Editoriales

Gaceta

Por: Raúl Terrazas Barraza

*Partidos desde cero

Mal harían los partidos políticos en no prepararse a fondo para las elecciones del año que viene. En primera porque se trata porque las habrá en todo el territorio nacional ya que, se votará por los 300 diputados de mayoría relativa que integran la Cámara Baja del Congreso de la Unión y en virtud de que hay en juego 15 gubernaturas.

Además, en casi todas las entidades hay elecciones locales para renovar alcaldías y diputaciones, de tal forma que no es un proceso sencillo, tienen que hacer de tripas corazón y sacar creatividad, fuerza y desde luego recursos para estar a la altura de las expectativas que puedan hacerse los ciudadanos una vez que en la escena de la política quede claro quienes jugarán y con que colores.

En la dirigencia estatal del PAN que tiene a su cargo el reynosense Luis René Cantú Galván, se habla de llamadas de atención al grupo que comanda, para que tome el control político de municipios y regiones, porque, en la sartén por el mango no será válido que los resultados sean inadecuados.

Es decir, tiene que repetir la dosis de las urnas tanto del 2019 como del 2018 en cuánto a elecciones locales, porque ganaron casi todo el día de las votaciones y aunque salieron mal en las posiciones legislativas del Congreso de la Unión, es este el punto a remontar con todo porque los nueve distritos debe de ganarlos el equipo de trabajo de Cantú Galván.

No tiene de otra dicen los panistas panistas de municipios como Victoria y de Tampico, convencidos de que desde el poder político estatal dónde se encuentran los triunfos, así que el trabajo en las bases tiene que comenzar a sentirse con el arranque del proceso electoral que echarán a andar tanto el INE como el IETAM a partir del mes de septiembre que viene.

Es seguro que el dirigente del PAN debe de fajarse los pantalones, para que las candidaturas que exijan los militantes a través de las consultas que se realicen se respeten, de lo contrario quienes portan una credencial para votar con fotografía pueden voltear hacia otras alternativas, al fin y al cabo ya saben que pueden cantear las elecciones en otro sentido porque no les hicieron caso.

Para el partido en el poder federal, Movimiento de Regeneración Nacional, Tamaulipas es un dilema respecto al comportamiento de los electores con ellos y sus representantes sabe que la desorganización que tienen desde el 2018 será su tumba política respecto a las diputaciones federales y si en las diputaciones locales del año pasado ganaron un distrito, pudiera ser que ahora no ganen nada y que el PRI o Movimiento Ciudadano de la sorpresa al quedarse con uno o dos distritos de mayoría.

Prepararse a fondo para las elecciones del 2021 en Tamaulipas, puede entrañar grandes dificultades, en primera, porque la pandemia tiene todo taponeado en cuánto a actividades políticas, segundo porque todavía no se logra hacer clic con los ciudadanos que podrán votar el año que viene.

El trabajo está muy escaso y nadie cree que mejore para cambiar la percepción que los electores tienen de partidos, candidatos y elecciones.

Hay una tabla de salvación para el proceso y son las autoridades electorales, el INE y los Institutos Locales que organizan los procesos, porque tienen la capacidad de hacer que, con sus actividades previstas en la Legislación, en especial la participación de la ciudadanía y la capacitación generen vibras positivas hacia el proceso una vez que los tiempos en el calendario electoral se identifiquen y se cumplan.

Ya aparecieron en este mes de agosto algunas intensiones de los partidos políticos para significarse frente a la ciudadanía, es el caso del licenciado Edgardo Melhem Salinas quien desde el que fuera partido poderoso, el PRI, comenzó a revisar la metodología existente para la determinación de las candidaturas y con suerte puede flexibilizarlas para que no se vea tan mal la opción de candidatos externos que puedan garantizarle mejores resultados en las urnas.

De funcionar esto, podría hasta pensarse que el actual militante del Partido Movimiento Ciudadano, Gustavo Cárdenas Gutiérrez, que tiene un buen capital electoral porque la gente vota por él, sea candidato a diputado federal por el partido que gobernó Tamaulipas hasta el 2016 ya que, cuándo el matamorense comenzó en la política lo hizo desde el PRI, porque buscaba ser candidato a la alcaldía de Victoria, pero, al definir esa posición a favor del doctor Carlos Castro Medina, el empresario hotelero, se fue al PAN y ganó la presidencia municipal.

También pudiera darse el caso de que en esa flexibilidad que se defina Melhem Salinas, se perdone a quienes renunciaron al PRI y que pudieron ser buenos candidatos en el pasado y lo sean para el 2021.

En pocas palabras, hay quienes creen que los partidos políticos andan desde cero, excepto el que maneja Cantú Galván, porque además de estructura, cuenta con grupos organizados como para mantener el triunfo en la mayoría de los municipios y los distritos.

Los otros.

La nueva cortina de humo desde el IMSS, son los aplausos y los reconocimientos, pero, aplausos, muchos aplausos, más de un minuto, para que el Presidente de la República Don Andrés López Obrador se de cuenta que son excelentes aplaudidores y que actúan acorde a la nueva realidad.

Funcionarios de todos los niveles directivos y de toma de decisiones, salieron de sus oficinas para, en sana distancia imitar, por indicaciones de su Director General Zoé Robledo Aburto la acción de más arriba, sin tomar en cuenta que podrían ser cuestionados por sus derechohabientes, ya que, cuándo les buscan para resolver alguno de sus miles de problemas jamás están disponibles en sus oficinas y ahora hasta llegan a las explanadas para aplaudir en homenaje a los obreros que tienen asegurados y que perdieron la vida por la pandemia del CONVID-19.

La verdad, con lo muy aplaudidores que resultaron, llamaron la atención de más de cuatro, sin embargo, todo mundo sabe que salieron porque así fue la instrucción de la Dirección General, no porque les haya nacido hacerlo.

Desde la perspectiva de la derechohabiencia, el aplausómetro de los funcionarios del IMSS no es una señal de mejoría en la calidad de la atención y de los servicios que prestan, más bien suena a lavarse las manos de los compromisos que tienen con los aportadores de cuotas, patrones y obreros.

Si la Federación está preparada para iniciar las clases en educación básica, los gobiernos de las entidades del país, también deben estarlo, porque se trata de coordinación absoluta en los esquemas de trabajo para la modalidad no presencia, la que, por cierto hasta se exportará, porque hay varios países a decir del Secretario de Educación, Esteban Moctezuma Barragán, que quieren la asesoría de ellos para trabajar en el ciclo escolar que comenzarán.

El gran problema para la educación pública no presencial en línea, es que ni los maestros ni los alumnos cuenta con todas las herramientas y canales de comunicación adecuada, en primer lugar porque una gran cantidad de profesores no tiene computadora y los que cuenta con ella, tienen mala calidad de conectividad en la red.

Son demasiadas cosas las que deben de revisarse, en el entendido de que, las clases por televisión son un gran auxilio para la impartición de los temas, sin embargo, el contacto entre maestros y alumnos debe de ser por redes sociales y la Internet, cosas que no tienen una cobertura al cien por cien.

De cualquier manera, el ciclo escolar iniciará y se saldrá adelante a prueba y error, porque hay voluntad de los profesores para enseñar y de las autoridades para aventarlos al ruedo aunque carezcan de las herramientas necesarias para hacer un buen trabajo formativo.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button