Editoriales

Gaceta


Por: Raúl Terrazas Barraza

Urgen debates de candidatos para afinar voto..

Aunque los debates entre candidatos no generen votos y mucho menos cuándo se trata de quienes pretenden ser Diputados, como quiera, tienen su lado positivo.

En el proceso electoral de Tamaulipas, que ya se encuentra más allá de la mitad de las campañas proselitista, la decena de debates que pueda llevarse a cabo a partir de esta semana, servirán para llamar la atención del electorado, porque aquello que se digan unos a otros se convertirá en material para la agenda de medios y estará vigente por dos, tres y quizá cuatro días.

En un escenario con escasa respuesta a las acciones contenidas en las estrategias de campaña de los candidatos, los dimes y diretes que puedan aparecer el día de los debates, podrían mejorar o cambiar la percepción que ciudadanos tienen de ellos.

Obvio, esto es algo urgente, que, los dirigentes de los partidos políticos saben, pero, no logran que los equipos de las campañas que trabajan con os candidatos volteen a ver las dificultades que tienen para ser los candidatos que esperaban, porque hay encuestas cuyos resultados, reflejan una realidad muy diferente a la esperada.

Desde luego, guardadas las proporciones, ya que, muchos creen que esos resultados responden a quien las ordena y las paga.

El Distrito de Mante, es uno de esos con resultados que no se esperaban, ya que, aunque debe suponerse que el Partido Acción Nacional, que dirige el matamorense Francisco Elizondo Salazar, lleva mano por ser el partido en el poder estatal o bien, que el candidato del partido del gobierno del país, Regeneración Nacional, le compite de tú a tú al que gobierna en el municipio, la realidad es que, la población está más canteada para el candidato del partido perdedor de los últimos procesos electorales, el Revolucionario Institucional.

En varios Distritos de la Frontera de Tamaulipas, se cree que los debates entre los candidatos, podría reposicionar a quienes por lógica deben de ganar, es decir, ni modo que Francisco Garza de Coss, quien fuera representante del Gobierno del Estado en Reynosa y su región pueda perder las votaciones sí, en el desempeño de su trabajo pudo lograr que los ciudadanos tuviesen una buena percepción de él.

El también exdirigente del comité estatal del PAN, debe de ganar, el asunto es que, las encuestas que hay en el distrito por el cual hace campaña, es que, votantes consultados por empresas que se dedican a las encuestas, marcan preferencias hacia el partido en el Gobierno Federal y su candidato, José Luis Godina Rosales, aunque, el electorado trae algo de confusión, porque hay quienes creen que el candidato de Regeneración Nacional, es Juan Carlos Zertuche Romero, quien es sobrino del Diputado Federal de este partido, Armando Zertuche Zuani, pero, es candidato por el Partido Movimiento Ciudadano.

Incluso, en el Distrito seis de Reynosa, la candidatura del priísta, Jesús Jaime Carranza Salinas, complica el escenario para los candidatos que se supone deben ganar, ya que, el hecho de ser hijo de un político muy estimado en su tiempo y que dedicó parte de su vida a trabajar a favor de la gente, el exdiputado Jaime Carranza Morales.

Hay muchas razones para que los debates sirvan para mejorar las campañas de los candidatos a las diputaciones locales en aquellos Distritos donde los haya, porque fueron solicitados en tiempo y forma ente el IETAM y este los autorizo en el marco de la Legislación vigente.

La información de la comisión de los debates, apunta que los habrá en casi 10 Distritos, de ahí que, los dos de Victoria, están calendarizados para martes y miércoles de la semana que viene, en tanto que, los candidatos de los cuatro Distritos de Reynosa tendrán los suyos el día 13 de mayo.

Los de Matamoros, ciudad que también tiene varios distritos, tres, para ser exactos, tendría debates los días 21, 22 y 23 de este mismo mes.

Se agrega que haya la posibilidad de otro debate en el Distrito 22 de Tampico, por el cual compiten Jesús González Macías del Partido Verde Ecologista de México, José Luis López Maldonado del Partido del Trabajo, Rosa María González Azcárraga del PAN, Jesús Rodríguez Mendoza del PRD, Martin Pantoja Galván del Movimiento Ciudadano, Astrid Lattuada de León del PRI y Nohemí Magaña González de Regeneración Nacional.

Las Leyes electorales señalan que esta forma de hacer campaña, los debates, sirven para fomentar o activa la participación electoral, porque aportan más información a los electores, que podrá ser útil para que definirá a favor de quien depositarán su voto el día de la elección.

Aquello que no dice en las Leyes, es que, los debates son un circo, que, en ellos, los candidatos aprovechan para sacarse lo trapitos al sol y que, llegan a convertirse como en un ring de pelea, pero, al final de cuentas cada quien logra su objetivo ya que denosta, ataca, ridiculiza, exhibe y deja en evidencia a sus adversarios.

El punto es que, cuando el debate acaba, cada uno grita su triunfo, porque cree que cumplió todo aquello que dijo en contra de sus adversarios políticos, le dejan mejor parado y con una mejoría en las preferencias de los ciudadanos.

Para quienes observan los procesos electorados y tratan de establecer las diferencias con el trazo de una línea de tiempo, el hecho de que no haya debates entre los candidatos que buscan ganar la elección en las urnas, equivale a no aprovechar las herramientas previstas en la legislación y a una falta de acciones efectivas en la estrategia de campaña.

Esto quiere decir que, los estrategas no tienen por qué desestimar los debates con los adversarios de su cliente, sólo por evitar que salga cuestionado del evento, el punto es que deben de soltarlo al ruedo para que aprenda a lidiar con las adversidades políticas y a partir de ello crecer en posicionamiento y percepción ante los ciudadanos.

Debatir es de políticos buenos, no hacerlo es de políticos deficientes y malos.

Quizá a los ciudadanos no les llame la atención saber de los debates, ni ver que los candidatos se ataquen en forma pública en un ring construido por organizaciones sociales, los propios partidos o alguna institución, sin embargo, ello no implica que los equipos de campaña de los candidatos no los propicien, promuevan o participen cuando las organizaciones de la sociedad deciden armarlos para conocer las propuestas de campaña.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button