Editoriales

Gaceta

Por: Raúl Terrazas Barraza

*Día de la Madre 2020

Se veía venir que la celebración del Día de la Madre sería diferente en México, pese a ser desde decenas de años una de las festividades más esperadas, para rendir tributo a las mamás, en virtud de que, llevan la batuta para el funcionamiento adecuado de los hogares del país.

La pandemia del Covid19 ha roto todos los esquemas de la sociedad en el mundo, por tanto, México no es la excepción, bajo la premisa de impedir a como de lugar reuniones de muchas personas, debido al riesgo de transmisión del virus corona y que, a partir de ello, los casos aumenten sin control para generar altas tasas de morbilidad y mortalidad.

Difícil en un escenario así, es la imposibilidad de los sistemas de salud de las naciones es responder a la demanda de atención médica adecuada, a partir de la cual se pueda pensar en vencer a la enfermedad cuándo no hay la infraestructura y personal necesario para cuidar a los pacientes.

La mejor manera de responder a la pandemia son las medidas de prevención dictadas por las autoridades de salud tanto del país como de las entidades y aunque los ciudadanos crean que se les ha pasado la mano, porque no les dejan hacer su vida normal, la verdad es que falta mucha colaboración, si se toma en cuenta que todavía se cuentan por miles aquellos que creen que esto de la pandemia del virus corona es algo inventado.

Grandioso sería que, la respuesta de la población fuera en automático al cien por ciento, porque de esa manera vencer la pandemia sería sencillo y quizá en Nueva Zelanda, único país hasta ahora que ha declarado su Victoria frente a la pandemia, porque los ciudadanos se quedaron en su casa hasta que el peligro pasó y solo tuvieron que lamentar el fallecimiento de una persona.

Este 10 de mayo, es diferente para todos, porque el virus corona, freno la tradición de reunirse con las madres toda la familia o bien acudir ante sus tumbas en panteones y en los nichos de columbarios de Iglesias y negocios funerarios en los cuales se depositan las cenizas de las personas cuando son cremadas.

Para ambos casos, la compra de flores para ofrecerlas a las mamás es otra de las tradiciones, por ello, al igual que los panteones y las florerías fueron restringidos para este día, porque representan un riesgo de contagio al ser estas semanas de mayo, las de mayor propagación de la enfermedad.

A nivel nacional, la cantidad de casos ronda a los dos mil y en Tamaulipas, se mantiene por encima de los 20 casos diarios y aunque la mortalidad frente a la morbilidad es más baja en la entidad que en el país, la realidad que, la circulación del virus es suficiente para tener preocupadas a las autoridades y en el caso de las entidades a que, los Gobernadores vayan un pie adelante respecto a la Federación, porque de allá, se hala mucho y se hace poco para que haya los recursos necesarios para adecuar todo el esquema de atención médica a las necesidades reales de la ciudadanía.

Basta ver la cara que tiene la Gobernadora de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, porque la población que gobierna es en la que más morbilidad y mortalidad se presentan, sin lograr que las medidas de restricción tomadas desde el inicio de la pandemia, sean suficientes para cortar la transmisión del virus corona.

Respecto al Día de la Madre y en virtud de la situación prevaleciente, se han generado todo tipo de comentarios y vídeos, relativos a la celebración diferente de este 10 de mayo, en el que, no debe de existir pachanga, tampoco acudir a los restaurantes, ni a los panteones, ni siquiera recibir la compra de flores en los negocios para evitar aglomeraciones.

Hasta con palabras altisonantes presentadoras de programas de televisión y radio se ha referido a la importancia que tiene guardar todas las medidas preventivas este domingo, para que las mamás de todos tengan cero exposiciones al riesgo del virus corona.

Desde siempre y, dicho por trabajadoras de la empresa Teléfonos de México en los tiempos en que las llamadas debería de ser enlazadas desde las centrales que tenía esa empresa y ahora por los reportes que se tienen de trafico de comunicación por las redes, el 10 de mayo es el día de mayor intensidad y, seguro que hoy será todavía mayor, porque infinidad de personas no podrán acudir a visitar a sus mamás ni en las mismas ciudades, para que no haya reuniones copiosas a fin de evitar el riesgo de contagio.

La diferencia con otros tiempos y ahora, es que, la tecnología permite desde una charla entre padres e hijos mediante las plataformas como las usadas para la impartición de clases en línea para los alumnos que dejaron de ir a las escuelas desde hace casi dos meses, también se pueden usar la video llamadas y los mensajes de voz que se pueden enviar a través de las redes sociales.

Las formas de comunicación son muchas, todo está en que, los buenos hijos eviten reuniones de muchos para cumplir con la determinación de las autoridades respecto a la sana distancia, el distanciamiento físico de las personas y desde luego la no asistencia a los negocios que expenden productos de gran demanda en esta temporada del año.

En Victoria los restaurantes se organizaron en lo individual y como agrupaciones para ofrecer comida para llevar desde las primera horas del domingo y esperan tener alta ventas, de acuerdo con la apreciación hecha por el representante de la Cámara de restauranteros, el empresario Jorge Bello.

Son muchos los restaurantes que tienen servicio tipo aquellos negocios de antes, drive in, que quiere decir servicio al vehículo, para que las personas no entren a los establecimientos, aunque promocionan la entrega a domicilio, pero, con un cobro extra que varía para el caso de la capital de Tamaulipas entre 30 y 50 pesos, cosa que no agrada a los compradores de comida, por eso prefieren acudir ellos mismos.

Para la venta de flores, las tiendas de cadena y las florerías establecieron un tipo de servicio que no se hubiera imaginado armaron carpas como en la Navidad para la venta de árboles, pero, ahora se usaron para la venta de flores y una persona las entregaba a los compradores, sin que se bajaran de sus vehículos.

Quizá el enfoque principal de la celebración del día de las madres es el que no debe de perderse, éste es, que las personas obtengan por sus acciones la gran satisfacción de cumplir con la demostración de afecto y cariño a las mamás, por ello, llamadas, video llamadas, mensajes de texto y para aquella que, como Pilar Calanda de Terrazas ya no está, oraciones, muchas oraciones, porque cuentan y cuentan mucho en la satisfacción de cumplir.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button