Sin categoría

Gaceta


Por: Raúl Terrazas Barraza

*El presupuesto federal a escena en estados

Ya una que otra dependencia de la administración pública federal comenzaron a soltar recursos para los programas comprometidos con los mexicanos.

La Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales a través de la Comisión Nacional del Agua, respaldará con inversiones programas como el de agua potable, drenaje y tratamiento de aguas residuales, por lo pronto ya están publicadas las reglas de operación que deben de observar las entidades o municipios que se beneficien con ello.

De la misma forma, la Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural, dio a conocer las reglas de operación para el programa de Fomento a la agricultura, ganadería, pesca y acuicultura para el ejercicio fiscal de este año.

Otras dependencias del Gobierno Federal que manejan recursos en sus programas, son la Secretaria de Bienestar Social, que antes se llamaba SEDESOL, la de Comunicaciones y Transportes, la de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano y en baja escala, pero, que tiene impacto positivo en la generación de empleos, el presupuesto de la Secretaria de Economía, lo malos es que, estas cuatro todavía no se abren a respaldar a las entidades del país vía las reglas de operación de sus programas.

El punto extra a los programas federales, es que algunos de ellos tienen que cambiar hasta su objetivo, ya que, los mexicanos requerirán un gran respaldo del Gobierno de la República para sacar de las dificultades económicas que surgirán a partir de la suspensión de infinidad de actividades, debido al aislamiento y suspensión de actividades por la pandemia del Covid19.

A estas alturas del año fiscal ya era para que los recursos públicos establecidos en el Presupuesto de Egresos de la Federación estuviesen en circulación para activar la economía, porque la ejecución de los programas propicia derrama y los apoyos que se entregan a las personas generan compras de productos.

Suponer que, así como, Desarrollo Rural y CONAGUA dieron señales de vida en eso de la aplicación de recursos federales, lo hicieran también Comunicaciones y Transportes y SEDATU, esa reactivación económica seria mayor, porque quienes realicen las obras contenidas en el presupuesto de las dependencias tienen que consumir insumos y productos locales y eso es negocio para quienes los comercializan y derrama para quienes trabajan en esas empresas.

Ahora bien, el presupuesto federal, no puede quedarse en las arcas de los Bancos o de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, tiene que cumplir con su cometido, es decir, generar actividad económica, productiva y de servicios en el país, se espera que, en el mes de abril ya próximo, los recursos aprobados por la Cámara de Diputados en diciembre del año pasado y que se usarán en el año fiscal 2020, debe llegar a su destino y beneficiar a los mexicanos.

Desde luego, el hecho de que llegue a escena el presupuesto federal nada tiene que ver con el Delegado del Gobierno Federal, José Ramón Gómez Leal, porque el hombre no ha movido las manos para detonar inversiones de programas, solo está pendiente de que los encargados de las oficinas atiendan sus peticiones y le reporten lo que hacen, tenga o no tenga impacto en la población.

Las reglas de operación y compromisos de las dependencias pueden leerse en el Diario Oficial de la Federación, que comenzó a publicar este tipo de anuncios de hace una o dos semanas.

Por la situación adversa ante la pandemia del coronavirus, la respuesta de Bancos, instituciones como INFONAVIT, que no reclamarán el pago de los compromisos mensuales por créditos que se vencen, es loable, como también aquella determinaciones que se adopten desde la parte estatal para apoyar a las empresas como una forma de blindar los empleos que las personas tienen en ellas, en el entendido de que, también se protege la economía de la entidad.

En momentos de incertidumbre, el gobernador de la entidad, Francisco García Cabeza de Vaca, anunció que su administración prepara un paquete de estímulos fiscales y económicos, que, podrían contener elementos como aquellos que propusieron desde la semana pasada dirigentes del sector comercio, como Julio Almanza Armas de la Federación de Cámaras de Comercio, quien pidió prorrogas para el pago de algunos impuestos o la suspensión de otros, como el de nóminas.

Los otros.

Aunque lleguen con la bendición presidencial o del comité nacional del Partido Regeneración Nacional, hay precandidaturas que no caben en Tamaulipas, pero, personas como Rodolfo González Balderrama, Director de Ratio Televisión y Cinematografía de la Secretaria de Gobernación, ahí anda, va y viene por las regiones con la idea de que los habitantes se den cuenta que quiere ser Gobernador de la entidad en el 2022, sin embargo, pese a la movilidad que traía, la realidad es que los ciudadanos no le ven posibilidades reales de que el partido oficial del Gobierno de la República lo convierta en su candidato.

Con la misma intensión el reynosense, Héctor Garza González, nutre su agenda de actividades relacionadas con la educación, pero, con una intención política adivinable desde cualquier sitio en que las personas se paren cuándo el Oficial Mayor de la Secretaría de Educación Pública toma el micrófono para hablar de la importancia que tiene aquello que él hace para la comunidad escolar de los distintos niveles.

Es probable que los ciudadanos que votaron hace menos de un año para elegir a los Diputados Locales que despachan en las curules del Congreso del Estado, todavía vean muy lejana la fecha para las elecciones del 2022, sin embargo, aquellos a quienes se les dio luz verde para que se muevan, saben que el trabajo es ya, no en el año de la elección y tampoco pueden dejarlo para después de las votaciones del 2021, ya que, con un resultado que sea de mediano para abajo, el Partido Regeneración Nacional, perdería competitividad para la sucesión del 22.

Además, los otros partidos políticos, no están inactivo también generan una dinámica que les permite estar en la mente de los ciudadanos, para las dos elecciones que habrá en Tamaulipas en años consecutivos.

En cosas nacionales, el presidente de la República, Don Andrés López Obrador, al fin se dignó a hablar con los del G20, que son los líderes de los países más poderosos del mundo y les dijo que deben de accionar para que la ONU intervenga y evite que las naciones ricas acaparen insumos y equipo médico que se requiere para la atención de la pandemia de Covid19.

También que los países muy desarrollados se comprometan en una tregua para evitar políticas arancelarias unilaterales y una más fue que se revise el precio del petróleo y la otra evitar el racismo y la discriminación.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button