Editoriales

Gaceta


Por: Raúl Terrazas Barraza

*Reelección de diputados como meta

Si bien es cierto que en 2015 cuándo las candidaturas independientes fueron novedad y que la reelección permitida por la Constitución Política del país y las de las entidades Federativas una vez que fueron reformadas, así como, la Legislación Electoral Nacional y Local, abrió la posibilidad de que Diputadas y Diputados pensarán en seis años en lugar de tres en sus cargo, solo uno de esos deseos del pueblo mexicano haga pegado.

La referencia es para el segundo caso, las reelecciones de alcaldes y Legisladores, misma que tiene como punto de arranque, que los partidos den el sí a quienes cumplan con la expectativa de ganar las elecciones de nuevo y el no a los que consideren como un riesgo por la presencia de mejores candidatos en los partidos de la competencia.

El escenario pareciera normal y quizá las dos terceras partes de los Legisladores Federales le entren a la reelección, de ahí que cuidaran algo fundamental, sus ingresos personales, por ello generaron un movimiento al interior de la Cámara, para que, con el respaldo de la Junta de Coordinación Política, se decidiera que no pidan licencia y, por tanto, se queden con los sueldos y las prestaciones durante el tiempo que andarán en precampañas y campañas.

Si de números se trata, en todos los casos de los aspirantes a la reelección mantendrán sus entradas de unos 150 mil pesos mensuales, mismos que, por Acuerdo de los órganos de Gobierno de la Legislatura, se establecieron las disposiciones aplicables a la reelección de diputadas y diputados federales, muy a pesar de que el INE había propuesto que quienes pretendieran reelegirse, pidieran licencia y que sus suplentes entrarán en funciones.

Desde la perspectiva de los ciudadanos, esto último será correcto pensado en el esquema de la política, sin embargo, aquello que valdrá, será que no recurran a la licencia para que sus campañas no los dejen sin recursos, incluso, hasta podrían contar con recursos adicionales de la propia Legislatura para que, quienes conforman la mayoría y que llegaron por voto directo en las urnas, puedan repetir el triunfo que alcanzaron en el 2018.

Es claro que Diputadas y Diputados que van por la reelección saben que el escenario será diferente en todos los sentidos, en primer lugar, porque en las boletas electorales que se entregarán a los ciudadanos en las mesas de votación, ya no las hará con la imagen del ahora presidente de la República, Don Andrés López Obrador y eso, de entrada, no les garantiza la misma cantidad de votos que obtuvieron hacer casi tres años.

Pareciera entonces que la misión del Diputado Federal Mario Delgado Carrillo como nuevo responsable del comité nacional del Partido Movimiento de Regeneración, es una sola, lograr que los actuales Diputados se queden en sus curules, porque se confeccionó una Legislatura que le da resultados al equipo que tiene las riendas políticas del país.

De la forma que sea, la probabilidad de que más del 50 por ciento de los Legisladores de Regeneración Nacional no logren la reelección existe y será hasta ese momento cuándo se percaten de que ellos no ganaron las elecciones en el 2018, sino que fue el voto en cascada que los mexicanos dieron a manera de castigo a los partidos grandes que estuvieron en el proceso y abrieron la puerta al partido nuevo que creó el político tabasqueño.

El hecho de que haya un acuerdo con palabras muy a modo de los Legisladores, porque se refiere a se separen de sus cargos o renuncien a sus dietas económicas, sí lo desean o bien a que podrán renuncia por el perdió que señalen a los apoyos económicos mediante un escrito que dirijan a la Mesa Directiva, pero, en ninguno de los dos casos se habla de que lo hagan a fuerza.

Ahora bien, que le gustaría los ciudadanos, muy sencillo, que quienes vayan por la reelección se separen de sus cargos y los dejen en manos de los suplentes que, para eso los eligieron también, porque sería lo justo.

Lo demás, es actuar con alevosía y ventaja, porque tratarán de aprovechar su condición de Legisladores activos en todos los sentidos y eso, a los votantes no les hace gracia, más bien genera animadversión y con ello la posibilidad de buscar otras alternativas para sufragar, no le hace que en el 2018 lo hicieran por el partido nuevo que ganó las elecciones presidenciales.

En el caso de la Legislatura Local de Tamaulipas, la reelección llegará a muchas Diputadas y muchos Diputados, cuya diferencia con sus colegas de la Cámara Federal, es que sí están en posibilidades de ganar urnas otra vez, porque la dependencia del voto no es tan alta sobre una sola persona, aunque sí de los logros de un sistema gubernamental que mantiene sus banderas desplegadas para cumplir con los compromisos que hizo ante los ciudadanos en el 2016.

Muchos suponen que la reelección es sencilla, porque, sí ya ganaste una vez, puedes hacerlo de nuevo, sin embargo, nada está escrito en esta democracia mexicana, de ahí que, los partidos políticos deben de analizar muy bien, en la votación local,  a quienes dan el sí para que aparezcan de nuevo en la boleta electoral y con quienes no deben de arriesgarse, porque se trata de cuantía en las Cámaras y de triunfos en los partidos políticos.

Los otros.

Ante el aumento de contagios de COVID-19, cualquier acción que lleven a cabo las autoridades estatales y nacionales cuenta, por ello, la determinación de la Subsecretaría de Transporte de la Secretaría General de Gobierno de retirar rutas a las unidades que cubren rutas en todas las ciudades de la entidad, fue tomada como buena por usuario y la ciudadanía.

Aquello que debería ser normal es que, los usuarios no abordasen las unidades en las que los choferes no usen cubrebocas, que al llegar subir no tengan a su disposición gel antibacterial o que tampoco haya certeza de que los asientos fueron desinfectados al menos cada vez que llegan a la termina de la ruta en los dos polos.

Pese a que las autoridades de salud no lo dicen en forma abierta, está claro que los ciudadanos deben ubicarse en un punto, frente a la pandemia de COVID-19, en el cual, la prevención depende de cómo cada uno se cuide de los demás, en especial si esos llamados demás, no muestran que cumplen con las medidas sanitarias.

Los datos de contagios y la ocupación hospitalaria en muchas ciudades del país son altos y porque la vacuna no llegará tan pronto como se supone, es imperativo cambiar de actitud y extremar precauciones para mantener a raya la pandemia.

Lamentable que además de que empresas que representaban alternativa de mano de obra para la capital de Tamaulipas, Ciudad Victoria, se vayan, lo es también para dependencias como la PROFECO y CONDUCEF, mismas que cerraron sus puertas por asuntos de presupuesto y desde luego, debido a la pandemia de coronavirus, que ocasionó una reducción en la demanda de sus servicios.

Como en muchos casos de otro tipo de dependencias y organizaciones, los asuntos que puedan tener los consumidores y usuarios de instituciones financiera, podrán denunciarlas a través de las páginas electrónicas, desde las cuales podrán dar seguimiento.

Abandono y desprotección, resumiría los tres asuntos de cierre de operaciones.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button