Editoriales

Gaceta

Por: Raúl Terrazas Barraza

*Presupuesto y política a futuro

Dinamizar la economía del país con la aprobación de un presupuesto público que mire hacia las necesidades apremiantes de las regiones mexicanas, será el reto de los Diputados Federales en este que es su último año de trabajo.

Por ello deberán de analizar bien que instrumentos de financiamiento público desaparecen, como es el caso de los Fideicomisos y a que parte del Presupuesto de Egresos de la Federación destinarán los ahorros de que habla la Secretaría de Hacienda y Crédito Público cuando decida la eliminación de figuras financieras que sirvieron por muchos años para impulsar la economía.

Quien está en medio de la actividad legislativa fiscal y financiera es Diputado Erasmo González Robledo, el ex priista que ahora es parte de la bancada del Partido Movimiento de Regeneración nacional y que llegó a la presidencia de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, debido a la separación del cargo de Diputado y titular de la misma de Alfonso Ramírez Cuéllar, ya que fue designado para la presidencia interina del partido del Gobierno.

Ahora que estuvo en Tamaulipas el Gobernador de la entidad, queda bien claro que las inversiones para infraestructura del Gobierno de la República tienen que multiplicarse, porque 482 millones de pesos en Matamoros y la mitad de esa cantidad en Reynosa no es nada frente a las demandas planteadas por los habitantes que buscan elevar su calidad de vida.

En el inicio de este fin de semana, los manejadores de la Cámara de Diputado Federal, se reunieron de forma virtual con el Secretario de Hacienda Arturo Herrera Gutiérrez, con la finalidad de ampliar información sobre la propuesta presupuestal que fue enviada por el Gobierno de la República a través de la dependencia que maneja.

Gonzales Robledo da muestras de compromiso con las entidades del país y aunque ya los Gobernadores de las entidades perdieron el caminito ese de ir con un paquete de proyectos bajo el brazo a San Lázaro para la obtención de recursos adicionales a los que destinan para lo ordinarios, por eso está del lado de que haya más recursos para salud, educación programas sociales, infraestructura, incluso, para el turismo, el asunto es que la solución requiere más que compromiso.

Además, sí el Diputado es de los que creen que además de soñar con la candidatura para la presidencia municipal de Tampico, de donde es originario, le puede alcanzar para colocarse entre los prospectos as la sucesión gubernamental del 2022, ya que precandidatos como los que hay hasta la fecha, están muy retirados de la perspectiva ciudadana.

El encargado del Presupuesto de Egresos de la Federación para el año electoral que viene, debe estar más que pendiente de la evolución de los proyectos políticos que han en su derredor y, sin necesidad de sacar ventaja por una chamba que le gusta hacer en calidad de Legislador, sí tiene que ver por él y su futuro, desde el momento que Mario Delgado Carrillo, su jefe den la Cámara Legislativa, podría no darle juagada si, como se cree no llegará a la dirigencia nacional de Regeneración, porque se acaba de atravesar un inesperado, Gibrán Ramírez, quien ahora resulta ir a la cabeza de las preferencias para la designación presidente del partido.

Además, una vez que concluya la chamba de Alfonso Ramírez Cuéllar en el partido y debido a que quizá no le alcance para quedarse como presidente para dirigir los procesos electorales de 2021 y 2022, el Diputado del sur de Tamaulipas corre el riesgo de pasar a la curul del olvido, sin embargo mientras más se involucre en esto del PEF, mayor será la probabilidad de que amarre nominaciones a candidaturas o una buen chamba en la Secretaria de Hacienda y Crédito Público para la segunda parte del sexenio regeneracionista.

Si bien es cierto que el presupuesto federal para el 2021 tiene un lado financiero, fiscal y administrativo, también es que contiene jugo político y todo dependerá de que sus manejadores den con el clavo para asegurar posiciones en la línea futura del tiempo.

Los que saben de política están ciertos de que, quienes planean, programas y decide a favor de la sociedad, pueden contar con un espacio para el futuro y es el caso de González Robledo, a quien se ve como candidato a alcalde de Tampico, prospecto a la gubernatura de la entidad, Delegado del Gobierno Federal en sustitución de José Ramón Gómez Leal, el reynosense al que se le apagan las velas para su futuro político, en virtud de que, ya quiere más que la alcaldía de Reynosa, aspira a la candidatura de gobernador para el 2022, pero, en un escenario en el cual la competencia está dura, más por la cantidad que por la calidad, pero dura de cualquier manera.

Sobre las peticiones que fueron hechas por le Gobernador de la entidad, Francisco García Cabeza de Vaca, al presidente Andrés López Obrador en Matamoros, para que los dos hospitales que están en proceso de construcción se terminen, aclaran que no requiere de recursos presupuestales del 2021, porque la autorización de las obras vienes desde antes del 2016 y los recursos están en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público o en alguna dependencias de esas que son resguardantes de los presupuestos aprobados para obras y que, por una u otra razón no se han ejercido.

Así que, la conclusión de los Hospitales de Matamoros y Madero, no es asunto de presupuesto para el 2021 y por tanto que daba incluir que el Diputado Erasmo González Robledo se emplee a fondo, más bien es cosa de realinear el destino de las inversiones para aquello que se programó desde hace muchos años, aunque, como siempre que las obras se tardan, los recursos que se tenían se quedan cortos y quizá para que las obras de los dos nosocomios puedan llevarse a cabo, se requerirá de un dinero extra.

Como en la Federación, los municipios y las entidades, están ya en los tiempos de los presupuestos, por tanto, septiembre además de informes de los alcaldes de Tamaulipas en las primeras dos semanas, debe destinarse a concretar las propuestas presupuestales para el ejercicio del año que viene, incluso, los Cabildos tiene que analizar las propuestas que hagan los funcionarios del área financiera, en el entendido de que, para los tres niveles de la administración pública, deben de tomarse en cuenta los ingresos que tendrá por el cobro de impuestos, derechos y obligaciones de los ciudadanos.

Como el PEF, los presupuestos estatales, deberán contener los recursos que pondrán a disposición de los organismos electorales para que cumplan con la organización de las elecciones locales y federales o concurrentes como también se les denomina.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button