Editoriales

Gaceta


Por: Raúl Terrazas Barraza

*Dos asuntos, dos niveles

De pronto la observancia de los fenómenos meteorológicos se está en todos lados y para reducir los riesgos se tomaron medidas preventivas inmediatas, pese a que, en el caso de la Tormenta Tropical Fernand que se movía en el Golfo de México, se salió de lo normal, porque el potencial de lluvias todavía no era tan alto como lo esperado.

De cualquier forma, aquello que es elemental es evitar los riesgos y para eso están las autoridades municipales y estatales, en especial las de Protección Civil, a quienes consultaron las autoridades educativas para determinar la suspensión de clases a fin no exponer a los niños y jóvenes.

También en algunas escuelas de educación superior, se hizo algo parecido, con la finalidad de que los alumnos estuviesen con sus familias y pendientes para apoyar en casos de complicaciones en las zonas donde viven, por la presencia de los fenómenos meteorológicos.

En el ambiente empresarial, laboral y social de la capital de Tamaulipas, estaba la preocupación por las prolongadas precipitaciones pluviales, que, aunque hacen mucha falta, porque infinidad de plantas están secas, si es necesario tomar medidas preventivas para que ninguna persona resulte afectada de su integridad física o su salud.

Al degradarse la Tormenta a Depresión Tropical, el escenario cambió a menos drástico, pero, al anochecer de este miércoles se preveía que intensas lluvias se registraran durante toda la noche y gran parte de este día.

Ya con menos riesgos, los tamaulipecos sólo verían y hasta disfrutarían de la caída de agua en gran cantidad, de acuerdo a la versión dada a conocer por el Coordinador Nacional de Protección Civil, David león Romero, quien estuvo en Victoria para presidir una reunión del Comité Estatal que tiene a su cargo el ingeniero Pedro Granados Ramírez y en la cual se tomaron acuerdos para ampliar las medidas de prevención y proteger mejor a la población.

El funcionario de la Secretaria de Gobernación, luego de trabajar con las autoridades estatales que fueron representadas por César Verástegui Ostos, enfiló al vecino estado de Nuevo León, para una reunión del mismo carácter, con la diferencia de que, allá sí llovió mucho más que en Tamaulipas, situación que pudo constatarse con los vídeos que anduvieron en las redes sociales y que fueron subidos por testigos, por ejemplo, de la crecida el Arroyo Topo Chico de aquella entidad.

A media tarde de este miércoles, la Depresión Tropical estaba en tierra a unos 85 kilómetros al noroeste del Poblado de La Pesca, en el municipio de Soto la Marina y a 135 kilómetros al este-sureste de Linares, Nuevo León, con rachas de vientos de entre 55 y 75 kilómetros por hora, misma que, conforme se moviera en tierra, perdería fuerza y se convertiría en una zona de baja presión que puede mantener lluvias por lo que resta de la semana en la región noreste del país, incluidas también otras entidades, como Coahuila, Zacatecas, parte de Chihuahua y San Luis Potosí.

Algo a destacar es que, mientras los funcionarios federales y estatales que manejan los asuntos relativos a la Protección Civil, los jefes de ellos, en el caso de la Federación, la doctora Olga Sánchez Limón y, en el caso de Tamaulipas, el Gobernador de la entidad, Francisco García, para tratar temas como el de seguridad, respaldo presupuestal para programas sociales y desde luego recursos para obras, muchas obras, ya que, en esta entidad es aquello que hace falta desde siempre.

Debiera pensarse que el encuentro entre los dos funcionarios fue de alta política y que, desde la administración federal, ya se tomó en cuenta la demanda de respaldo que ha plantado el Gobernador tamaulipeco, a lo cual se debe que la titular de Gobernación, apuntara sobre la necesidad de mantener abierto el diálogo con la entidad, para resolver las necesidades de los habitantes de manera conjunta.

Dos asuntos que se atienden y deben de resolverse en sus niveles propios, la Protección Civil por los riesgos que pueden ocasionar los fenómenos meteorológicos y los acuerdos políticos o presupuestales que sirvan para atender las demandas de las diferentes regiones de la entidad.

Los otros.

Aunque el sector comercio de Victoria y el resto de las ciudades de la entidad, tuvieron un respiro en su economía, con las ventas de productos propios de la temporada de inicio de ciclo escolar, esperan un segundo aire para la celebración de las fiestas de la Independencia y desde luego los informes de los presidentes municipales, que, quiérase o no, generan alguna derrama económica, por el uso de servicios.

La otra temporada a la cual apostarán los comerciantes que dirige en la capital, José Luis Loperena González, es la de, los primeros de noviembre, porque moviliza a miles de personas con el objetivo de rendir homenaje y tributo a sus parientes que fallecieron.

Son épocas del año que, implican altibajos en la actividad comercial del centro de Tamaulipas y a la cual se han adaptado los comerciantes, ya que, aquello que menos deben de hacer, es abandonar el barco debido a las dificultades serias que tiene la economía de Victoria y sus alrededores.

Es de extrañar la derrama de las actividades primarias, como la agricultura y la ganadería, ya que, las ganancias que dejan a los hombres del campo, no están a la altura de las necesidades de las comunidades.

Por cierto, los estragos ocasionados por la prolongada sequía en zonas como la citrícola, son devastadoras, ya que, hasta los pozos usados para el riego de las huertas de naranja, comenzaron a secarse y, por tanto, el gasto que generaban fue insuficiente para mantener en buen estado los árboles, así que, las próximas cosechas serán menores que las de los últimos años.

Un ejidatario que produce naranja en el Ejido Guillermo Zúñiga, precisó que los tiempos casi son similares a los de hacer unos 15 años, cuándo las lluvias se tardaron casi dos años y ello propició que tablas completas de árboles de naranja se secaran y, sus propietarios se vieron obligados a eliminarlos y replantar otros, con la esperanza de que, a la vuelta de cinco o siete año estuviesen de nuevo en la producción de ese fruto.

En el mismo tema de la economía de la región, un grupo de comunicadores expertos de esta capital, reunidos en torno a su Director, el licenciado Guillermo Villarreal Caballero, coincidieron que haya detonadores de la economía regional, para que la circulación de dinero aumente y las familias puedan desenvolverse mejor.

Una parte la hacen siempre los empresarios visionarios y quienes, por su preferencia hacia la capital de Tamaulipas y su región deciden echar a andar negocios, pero, otra relevante corresponde a las autoridades encargadas de promover la inversión y la productividad, es decir, la talacha que corresponde a Secretarias como la de Fomento Económico y a la de Turismo, cuyos funcionarios también deben ser visionarios.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button