Editoriales

Gaceta

Por: Raúl Terrazas Barraza

*Preferencias ciudadanas lastimadas

Como llegan los candidatos a presidencias municipales y a las diputaciones locales a las campañas proselitistas que pueden iniciar desde este lunes, en realidad es una incógnita, porque se dejaron de lado las preferencias ciudadanas por las de los seleccionadores de candidatos encubiertos en supuestas encuestas que les permitieron postular a los abanderados que darán la batalla en las elecciones del seis de junio venidero.

Incluso, hubo trabajos en vano desde antes de la etapa de las precampañas internas de los partidos, los cuales terminaron por confundir a los ciudadanos, como es el caso de la diputada Roxana Gómez Pérez ya que, durante meses acudió ante los ciudadanos de Río Bravo, su tierra para pedirles su respaldo a efecto de ser candidata a la presidencia municipal, sin embargo, se travesó en su camino Miguel Ángel Almaraz Maldonado y debió de aceptar solo la reelección como Diputada, situación que las personas no entienden y se crean conflictos en las preferencias para votar.

El caso de Ciudad Victoria, también polarizó a los grupos, varios de los cuales hasta se enfrentaron en la contienda interna, sin darse cuenta que dañaron la imagen de la organización política a la cual pertenecen a grado tal que se habla del desplome en muchos puntos de las preferencias hacia el candidato, Eduardo Gattás Báez y que fueron a dar a otros partidos y candidatos, al creerse que, el candidato del PRI, Alejandro Montoya Lozano se quedó con puntos de los que perdió el expriísta que ahora es candidato de regeneración a la alcaldía capitalina.

En la antesala de las campañas, dan por hecho que las preferencias que traía la diputada con licencia Yahleel Abdalá Carmona cuándo militaba en el PRI, no le quedaron íntegros a la hora de su postulación por el PAN para la alcaldía de Nuevo Lardo y, cuya campaña iniciará este lunes para competir al tú por tú con quien era su compañera en el Congreso del Estado, Carmen Lilia Cantú Villarreal, convertida en candidata a la presidencia municipal en la que ya estuvo su hermano hace seis años cuando ganó como candidato al PAN, al cual traicionó en el 2016 en que buscó ser candidato a la gubernatura de la entidad.

Existen muchos factores que hacen diferente esta elección local para todos los partidos políticos y desde luego sus candidatos, entre ellos que, como partido el tricolor poco puede ayudar a quienes mandó al ruedo, en general cada uno debe de sacar todo el provecho posible al capital político que acumularon a su paso por los partidos que ahora, en un escenario complicado por el desconcierto de los proceso internos, les dieron la oportunidad por años pospuesta.

Será muy difícil entender que a candidatas de la talla de Mercedes Guillen Vicente, que el PRI le registró como candidata a la alcaldía de Tampico, batalle para ganara cuando tuvo año de resultados positivo en el desempeño de sus cargos tanto de elección popular como de la función pública, de manera que, al igual que el ingeniero Enrique Cárdenas del Avellano, están obligados a sacarle todo el jugo posible a las relaciones sociales que tienen con las personas que votan en las elecciones.

En materia de preferencias ciudadanas, es probable que pueda encontrarse alguno de los prospectos de coaliciones y partidos que superen el 50 por ciento, de ahí que, plantados en la realidad, las candidaturas para alcaldías y diputaciones locales tienen un bajo potencia, comenzando con la de Carlos Peña Ortiz, quien se llevó la nominación del Partido Movimiento de Regeneración Nacional, PMRN, a pesar de que, los grupos sociales y políticos se manifestaron de muchas formas a favor del Diputado con licencia Rigoberto Ramos Ordoñez.

Este conflicto interno, facilitará el triunfo del PAN en Reynosa, porque su candidato a la presidencia municipal Jesús María Moderno Ibarra, hará una campaña con más claridad en todos los sectores del municipio y bajo la premisa de no quedarse encajonado entre el panismo que respaldará a Peña Ortiz, hijo de la alcaldesa expanista Maki Ortiz de Peña y los del PMRN que están enojados porque no le dieron la oportunidad al Diputado Ramos Ordoñez con todo y el alto nivel de preferencias que logró en la contienda interna.

Los candidatos de todos los partidos políticos, parte de un bajo nivel de aceptación de los militantes, simpatizantes o de los electores en general y en 45 días de campaña deben de modificar esa intención, para que puedan traducirse en votos suficientes que les hagan ganar la elección.

Además, existen algunos estudios sobre este tema, que retratan una realidad difícil y que dan con mejor posicionamiento a los que no deberían de tenerlo, como la hermana de Carlos Cantú Villarreal, de quien suponen que saca una ventaja cercana a los 10 puntos a la candidata del PAN, Abdalá Carmona, en tanto que la del PRI, Cristabel Zamora Cabrera, anda por encima del 25 por ciento.

En tanto, en Reynosa dan un 35 por ciento de preferencia a Moreno Ibarra del PAN y un porcentaje muy parecido al expanista Peña Ortiz.

Los datos para Ciudad Victoria son de competencia entre la candidata del PAN, María del Pilar Gómez Leal y el candidato de Regeneración Nacional, Gattás Báez, mientras que sus adversarios postulados por otros partidos, como es el caso de Alejandro Montoya Lozano traen un nivel casi del 20 por ciento y de los llamados partidos chicos las preferencias no rebasan el cinco por ciento en casi todos los casos.

En Ciudad Madero, dan por hecho que el alcalde con licencia, Adrián Oseguera Kernión tiene las preferencias en un 48 por ciento y su más cercano seguidor es el candidato independiente, Miguel Rodríguez Salazar casi llega al 30 por ciento de preferencias y el del PAN, Jaume Turrubiates Solís que fue del PRI se quedó en el 20 por ciento. Por allá, en Tampico, Jesús Nader, alcalde con licencia es el que tiene preferencias más altas, por arriba del 50 por ciento, así que, su adversaria Olga Sosa Ruiz, trabajará el doble para mejorar la percepción de los electores a su favor y darle un susto al empresario que gobierna el municipio.

En Matamoros, la candidata del PAN, Ivett Bermea de García, quien pidiera licencia a la Diputación en el Congreso del Estado, tiene más de 30 puntos a su favor y espera que algunos factores se alineen para crecer más de 10 punto en las primeras semanas de la campaña y convertirse en amenaza para el alcalde Mario Alberto López Hernández que busca la reelección por el PMRN, quien trae más del 45 por ciento de las preferencias.

Y en el caso de Altamira, el exdiputado Ciro Hernández Arteaga del PAN, saca mucha ventaja en cuánto a Intensión del voto a su contrincante de regeneración Armando Martínez Manríquez, casi el doble 40-20 de forma respectiva.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button