Editoriales

Gaceta


Por: Raúl Terrazas Barraza

*Abuso de poder

Con una ayudadita de la Sala Superior del Poder Ejecutivo de la Federación, la dirigente nacional del Partido Regeneración, Yeidckol Polevnsky Gurwitz podría quedarse una temporada más al frente de la organización y no hasta el día 20 de este mes como está considerado en los estatutos.

En palabras simples, esto quiere decir que, con Magistrados a modo, hasta las cosas políticas se pueden dejar para cuándo quieran y para nada apegarse a la legalidad, aunque con la jurisprudencia emitida por la Suprema Corte mediante su resolución 46/2013, las cosas son más fáciles, en el entendido de que, nadie podrá objetar la situación, ni siquiera Alejandro Rojas Durán, porque desde el comité nacional del partido en el poder federal se encargaron de que le baje muchas rayas a sus aseveraciones en contra de la presidenta provisional.

Se supone que la del cargo heredado por el anterior presidente del nuevo partido político que desplazó tanto al PRI como al PAN, tiene todavía muchas cosas que hacer para dejar en orden la institución y dejarles que decidan las candidaturas y las estrategias para las campañas del 2021, acciones de las cuales ella podría sustraerse, para evitar reclamos futuros y esperar con toda tranquilidad la llegada de la nueva Legislatura que podrían entregársela a ella para que la maneja con todo el respaldo del grupo que está en Palacio Nacional y en las dependencias que tienen que ver con la política en forma directa, Gobernación, Bienestar Social, Educación, Salud y, por motivos de dinero, la Secretaria de Hacienda.

Polevnsky Gurwitz, tiene agendado para esta semana hablar con los funcionarios del Instituto Nacional Electoral, para que consideren la petición de ampliar el plazo para llevar a cabo el cambio de directivos en Regeneración Nacional y desde luego actualizar padrones y la estructura, en apego a la normatividad que rige el funcionamiento de los partidos.

Obvio, situaciones como esta suenen extrañas, ya que, por un lado, los Legisladores Federales de Regeneración la traen en contra del INE, porque quieren asfixiarlo en materia financiera, para que truene y que, la organización de las elecciones se haga en forma incorrecta y por el otro, les pedirá que autoricen la ampliación de tiempos para actualizar padres y dirigencia.

Es un juego extraño, que suena burdo, pero, son quienes están en el poder Federal y por tanto, tienen la sartén por el mango, máxime, sí, en función de jurisprudencia, aplica una prórroga obligatoria si se demuestra que por situaciones transitorias no fue posible renovar los órganos directivos del partido, así que, la mujer está bien segura que podrá quedarse hasta un año más en la oficina que le encargo Andrés López Obrador, cuándo se salió de allí para inscribirse como candidato presidencial en el 2018.

La idea de que hay abuso de poder, por el poder político que tienen los de Regeneración Nacional, debe preocupar a los otros partidos políticos, ya que, si los ciudadanos creen que es correcta la forma de actuar, decidirán que volver a votar por ellos también lo es.

Por cierto, la semana anterior estuvo en esta capital el expresidente de la mesa directiva del Senado de la República, Martí Batres Guadarrama y se dejó ver acompañado del comunicador Julio Hernández López.

Desde luego, lo último que pudiera pensarse es que les trajeron asuntos relacionados con el Partido Regeneración Nacional, con el cual ambos tienen que ver.

El Senador, es de los influyentes con el presidente de la República, pero, nunca con el mismo nivel que su colega zacatecano, Ricardo Monreal Ávila, en tanto que, el comunicador, es uno de los hombres que tiene cancha abierta con el grupo maneja el Gobierno Federal, pero, sin necesidad de estar dentro de la administración, vamos, ni siquiera nada que ver con asuntos relativos a campañas mediáticas o asesorías de alto nivel.

Entonces, si no es por el lado del partido Regeneración Nacional, quedaría pensar que vinieron a echarse unas gordas de Doña Tota a recomendación del Senador Américo Villarreal Guerra, es la gran duda que la visita de ambos personajes dejó en quiénes se enteraron de su presencia por estos rumbos.

Los otros.

En Tampico este fin de semana hubo asamblea de la organización México Libre que pretende convertirse en partido político para estrenarse en las elecciones federales del 2021.

Este es el partido que promueven y echarán a andar los Calderón-Zavala, el matrimonio que dejó al PAN, partido que los llevó a Los Pinos en el 2006, porque la señora Margarita Zavala de Calderón no obtuvo el respaldo para llegar a la candidatura presidencial del 2018, cuándo la manipulación del proceso para la selección del candidato fue tan evidente a favor de Ricardo Anaya Cortés, que panistas de hueso colorado prefirieron buscar otras alternativas para continuar en la política.

Igual que en otras ocasiones, la señora Zavala de Calderón no acudió a la Asamblea Distrital de Tampico, pero, quedan todavía las de Río Bravo y Mante, a donde quizá si vaya para sacarse la espina con los tamaulipecos, porque dicen que a ellos no los atiende como debe de ser.

Tamaulipas aparece de nuevo en el listado de entidades a las que, el Gobierno de los Estados Unidos recomienda no acudir por el alto riesgo debido a la inseguridad.

Este fin de semana la administración del presidente Trump, generó un mapa a través del cual dijo a sus ciudadanos, que eviten, para que no les pase nada.

La situación tensa que se vivió en las ciudades de Bolivia, obligó al presidente Evo Morales a renunciar a su cargo. Y es que, las cosas comenzaron a subir de tono, al grado tal que, las propias Fuerzas Armadas y la Policía de aquella nación recomendaron al cuasi dictador a pensar bien su proceder, en el entendido de que, era mejor deja la presidencia del país y por tanto la candidatura que había lanzado para quedarse un período más al frente del Gobierno, cosa que ya no sucederá.

Es un reeleccionista más que cae, como caerán siempre aquellos que pretendan a estas alturas de la democracia en el mundo, perpetuarse en el cargo so pretexto de que la gente les quiere, cuando en realidad todo mundo está bien de acuerdo en la administración de un período y párele de contar.

Aunque en México después de Don Porfirio Díaz Mori, no hay un presidente que haya gobernado dos períodos, es imposible que pudiera suceder en el futuro. Cualquier mexicano expresa que con un sexenio basta y sobre para conocerlos y ya no quererlos.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button