Editoriales

Gaceta


Por: Raúl Terrazas Barraza

*Abrir negocios sin garantía de ventas

Este tema de la economía tiene sin dormir a infinidad de mexicanos, pese a que los augurios de las autoridades son en el sentido de que, así como cayó la economía debido a los estragos de la inflación y la paralización por la emergencia sanitaria, podrá recuperarse en un escenario donde la diferencia será el tiempo de recuperación.

El Secretario de Hacienda y Crédito Público Arturo Herrera Gutiérrez, salió a redes sociales a explicar que podrá pasar con este asunto de la crisis, cuyo drama principal es la falta de empleo, la cual, dicho sea de paso, ya el echaron en cara el presidente de la República Andrés López Obrador en el inicio de sus giras por las entidades del país.

Los reclamos no fueron por el respaldo a través de los programas sociales, la gente quiere que desde el Gobierno Federal se eche a andar con resultados inmediatos, una estrategia productora de empleo, porque la gente quiere trabajar, quiere hacer mucho por su familia y buscar ante todo alcanzar un buen nivel de tranquilidad familiar y social, porque eso de dadas las cosas como que no es aquello que acapara la atención de las personas.

Obvio, el trabajo es da independencia de pensamiento y de política, quizá por ello los manejadores del Gobierno de la República se dedicaron a romper relaciones con los empresarios y porque no decirlo, hasta dieron causa a una corriente de zozobra con la finalidad de desalentar las inversiones y, a partir de ello que los apoyos sociales salidos del presupuesto se convirtiesen en una especie de paternalismo que redundaría en la obligatoriedad de votar por quienes dan las becas y los apoyos económicos mediante listados.

Llamó la atención de manera poderosa esa demanda de los ciudadanos del sur del país en el sentido de que haya empleo y de alguna forma se entiende, porque los mexicanos están acostumbrados a trabajar, para desquitar aquello que se comen, incluso, es una filosofía muy arraigada en una de las razas indígenas del país, los tarahumaras del norte, quienes, el día que no trabajan no comen, ni aunque sea dado, en virtud de que, saben desde sus ancestros que la comida tiene que ganarse con el trabajo y no degustarla en medio de la flojera.

Las posibilidades de que la economía repunte son variadas, ya se piensa en forma de V, también de W y hasta de U, pero, en todos los casos debe de contarse con el respaldo de las autoridades federales, estatales y municipales, ya que, el problema no es quien trabaje, sino quienes deben generar los empleos, situación que está ligada al cien por cien en la recuperación de la confianza para la producción que se perdió a partir de la nueva administración federal.

Cierto es que, en esta etapa de la pandemia de COVID-19 uno de los retos de los empresarios fue echar a andar sus negocios para tratar de salvarlos de la quiebra, en especial aquello que, en sus costos de operación tienen rentas por cubrir, la autoridad determinó que esto se lleve a cabo en forma gradual y hay emoción por ello.

La operación de los establecimientos esenciales y no esenciales, propició más movilidad en el país, pese a las advertencias de los expertos en salud pública, quienes considera que México se encuentra en la cúspide de la pandemia y que no se pueden liberar actividades sin ton ni son, porque ello implica una recaída, rebote o disparo de los casos.

Después de la prima etapa de apertura, los empresarios están emocionados por su trabajo, sin embargo, la pérdida de millones de empleos  tendrá repercusiones negativas en la capacidad de compra de los mexicanos, ya que, se pasará de los negocios esenciales a los productos y artículos esenciales para vivir y eso esta relacionado en forma directa con una demanda menos de consumo.

Los negocios podrían llegar a la apertura al 50 por ciento, pero, se enfrentarán a una reducción en el consumo, porque la gente no cuenta con los ingresos suficientes para mantener la misma forma de vida, vendrán los sacrificios y con ello, más empresas de las que cerraron sus puertas durante las semanas de inactividad, tendrán que hacerlo, por la reducción de ventas.

A ello se debe que la promoción y las garantías que pudiesen otorgar las administraciones públicas, tienen que ponerse por delante de las acciones, de otra manera, la recuperación de la economía no será tan rápido como lo prevé el Secretario de Hacienda en V, sino que, será en U por tanto más prolongado y eso representaría una gran dificultad para acercarse al punto de partida del crecimiento, ya que, en este momento México anda en cifras negativas.

Hay demasiadas cosas que hacer en materia de economía, la situación es complicada y será con acciones que propicien confianza de los empresarios o quienes tienen dinero para crear empleo, porque el gobierno no podrá ni crear empleos para el crecimiento ni sostener a los mexicanos con becas o dinero en tarjetas sin que trabajen.

Si a ello se agrega que la sangre Tarahumara corre por las venas de millones de mexicanos, podría decirse que todos quieren tener un trabajo para ganarse la comida y su calidad de vida, además que, trabajo equivale a dignificación y libertad de las personas.

Los otros.

El gobernador de la entidad, Francisco García Cabeza de Vaca estuvo en el municipio de Llera donde puso en operación la Estación Tam Escandón que está dotada con una serie de herramientas para mejorar la vigilancia a favor de la población. Se trata de la tierra administrada por el alcalde independiente Héctor de la Torre Valenzuela.

La Estación está ubicada en la carretera federal 81, que va de Llera a González y forma parte de una estrategia de construcción de este tipo de infraestructura para la seguridad que contempla 30 de ellas.

En esta capital, el alcalde Xicoténcatl González Uresti pidió a sus colaboradores que actuasen con sensibilidad en el diálogo con los tianguistas de los diferentes sectores que se colocan para expendio de todo tipo de productos, ya que los establecimiento no son considerados como esenciales y todavía no pueden abrir, en virtud de generar aglomeración de personas y con ello riesgo alto de contagio.

Porque la bicicleta sirve para la lucha contra el cambio climático, la contaminación y la congestión del tránsito vehicular, a demás, porque es un instrumento que pertenece y sirve a toda la humanidad, es que, el tres de junio se conmemora su día.

Además precede al Día Mundial del Medio Ambiente que se celebra el cinco de junio y que, al igual que el artefacto que ha acompañado al hombre desde tiempos remotos, servirá para remover conciencias a favor de un nuevo orden ecológico que permita mayor armonía entre el hombre y el ambiente.

Con motivo del Día de la Bicicleta, infinidad de personas que quizá  la tienen pero nunca la usa, salieron a las calles para mostrar a propios y extraños que es un medio amigable con el ambiente y que debe de ser usado por todos.

La Definición del Día de la Bicicleta se debió al impulso que la Federación Europea de Ciclistas dio para lograr la aprobación a través de una resolución de la Organización de las Naciones Unidad.

—————

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button