Editoriales

PRESENCIA


POR: ANA LUISA GARCÍA G


            < Factura del desastre del país la pagará Morena

            < Monreal, Delgado y Ramírez socorristas sin éxito

            < López Gatell, el negro de la feria

            1.- Hay pánico en círculos morenistas de alto nivel debido al escenario político que se ve venir, puesto que, parece inevitable hacer cambiar de opinión al Jefe del Ejecutivo, para instrumentar desde ahora una reasignación de recursos y un programa de rescate económico que proteja el empleo, lo cual de no aplicarse oportunamente será desastroso para el país y para su partido. En esas circunstancias el Presidente del CEN de Morena, Alfonso Ramírez Cuellar tejió un acuerdo con los coordinadores parlamentarios de la Cámara de Diputados, Mario Delgado Carrillo y de Senadores, Ricardo Monreal Ávila.

            Se trata de un documento signado por los tres, en el cual se hace un llamado a los actores políticos, sociales y económicos de la nación, “para unir fuerzas en la actual emergencia y superarla con unidad, solidaridad y amor a México”. Quien debiera estar acordando un pacto de unidad es el Presidente, un pacto formal como en ocasiones anteriores suscribieron todas las fuerzas vivas.

            Este acto desesperado del trio de morenistas es un intento de proporcionarle oxígeno a su partido, aire de boca a boca, en un intento de mantenerlo de pie frente a los comicios de 2021.

            Desde luego estas tres principales cabezas morenistas al dar a conocer este acuerdo, manifestaron su respaldo a las acciones implementadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador respecto a la pandemia.

            Sin embargo en los trascendidos de las reuniones previas a la integración del acuerdo, los ya citados, Delgado, Monreal y Ramírez, mostraron preocupación porque tienen claro que para el momento en que el presidente presente su plan de recuperación y reactivación económica, quizás las medidas ya estén muy rebasadas. Además tras la baja de calificación crediticia a Pemex, el panorama se ve más negro de lo que esperaban.

            Por otra parte agregue Usted el descrédito que ha ganado el Gobierno de la 4ª T, ante las vacilaciones de que “no es necesario el cubre bocas”, luego que siempre si y después, que ¿quién sabe?

            Pero los gobernadores si ven la urgente necesidad de implementarlos empezando por la Jefa de Gobierno de la Cd. de México, recalcitrante morenista, Claudia Sheinbaun, lo aclaramos por aquello que cuando son de oposición el Presidente considera estos actos como estrategia política en su contra. En Tamaulipas ya es obligatorio.

            2.- Un punto más, es el señalamiento televisivo de Javier Alatorre de que no le hagan caso al Dr. Hugo López-Gatell y luego el jalón de orejas desde Gobernación al conductor, lo cual motivó un cambio y corrección a través de twitter. Se le olvidó a Javier que su patrón es de los más beneficiados con contratos de la 4ª T.

            Otro capítulo lo constituyen los desmentidos a acusaciones de la falta de equipo en hospitales del sistema IMSS, uno expuesto por Eugenio Derbez, que cita fuente informativa, se trata de un médico cuyo nombre lo da a conocer, así como la unidad médica de Tijuana, B.C. a la que pertenece; es este profesional del sector salud el que denuncia y el comediante sólo lee su carta que fue retrasmitida por video.

             El otro caso es similar, hay nombre de un doctor y el número de hospital. ¿No sería más fácil haber propiciado un desmentido en voz de esos médicos que forman parte del personal del Seguro Social? en lugar de ser ofensivos con todo el gremio artístico, aunque luego corrigieran que sólo hacían referencia a Derbez. La realidad es que todo pinta a que se tratan de señalamientos auténticos.

            Agregue Usted las acusaciones del Gobernador Bonilla de Baja California desmintiendo a López-Gatell, al que exhibió por presentar resultados con una semana de atraso, es decir cifras irreales, el mandatario surgió del partido Morena, días antes había declarado que “caían como moscas afectados por el COVID, incluyendo personal médico del IMSS”, coincide con el video de Dervez.

            Luego el material de protección, resultó que no es profesional, así lo reconocieron, es decir no es seguro para la protección del personal hospitalario, y ¿por qué se compran cosas que no van a dar el servicio? Y ¿Quién es el responsable de la adquisición? Por lo pronto los gobernadores del PAN regresaron estos artículos.

            3.- La guía Bioética para ser aplicada por el personal médico en momentos de crisis ante el COVID-19, despertó una avalancha de críticas porque no fue debidamente presentada y explicada, para tener la comprensión de la sociedad      .           ¿Cuál comprensión? Que nadie puede dar lo que no tiene, si los hospitales no son abastecidos oportunamente y en el número adecuado de respiradores, alguien no tendrá acceso a él, sea por edad, o por condiciones de salud (cáncer, insuficiencia renal, diabetes, etc). Esto se puede evitar si logramos contener la pandemia en el país, con aislamiento e higiene.

            Este domingo el Presidente anunció que se disponen de 13 mil respiradores, si estos no resultaran suficientes, se sufrirán las consecuencias, y el éxito de la asignación tiene que ver no sólo de la cantidad, sino de la logística, porque si no fueran asignados en un número adecuado y de manera oportuna, de nada va a servir que se compraran millones de ellos. Insistiré siempre que la ineptitud hace igual daño que la corrupción.

            Retomando el caso de la guía de Bioética para la asignación de equipo, o de dar vida a una persona dejando fuera de la oportunidad de vivir a otra, fue tema abordado por López Obrador en uno de los videos del domingo, dijo que no será necesario elegir entre un joven y un adulto mayor, esto luego de informar la cantidad de equipo para respiración artificial con el que se cuenta.

            El hecho de que el Presidente López Obrador tenga que ocuparse de un aspecto de la Guía Bioética, nos dice el impacto que esta recomendación de elegir entre quien presente mayores perspectivas de vida ha tenido la reprobación de los mexicanos y AMLO tuvo que salir “al quite”.

            Todos estos señalamientos y muchos que omitimos por su elevado número, están creando descrédito en torno a quien lidera y aparenta que conduce la estrategia contra el coronavirus, acertó Usted, se trata de Hugo López-Gatell.

            De acuerdo con lo reglamentado es el Consejo General de Salud el que aprueba, el que marca la ruta, el que hace lo conveniente o deja de hacer lo inconveniente y ese órgano lo preside el Secretario de Salud, Jorge Alcocer, pero además no es voluntad absoluta de un individuo, sino el acuerdo del cuerpo que conforman varios Secretarios Federales, los secretarios de salud de los estados, académicos de las principales universidades y centros de investigación del país.

            López-Gatell es el que da la cara, y tal como están las cosas puede convertirse en el “negro de la feria” al que le lluevan los dardos o los pelotazos de todas partes, a él se le adjudicarán los errores de otros, así como pudo haber sido el héroe de la batalla..

            Y es que se acumulan más los errores que los aciertos. Hubo necesidad de emprender una campaña de imagen, sacando a relucir su historia de vida, incluso de juventud y su curriculum, y aún más, el Presidente López Obrador ha tenido que salir a su rescate, avalando su calidad profesional, aún con todo esto el Subsecretario de Salud va en caída libre, sin paracaídas y sin red de protección y de paso arrastrando al Gobierno de la 4ª T y al partido Morena.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button