Editoriales

Gaceta


Por: Raúl Terrazas Barraza

*El presupuesto 2020

La propuesta de presupuesto enviada desde el Poder Ejecutivo al Legislativo para que sea analizada, discutida y en su caso aprobada, fija los montos necesarios para la actividad gubernamental, pero, soportados en los ingresos calculados que tendrán en el año venidero.

La propuesta incluye un cobro a dos productos en la entidad, el alcohol y tabaco, que, más como medida para la obtención de ingresos, tiene que ver con la urgencia de reducir el consumo a fin de evitar daños a la salud de las personas y en especial de los jóvenes, ya que, según datos de las instituciones especializadas, cada vez en más temprana la edad en que la adicción a estos productos comienza.

La información que tienen en su poder los Diputados del Congreso del Estado, sobre los ingresos esperados y las partidas que componen el presupuesto de egresos para el año que viene, establece una diferencia a la alza de unos cuatro mil 500 millones de pesos, respecto al presupuesto con el que se cierra el ejercicio de 2019.

En la Comisión de Finanzas, Planeación, Presupuesto y Deuda Pública, que tiene a su cargo el Diputado Arturo Soto Alemán, se llevarán a cabo intensas jornadas de trabajo, para que, el planteamiento se resuelva rápido y que pueda llevarse al pleno legislativo para su aprobación en una sesión a efectuarse el lunes venidero, en virtud de ser la fecha de conclusión del primer periodo ordinario de sesiones y por tanto el presupuesto de egresos debe quedar aprobado por los legisladores.

En caso de que, las cosas no salgan como se espera al interior de las Comisiones Legislativas, y que, el dictamen no logre elaborarse para el lunes, tiene que hablarse de una sesión extraordinaria del Congreso del Estado, que será algo así como especial para aprobar las leyes de ingresos y el presupuesto de egresos, ya que, el año fiscal siguiente inicia con el primer día del 2020.

Por lo regular, los gobiernos municipal, estatales y el de la nación misma, a la hora de revisar los impuestos, deben de tocarse el corazón con los habitantes de sus comunidades, porque, debido a las condiciones difíciles de la economía, será que lidien con aumentos en los impuestos y derechos, por ello es que, de entrada en el análisis de las propuestas en las Leyes de Ingresos, se rechazó la actualización de las tablas catastrales, que si bien, cómo acción parece carecer de implicaciones para los dueños de terrenos y casas, la verdad es que modificarlas, que siempre es a la alza, impacta en el cálculo del impuesto predial.

Una situación similar sucedió con el bosquejo de propuesta con la que pretendía apoyarse a los Ayuntamientos, en sus necesidades financieras, al aplicar cobro a la recolección de basura, pero, no sucederá lo mismo con el gravamen al alcohol y tabaco, porque la idea que el consumo se reduzca para que el impacto sea en la salud de la población y, de entrada las amas de casa estarían de acuerdo, porque de esa manera sus maridos e hijos, le pensarían dos veces gastarse el sueldo en esos productos, cuando las necesidades de las familias tienen otro tipo de prioridades.

Los ingresos para la formulación del presupuesto se refieren a más de siete mil millones de pesos, por ingresos propios procedentes de derechos, productos y aprovechamientos locales, en tanto que, la mayor parte de los ingresos provendrán de la asignación que hace el Gobierno Federal a través de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público en concordancia con el Presupuesto de Egresos y que son poco más de 51 mil millones de pesos

Es por ello que, la propuesta de presupuesto para el año que viene, es de casi 60 mil millones de pesos, 59 mil 513 para ser exactos.

Ya por rubros, para el 2020, la mayor parte del presupuesto corresponderá como siempre a la educación pública, con casi 18 mil 500 millones de pesos, para la salud serán casi seis mil millones de pesos, para Finanzas casi cuatro mil millones, para obras públicas casi tres mil millones, cantidad similar que se destinará a la seguridad pública.

Otras área que absorben presupuesto y que en su proceso de modernización y actualización requieren más de lo asignado, son la Fiscalía General del Estado, a la que le otorgarán mil 355 millones, el Congreso del Estado tendrá casi 282 millones de pesos, el Poder Judicial, casi 900 millones y los organismos autónomos serán apoyados con poco más de cuatro mil 243 millones de pesos.

Para la Universidad Autónoma de Tamaulipas, que también es cosa educativa, el presupuesto prevé casi tres mil 804 millones de pesos y el Instituto Electoral de la entidad, casi 300 millones de pesos.

Están considerados como 90 millones de pesos para que el Gobierno de la entidad, pueda pagar demandas de ex trabajadores que no estuvieron de acuerdo con la separación de sus cargos y metieron abogados, a fin de que les liquiden.

Otras áreas que son estratégicas para cumplir con acciones comprendidas en la Legislación de la entidad y que requieren de financiamiento, son el Instituto de Transparencia y Acceso a la Información que contará con más de 18 millones de pesos en el 2020, la Comisión Estatal de Derechos Humanos tendrá casi 49 millones de pesos, el Tribunal Electoral casi 41 millones y el Tribunal de Justicia Administrativa arribita de 33 millones.

A todo mundo le queda bien claro que el Gobierno debe de contar con recursos para resolver las necesidades de la población y quizá a ello obedece la determinación de crear un órgano estatal tributario, como el que tiene la Federación, ya que, de esa forma podría mejorarse la recaudación y, para que suceda en el tiempo que un exsubsecretario de Ingresos de la Secretaría de Finanzas del estado es Diputado y además presidente de la Comisión de Finanzas, Planeación, Presupuesto y Deuda Pública, Arturo Soto Alemán, es porque sabe como están las cosas y en función de ello generar las herramientas necesarias para mejorar el cumplimiento en el pago de impuestos y derechos.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button