Editoriales

Gaceta


Por: Raúl Terrazas Barraza

*La Libertad de Expresión fuerza social

Con la libertad de expresión los ciudadanos pueden desarrollar otros derechos como la libertad de prensa, los derechos de reunión, asociación, petición y de participación política.

La libertad de expresión es un derecho humano básico, elevado a rango Constitucional, es por tanto un derecho básico, fundamental, inherente y necesario a la naturaleza humana, de ahí que se haya definido desde 1951 el día de su conmemoración en México.

Nada más lamentable que perder el derecho a decir aquello que se piensa, pero, también a creer que, al desplazarla, se pueden generar espacios para manipular las conductas humanas.

La libertad de Expresión tiene una relación directa con el ejercicio de la profesión periodística, incluso, al celebrarse muchas personas piensan en aquellos que son confiable para en análisis de temas que están en la agenda de la sociedad y hasta llego a reconocerse a los propietarios de los medios de comunicación por su determinación de poner en manos de la sociedad sus páginas, micrófonos y programas televisivos a favor de las necesidades sociales.

Fue domingo de festejo para la Libertad de Expresión, en un escenario que debe soportar la irrupción de las redes sociales en relación directa con el avance tecnológico debido al uso de nuevos dispositivos de comunicación, porque ha generado momentos hasta de libertinaje a la hora de expresarse

Al existir otras formas de comunicación, aquello de que entre el cielo y la tierra no hay nada oculto, no da la pauta para nuevos descubrimientos, solo facilita que sea más rápido y sin cuidar las formas profesionales, ya que, en las redes sociales todo es sospecha y nadie se preocupa por documentar las cosas que se dicen, basta decirlas y que cada uno las tome o las deje.

Para fortuna de la buena comunicación, los mexicanos todavía esperan que un medio serio y con profesionales de la información constaten la mayoría de los hechos que se suben a la agenda de la información, sin embargo, la falta de valores y de principios da la pauta para que la verdad no sea asome con la prontitud requerida.

En México celebrar la libertad de expresión no es cosa de los periodistas, debería ser de todos los mexicanos, porque es una acción que está plasmada en la constitución y eso permite a todos decir aquello que se piensa.

La aparición de las redes sociales para la libertad de expresión llevó a acuñar frases como, benditas redes sociales, porque permiten llevar mensajes de persona en persona y de grupo en grupo, sin la necesidad de recursos a profesionales de la información, el punto es la interpretación, porque si las cosas no se dicen bien y con fundamento, se entiende cualquier cosa y ello implica que el efecto buscado al comunicar, en lugar de ser a favor es en contra y es cuándo apreciación cambia y aparece la frase de, malditas redes sociales.

Como derecho fundamental plasmado en la Constitución General de la República, la libertad de expresión practicada por los comunicadores está convertida desde siempre en una herramienta que, mediante el análisis de los periodistas, puede alcanzar un mayor grado de comprensión y desde luego la interpretación es más pura.

El uso de la libertad de expresión para mejorar la calidad de pensamiento, de educación y de vida de los ciudadanos, será siempre la forma más sencilla de comunicarse con la sociedad, porque nada más crítico que buscar la manipulación del pensamiento a través de las redes sociales.

 La libertad de expresión en México es uno de los grandes valores vigentes, aunque hay quienes consideran que no está realizado a cabalidad, porque siempre se trata de coartar esa libertad, como una determinación para tratar de inculcar nuevas formas de hacer las cosas.

La legislación favor de la Libertad de Expresión data de los tiempos de Benito Juárez García como presidente de la República, quien impulsó la idea de que los mexicanos se expresaran con libertad, aunque fue un derecho que durante el porfiriato se vio reprimido.

La lucha por la libertad de expresión comienza por respetar la libertad de los demás a decir aquello que siente, aunque no se esté de acuerdo con sus razonamientos. La libre manifestación de las ideas está consagrada en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en los Artículos seis y siete y se estableció el siete de junio de 1951.

En alguna oportunidad, la UNESCO hizo ver que el siete de junio es una fecha para recordar que los gobiernos de los países respeten sus compromisos con la libertad de palabra, de información y de expresión, mediante la abolición de cualquier medida que las restrinja.

Que daca quien diga aquello que quiere, como quiera y cuándo lo quiera, es una de las libertades de los mexicanos, por desgracia solo se aprecia cuándo se pierde en cualquier proporción o modo.

En la actualidad la lucha por la Libertad de Expresión requiere de una sola cosa, expresarse, aunque, debe de agregarse que tiene que llevarse a cabo con responsabilidad, porque el abuso de esta libertad da pie a grandes confusiones sociales, a interpretaciones erróneas de programas, estrategias y hasta ideologías.

El blanco no será un color porque lo digan todas las redes sociales, se resaltará su pureza cuando en el uso profesional de la libertad de expresión se pueda señalar la naturaleza del color, sus propiedades y la forma como debe de ser visualizado, por tanto, se requiere de un abordaje profesional de la comunicación en el esquema de la Libertad de Expresión.

Alguna vez el pintor victorense Alejandro Rosales Lugo dijo que la Libertad de Expresión es vida y que, su ejercicio pleno lleva al hombre hasta el universo, desde luego, porque es un derecho inherente y necesario a la naturaleza humana.

En la celebración del Día de la Libertad de Expresión, quienes llevan las noticias, quienes las analizan y quienes las comentan, juegan un papel fundamental en la población victorense, tamaulipeca y mexicana, por ello, cada uno desde su trinchera celebró en grande y hasta pudo compartirlo con los lectores de sus medios de comunicación.

Todos los mexicanos deben de voltear a ver la Libertad de Expresión porque es un signo de grandeza humana y sembrar la semilla para que, en los años por venir, más sean quienes propicien su ejercicio a plenitud

Jamás la Libertad de expresión dejará de ser una fuerza social única, si está impregnada de positivismo.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button