Editoriales

PRESENCIA

POR: ANA LUISA GARCÍA G.


  < Las quebrantadas finanzas de Morena 

            < Sin legitimidad las asambleas distritales

            < Erasmo se queja, quedó fuera del padrón

            1.- Todo parece indicar que los resultados de las asambleas distritales de Morena celebradas el fin de semana serán anuladas. Aunque el botín principal en disputa es la Presidencia nacional de Morena que se decidiría finalmente en encuestas, forzosamente tienen que legitimar de alguna manera un nuevo proceso interno distrital para contar con consejeros de los que salgan los dirigentes estatales de cada entidad, con certeza, transparencia y sobre todo legitimidad.

            Una parte de la historia tiene que ver con la competencia de tres de los aspirantes serios que se disputan el liderazgo nacional de Morena, cada uno de ellos tienen su propia estrategia para pensar que sus posibilidades de triunfo son reales. La actual Presidenta del CEN Yeidckol Polevnsky le apuesta a la estructura que sembró a lo largo y ancho del país, presidentes del partido en cada entidad, de ahí que el profesor Enrique Torres en Tamaulipas descalifica aunque tardíamente el resultado de las asambleas distritales, imitando la línea de la dirigente nacional.

            Bertha Luján Uranga le apuesta al trabajo realizado desde la estructura federal y a las bondades de la política social, sus apoyos provienen desde las instituciones públicas, incluyendo las municipales, de esa manera “barrió” en las ahora muy cuestionadas asambleas distritales, es el caso de Tamaulipas y lo mismo ocurre en otros estados.

            Mientras que el Presidente de la JUCOPO de la Cámara de Diputados, Mario Delgado tiene sus esperanzas en el termómetro que representan las encuestas, varias de las hasta ahora realizadas lo califican como el número uno en las preferencias de los morenistas. Para seguir este procedimiento habría primero que desmantelar los resultados de las asambleas en los 300 distritos de este fin de semana.

            2.- El diputado federal con cabecera en Madero, Erasmo González Robledo también le entró al tema y en la Cámara de Diputados con sus compañeros de partido, se pronunció contra el procedimiento de las asambleas, puso como ejemplo que él no aparece en el padrón de Morena y que por ese motivo no pudo participar y se preguntó ¿Cuántos en el país estarán en la misma situación que él?

            Se refirió a los actos que ponen en evidencia la ausencia de certeza jurídica específicamente la del padrón.

            La cuestión es que en estas condiciones no se puede ir a las asambleas estatales donde se tiene que elegir en su momento al próximo presidente de Morena de cada entidad, el cual tendrá que salir de los consejeros electos y votados por los mismos consejeros, a los que hoy se observan como ilegítimos.

            La verdad es que ni están todos los que son, uno de ellos es Erasmo, ni son todos los que están, puesto que a varios los cubre la sombra de la ilegitimidad, que es el caso de los servidores de la nación y todos aquellos que están en la nómina de un organismo público, que debieron renunciar tres meses antes de la asamblea para poder participar, esto es votar y ser votado para consejeros.

             En cuanto a Alejandro Rojas Díaz Durán es claro que juega a favor del Presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Mario Delgado y que su papel es desacreditar a las dos damas mencionadas.

            3.- En ese marco de circunstancia podemos entender el papel que estará jugando el profesor Torres durante los días que le resten al frente del partido en Tamaulipas.

            Cierto que las acusaciones de Torres tiene mucha verdad, pero pudo denunciar las inconsistencias del padrón de Morena antes de la celebración de las asambleas y no lo hizo, ahora se juega el todo por el todo, está a punto de cerrar un capítulo electoral bajo su presidencia que será histórico por los resultados obtenidos, pero quizá se vaya con las manos vacías, su única posibilidad está en las “pluris” federales del 2021, sólo que ahora la rebatinga es mucho mayor que la del proceso 2018-2019.

            Usted dirá que los resultados electorales de Morena en Tamaulipas no son producto de la operación de Torres, sino por el efecto López Obrador, pero el “Profe” como muchos otros que creyeron en el proyecto, sentaron las bases cuando no se tenía nada en que sustentarlo, y ahora enfrenta a los adversarios (de Yeidckol) que están filtrado el estado de quebranto financiero de Morena en Tamaulipas como una manera de desacreditarlo.

            Efectivamente nadie se explica a donde fueron a para varios millones de pesos, producto del millón 200 mil pesos mensuales que recibe el partido cada mes, sobre todo cuando enfrentan adeudos de renta y consumo de energía eléctrica, resulta que no hay para pagar ni siquiera los 14 mil pesos a la CFE que ya les cortó el servicio en algún momento, además de la renta de la sede estatal.

            Responsable de las finanzas del partido es José Luis Mederos. Con el cambio de Comité Directivo Estatal, saldrá a relucir este tema, porque quienes tomen las riendas no pueden hacerlo a ojos cerrados, mínimo tiene que dejar asentado los faltantes y adeudos que reciban, pero por lo pronto trasciende como un arma anti-Polevnsky.

            En el otro extremo el recurso anti-Luján fueron las denuncias de las operaciones de la coordinación de Delegaciones de la que es titular JR Gómez Leal.

            Así las cosas los morenistas de los diferentes grupos han empezado a mostrar parte de sus flaquezas, de su audacia cuando está de por medio las ambiciones de poder y la falta de capacidad de los diferentes actores para conducir el proceso, donde Bertha Luján avasalló en una asamblea de consejo en la que ninguneó a Polevnsky y donde impuso el padrón hoy cuestionado.

            Quedó a la vista incapacidad para la organización electoral interna. No podemos imaginarnos como van a darse la selección de candidatos para los comicios de 2021. Por lo pronto urge destrabar esta etapa del proceso, porque la elección del Presidente(a) nacional podrá ser a través de “dedazo-encuesta”, pero sin consejeros legítimos no vemos cómo van a superar la elección de las dirigencias estatales. Y como todo, si los cimientos no son firmes, lo que se levante sobre ellos será endeble y con riesgo de derrumbarse.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button