Editoriales

Gaceta

Por: Raúl Terrazas Barraza

*Medio año sin ir al otro lado

A la pregunta para quienes no son residentes de los Estados Unidos en la región del Valle de Texas, que si extrañan ir a Mc Allen, Mission, Harlingen, Brownsville y San Antonio, la respuesta fue inmediata, que sí, aunque también agregaron que los gobiernos de las dos naciones, deberían de dar por superadas las restricciones de viajes para compras y turismo.

Ahora será hasta el 21 de septiembre cuándo pudieran abrirse los puentes internacionales, para lo cual, existe la intervención decidida de algunos Congresistas de Texas ante la administración federal gringa que está asentada en la ciudad de Washington, para acelerar esa apertura ya que, los comercios de las ciudades del Valle de Texas, están en agonía económica, porque no están diseñados para atender la demanda de su población, sino de los visitantes que llegan de muchos estados de México.

La frontera está cerrada a causa de la pandemia de COVID-19 y con la idea de evitar contagios entre la población de las dos naciones, desde el 21 de marzo y entonces se dijo que podría durar hasta el 19 de mayo, es decir, alrededor de dos meses, sin embargo, de entonces para acá se la han llevado de mes en mes la fecha para abrir los puentes internacionales.

El 21 de julio pasado se dijo que el paso se permitiría el 22 de agosto, no se llegó a ese día para cuando las autoridades sanitarias de Texas anunciaron que será hasta el 21 de septiembre, por tanto, los mexicanos que viven en la faja fronteriza y que están acostumbrados a los productos y servicios del Valle de Texas, tuvieron que cambiar el chip de su mente y hacerse a la idea de esperar un mes más.

Son cinco meses sin actividad económica entre los dos lados de la frontera mexicano-estadounidense y la verdad es que más de un 30 por ciento de los establecimientos que están en espera de los clientes de ambos lados quizá ya no estén allí en la reapertura de los puentes internacionales, desde luego, el impacto negativo es más duro para los negocios del Valle de Texas en virtud de que su demanda era mayor.

Trey Mendez Alcalde de Brownsville, ciudad hermana de Matamoros, dijo que no se tendrá la economía de antes, pero, todos quieren estar bien de nuevo, aunque se batallará porque la economía es difícil en estos momentos. Consideró que deben llevarse a cabo acuerdos con sus vecinos para impulsar los negocios en los próximos meses.

El comercio de la ciudad gobernada por Mendez, registró su menos cantidad y la recuperación tardará, por ello, como lo hacen representantes de Cámaras Comerciales, coincidió con la idea de los representantes ante el Congreso de los Estados Unidos, para que Washington intervenga y puedan abrirse los puentes internacionales rápido.

A fuerza de ser sinceros, los gringos podrán tener mucha prisa para que los mexicanos vayan a sus tiendas a comprar, aunque la gente de acá tiene que medir muy bien el riesgo que representa el contagio de COVID-19, ya que en el Valle de Texas existe un alto índice de propagación del coronavirus, así que, la lógica dicta que hay que pensarlo dos veces antes de ir por los productos y servicios que a las personas gustan.

El gusto o la necesidad de ir al otro lado, durará a consecuencia de la pandemia de COVID-19 seis meses, en caso de que el 21 de septiembre los puentes internacional que hay desde Nuevo Laredo hasta Matamoros funcionen de nuevo para todos aquellos que tienen visa en sus micas o en sus pasaportes.

Los otros

La canícula de este año comenzó el 22 de julio pasado y concluyó de acuerdo con los tiempos de CONAGUA este 22 de agosto, trajo temperaturas muy altas para regiones como el centro y norte de Tamaulipas, porque se alcanzaron calores de más de 45 grados, aunque las previsiones de CONAGUA eran por encima de los 37 grados centígrados.

Otros elementos que se pueden identificar en este tiempo de altas temperaturas es la ausencia de lluvias, calentamiento del aire y cielos despejados, los cuales, ocasionan un gran impacto negativo en la población al propiciar padecimientos como el golpe de calor, insolación y desesperación por la incomodidad que representan sudar a cualquier hora del día.

Pero, al concluir este fenómeno natural, existe otro que los observadores del clima denominan la canícula chiquita, al ser un período menor a 15 días, porque siguen el calor intenso y hasta mayor sensación térmica en virtud de un incremento en la humedad relativa del ambiente, ya que, pueden presentarse lluvias resultado de las tormentas y huracanes del Golfo de México.

La canícula chiquita que comenzó este domingo, afectará a casi una veintena de entidades, entre ellas Tamaulipas, para las cuales se esperan temperaturas altas, aquí superiores a los 40 grados, de acuerdo al pronóstico de la Comisión Nacional del Agua.

Es un hecho que para después de la primera semana de septiembre, el ambiente cambiará y los intensos calores podrían transformarse en días más agradables, aunque, será hasta el 15 de septiembre cuándo las altas temperaturas desaparezcan.

Es el Día del Grito de la Independencia en México y, en el caso de Ciudad Victoria por lo regular llueve, es más, la gente que acude a la plaza principal de la capital tamaulipeca, sabe que debe acudir paraguas en mano, porque a la hora de que el titular del Poder Ejecutivo vitorea a los héroes que nos dieron patria y hace ondear la bandera, por lo regular aparece la lluvia.

A nivel nacional se recordó el incidentes de los 72 indocumentados que fueron encontrados en fosas clandestinas ubicadas en el municipio de San Fernando, con motivo de los 10 años de ese acontecimiento que puso en el centro de la atención al municipio que ahora gobierna José Ríos Silva, quien lleva casi la mitad de esos años como tal y aunque no está dentro de sus posibilidades resolver el enigma de ese caso, sí tiene que lidiar con el hecho de que allí se cometieron crímenes que lastimaron mucho a la sociedad.

Obvio, a toldo ese tiempo de distancia, no existe, como lo señalan las redes sociales, detenido alguno y las investigaciones que en su momento se llevaron a cabo, jamás condujeron a nada.

Por allá en la ciudad de Reynosa se habla de la forma de hacer proselitismo del Diputado Rigoberto Ramos Ordoñez, quien es plurinominal por el Partido Movimiento de Regeneración Nacional, ya que regala gas a las familias de colonias de aquella ciudad y aunque dice que no se pide nada a cambio, desde luego que, detrás de la acción, está la intención política, en virtud de que el hombre quiere ser candidato a la presidencia municipal en la que despacha la panista Maki Ortiz Domínguez.

Ahora sí que, a quién le dan gas que llore, por ser un insumo básico para el funcionamiento de los hogares y seguro cada vez que las personas coman alimentos preparados con el gas gratis, se acorarán del nombre del diputado, para que, en las encuestas del partido político que representa y que se levantarán para definir las candidaturas, el Legislador podría llevarse la nominación.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button