Editoriales

Gaceta

Por: Raúl Terrazas Barraza

*Más burócratas a su chamba

En base a lo dispuesto en el Acuerdo mediante el cual se adicionan lineamientos sobre la reincorporación para las actividades laborales de las y los servidores públicos de las dependencias y entidades de la administración pública estatal, el Artículo Segundo del mismo determina que a partir de este lunes se reincorpora el 10 por ciento de los trabajadores que disfrutaron de sus vacaciones en el primer período de este año.

El primer llamado para los trabajadores del Estado fue con la publicación de un Acuerdo similar en el Periódico Oficial del Estado, edición vespertina número 89, del 23 de julio pasado, en el cual se hizo alusión a las medidas  adoptadas por la emergencia sanitaria de la epidemia de enfermedad generada por virus SARS-Cov2, COVID-19,

El Acuerdo para que un 10 por ciento más de los empleados acudan a sus áreas de trabajo fue dado a conocer por la misma publicación, pero, del jueves 13 de agosto de 2020, en el cual también se señala quienes mantienen las licencias laborales con goce de sueldo, es decir, quienes tienen algún padecimiento que los hace vulnerables a COVID-19.

Se trata de mayores a 60 años, pacientes con obesidad mórbida, pacientes en tratamiento con VIH, mujeres embarazadas en segundo y tercer trimestre de gestación, pacientes con hemodiálisis o diálisis peritoneal, personas en tratamiento de cáncer enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfisema pulmonar mayor a dos años con expediente, aquellos pacientes en protocolo de trasplante o trasplantados y con esclerosis múltiple.

Se quedan en sus casas las embarazadas en segundo y tercer trimestre, aquellas que están en lactancia matera durante la incapacidad por maternidad y los que demuestren tener diabetes descontrolada

Estarán ya en sus puestos de trabajo las personas con diabetes e hipertensión por considerar que éstos pacientes han tenido cuatro meses para el control de sus padecimientos, así como, las mujeres con hijos menores de 12 años que se encontraban con licencia, por tanto, deberán de ser tomados en cuenta en el 10 por ciento de quienes se incorporan a sus actividades.

El Acuerdo decretado el pasado fin de semana y que ya es conocido por directivos, dirigentes sindicales y responsables de recursos humanos, contiene además los protocolos de reapertura para la nueva realidad con convivencia segura para todas las oficinas gubernamentales del estado de Tamaulipas que ocupen edificios de cero a tres pisos y otro para la reapertura también de oficinas gubernamentales en la entidad que ocupen edificios de más de cuatro pisos, en los cuales se detallan las medidas sanitarias que deben de prevalecer en todo momento.

Además del objetivo, ambos protocolos apuntan los aspectos generales que deben de ser observados, por ejemplo, en el punto nueve se señala el escalonamiento de horarios para el ingreso a los edificios públicos, estos es, que quienes trabajan en la planta baja deben entrar a las ocho de la mañana y salir a las dos de la tarde, quienes lo hacen en el piso uno entrarán a las ocho y media y saldrán a las dos y media de la tarde, los que están en el piso dos, comenzarán a trabajar a las nueve de la mañana y saldrán a las 15 horas y aquellos que tienen sus espacios en el piso tres, llegarán a las nueve y media de la mañana y saldrán a las tres y media de la tarde.

Por demás está decir, que todo esto está cruzado con la información epidemiológica que maneja el Comité Estatal de Seguridad en Salud, a cuyo juicio podrán modificarse los acuerdos, siempre sobre la base de reducir el riesgo de contagio de las personas.

Es probable que esta semana también haya un ajuste en el asunto de la reapertura de los establecimientos comerciales, cuya presión hacia las autoridades sanitarias proviene de aquellos negocios que funcionan a base de la concentración de personas, como gimnasios, albercas públicas y privadas, salones para fiestas, iglesias, centros de espectáculos y actividades deportivas, cuyos propietarios insisten en la reapertura, porque la finanzas de sus empresas son complicadas.

En algunos casos, los empleados de varias Secretarías de la administración estatal, señalan como relevante que los directivos revisen a fondo las perspectivas presupuestales que tienen para la operación de los programa o actividades, ya que, las primeras dos semanas de este mes, todos aquellos que estuvieron de nuevo en sus puestos de trabajo, no tuvieron actividad y solo pudieron constatar que los riesgos no disminuyeron porque conocieron de contagios de compañeros suyos.

La idea es que, si las dependencias no tienen recursos para la ejecución de los programas, los empleados no deberían de permanecer en sus oficinas, ya que, se percataron de que había alguna cosas por hacer, pero, no con que hacerlas, ni siquiera gasolina para los vehículos en los que deberían de llevar a cabo sus actividades.

La revisión del presupuesto para las 16 semanas laborales que le quedan al año fiscal 2020, tendría que incorporarse como variable que determine la presencia de los empleados en sus puestos de trabajo, de tal forma que, en el momento que haya recursos, pueden citarlos para que se presenten a trabajar y si no han con que, deben de permanecer resguardados en sus casas.

Se supone que esta propuesta de cientos de trabajadores ya fue comentada con las dirigentes del Sindicato de Trabajadores del Estado, que maneja la licenciada Blanca Valles Rodríguez y que será analizada con las autoridades estatales, de manera especial con la Secretaría de Administración.

Los otros.

David León Romero, quien tenía a su cargo la Coordinación Nacional de Protección Civil, que ahora depende de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana que tiene a su cargo Arturo Durazo Montaño, fue reemplazado por la licenciada en Historia del Arte, Laura Velázquez Alzúa.

El hombre con el que el Coordinador de Protección Civil Tamaulipas, Pedro Granados Ramírez pactó el respaldo para las comunidades que resultados afectadas con las intensas lluvias del Ciclón Hanna, allá en la región fronteriza, sobre todo en Reynosa, dejó la Coordinación Nacional porque fue nombrado responsable de la importación de medicamentos y vacunas que el Gobierno de la República hará bajo la tutela de la Organización Panamericana de la Salud.

La nueva titular de Protección Civil fue Delegada en Azcapotzalco, manejó el Desarrollo Económico del Distrito Federal en los tiempos de Marcelo Ebrard Casaubón y estuvo a cargo del Instituto de la Mujer también de la Ciudad de México, lo único que no se sabe es si conoce el país y en especial las entidades como Tamaulipas que requieren de apoyo constante por la vulnerabilidad frente a fenómenos naturales, sobre todo, en la temporada de Huracanes que comenzó el primero de junio y termina en noviembre.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button