que vana contracorriente porque los ciudadanos se mantienen a la distancia de ese que fue el partido más poderoso de México y que, en la actualidad está rebasado por el PAN y por el partido Movimiento de Regeneración Nacional, aunque la posibilidad de que pueda ganar algunos municipios y distritos, equivaldría a pasos en firme en cuánto a la reconquista del electorado.

Por cierto, no son poco quienes creen que el PRI debe repetir en el 2022 con su candidato del 2016, Baltasar Hinojosa Ochoa, porque de entrada tendría un equipo político diferente que podría acercarlo a los electores y no alejarlo como sucedió con aquellos que estuvieron muy cerca de él en la campaña proselitista que se perdió. Obvio muchos consideran que el excandidato se alejó de los electores y de Tamaulipas, ya que, existen versiones en el sentido de que vive en los Estados Unidos  

Se supone que el más preocupado de todos los dirigentes de partidos, es Luis Cantú Galván, del PAN, porque tiene prohibido perder municipios y distritos, así que, su trabajo para respaldar las candidaturas debió de ser cuantioso y por ser de los que tienen una gran estructura en Tamaulipas, ni siquiera de enojarse con aquellos que se manifiestan a favor de sus adversarios, ni modo que en ciudades como Victoria, donde tiene una fórmula ganadora deba de pensar que los del partido del gobierno federal tienen posibilidades reales de ganar, porque el cuento de que éstos últimos se encuentran arriba en las preferencias, es inexacto.

Es probable que el comité estatal del PAN se haya equivocado con algunos candidatos a las alcaldías y diputaciones, sin embargo, a pesar de ello, cuenta con las herramientas y el empuje necesarios para llevarlos al triunfo, pomo si nada pasara en el escenario panista por el nuevo contexto que se vive en la entidad.

Tomarse demasiado personal el asunto de Reynosa no conduce a nada positivo, máxime si se considera que ese municipio aunque se le conozca como, la joya de la corona, la verdad dejó de ser de ellos desde hace mucho tiempo, porque la alcaldes se fue por la vía libre y estuvo en contra de todos los paisanos suyos que fueron llamados a colaborar en la administración estatal, incluso, llegó a considerarlos como sus enemigos.

Para que nada de esto que ocurre en el municipio más grande de la entidad existiese, quizá el mismo dirigente estatal del PAN, debió de renunciar a ese cargo y postularse como candidato a la presidencia municipal, pero, por desgracia quedaron en primera línea compromisos de alto riesgo que definiciones ganadoras al cien por cien. Ni modo que Cantú Galván no hubiese podido mejor con el paquete de la candidatura que Jesús María Moreno Ibarra, del que se duda que pueda ganar, porque los panistas que se fueron al Partido Regeneración Nacional, salieron más picudos que él.

Que los cierres de campañas se conviertan en un termómetro de aquello que sucederá en las urnas el  próximo seis de junio, para que decir que no, de ahí que apostar todo, echar toda la carne al asados y concretar propuestas y compromisos de mucho peso, debe ser una norma para todos los candidatos de cualquier partido político, como si no hubiesen asistido a donde están lo electores para plantar sus programas de trabajo de los próximos tres años y ofrecer hasta las perlas de la Virgen.

Son los cierres el corolario del trabajo de muchas semanas en territorio, en aire, medios, redes sociales, de horas en la calle y de recuentos productivos de actividades frente a la sociedad y, si aquello que pinta es la buena música en cada evento de cierre, pues, demasiado sencillo, que haya música de la buena para que los electores se percaten de que hay candidatos y propuestas para el trienio que viene.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button