Editoriales

Gaceta

Por: Raúl Terrazas Barraza

*El epidemiólogo que llevamos dentro

Cuando comenzó a hablarse de la nueva normalidad, de inmediato los mexicanos pensaron que lo peor de la pandemia que lleva más de 60 mil casos confirmados en el país ha pasado y hubo un intento por reclamar la cancelación de las medidas que impiden la aglomeración de personas, porque ello incide de forma directa en el aumento de casos por el virus corona.

México es una de las naciones o quizá la única, en donde el gobierno tiene menos razón que la ciudadanía y en dónde a quien menos se cree es a las autoridades, por tanto, el riesgo de propagación del virus es mayor, no por nada la cantidad de casos y de muertes ya superó a las de países que tuvieron escenarios bien complicados por allá en le mes de marzo.

Hasta podría decirse que cada mexicano es su propio Hugo López-Gatell Ramírez o que cada quien lleva por dentro su propio epidemiólogo.

Por la contrariedad que siempre caracteriza a los ciudadanos con sus gobiernos, es que, los niveles de contagio que hay andan muy por encima de aquello que se previó y, como la fábula del pastor, las ovejas y el lobo, cuándo este decía que el lobos e comería a los corderos y pedía ayuda, pero, eso no sucedió y el día que era verdad, nadie creyó en los gritos del pastor y el lobo terminó por comerse sus animales mientras pastaban.

El Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría Federal de Salud, ha dicho en tantas ocasiones que lo peor del asunto de contagio Covid19 estaba por llegar, que, ahora nadie le cree, en virtud de que, la semana que llega es peor que aquella que pasó, convirtiéndose en el cuento de nunca acabar.

En el escenario de la pandemia, cierto por dónde quiera que se vea, es que, los ciudadanos colaboren al cien por ciento con las autoridades para lograr el aplanamiento de la curva de casos en el país, en el entendido de que, en varios estados del país los Gobiernos locales sí han avanzado en este sentido, aunque no pueden soltar las cosas, porque un aumento vertiginoso con todo y sus casos de mortalidad, podría en jaque a los hospitales que están habilitados para atender a las personas infectadas con el virus pandémico.

Una encuesta realizada en los Estados Unidos, relacionada con el levantamiento de las restricciones para acudir a sitios públicos y que la normalidad comience a asomarse, indica que a pesar de esa determinación hay sitios en los cuales los gringos no se sienten a gusto, por las posibilidades de contagio.

Las respuestas indican que casi el 70 por ciento no se sienten seguros de acudir a las tiendas de ropa, por temor a contagios, en tanto que, el 78 por ciento no iría a los restaurantes por la misma razón, sin embargo, asistir a las tiendas de comestibles sí les da seguridad, porque solo el 44 por ciento se sienten incómodos hacerlo.

Dice la empresa analista de información que maneja el victorense Francisco Abundis Luna, que, si se llevase a cabo una encuesta parecida en México, los datos podrían ser diferentes ya que, las personas quieren tener libertad para todo, situación que ha influido en la determinación de abrir mejor en partes, porque los buenos resultados que se tienen en varias entidades del país podrían revertirse en un abrir y cerrar de ojos.

Respecto al manejo de la información sobre casos y fallecimientos ocurridos en el vecino país del norte, la población dice que sí creen los datos en un 32 por ciento, mientras que, consideran que son más elevadas las cifras en un 44 por ciento y quienes creen que son menos, es decir, que las cifras se inflan, son el 23 por ciento.

En México, es recurrente no creer en los datos oficiales, sin embargo, se trata de casos con nombre y apellido, mientras que, aquellos otros de los que solo se habla, no tienen nombre y quedan en el cajón de las especulaciones.

Ahora bien, en el abordaje de la pandemia de Covid19, para los mexicanos hay dos escenarios, el nacional y el de las entidades, ambos con números diferentes, con la ventaja para los Gobiernos de los Estados, que sus ciudadanos creen más en ellos que en la Federación, a lo mejor porque la sufren todos os días para aterrizar las medidas preventivas sin contar con los recursos adecuados para ello, porque la Federación no resuelve apoyarlos como debiera.

Es probable que, cuándo los Gobiernos, sean Federal o estatales determinen la apertura de negocios y de la economía, los ciudadanos, analizarán la realidad que tienen frente a ellos y decidirán no participar del levantamiento de las medidas, para llevarle la contra a las autoridades, es decir, de la misma manera que ahora, cuándo han pedido que todo mundo esté encerrado en su casa para aplanar la curva y reducir los contagios a fin de que los hospitales no se saturen, porque en automático se incrementaría la cantidad de fallecimientos, los muchos andaban en las calles y lo peor, hasta sin cubre bocas.

En Matamoros, la ciudad de Tamaulipas en la que hay mas contagios, debió de establecerse un operativo especial para que representantes de protección civil, de la secretaria de Salud y de las corporaciones policiacas, pidieron a los ciudadanos que se fueran a sus casas y que no anduvieran con la protección necesaria, para bajar la cantidad de infecciones por Covid19

Los otros.

En la atractiva población de Parras de la Fuente, allá en el Estado de Coahuila, se llevó a cabo la reunión de Gobernadores del Noreste de México a la que asisten además del anfitrión, Miguel Riquelme Solís y los de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca y de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, los de Durango, José Rosas Aispuro, Silvano Aureoles Conejo de Michoacán, Enrique Alfaro Ramírez de Jalisco y José Ignacio Peralta de Colima, se habló sobre los protocolos para la apertura de establecimientos que fabrican, producen y distribuyen artículos, se hagan responsables de sus trabajadores y del contacto que puedan tener con sus clientes de mantener la protección y evitar contagios.

Se trata de que, las medidas sanitarias que prevé la Secretaria de Salud se cumplan al cien por cien y con ello evitar la exposición a riesgos.

Hablaron además de incrementar las pruebas de Covid-19 con la finalidad de mejorar la vigilancia epidemiológica y definir el manejo de la pandemia con información de mayor valor.

Por otro lado, los mandatarios que se reunieron en Coahuila, dijeron que la semana venidera presentarán una solicitud ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en la que despacha Arturo Herrera, con la finalidad de que resuelva el pago de las erogaciones que las administraciones estatales llevan a cabo para enfrentar la pandemia y que, de una vez por todas decidan la fecha para la entrega del Fondo de Estabilización, que debe de llegar a las entidades para evitar complicaciones por la emergencia sanitaria.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button