Editoriales

Gaceta


Por: Raúl Terrazas Barraza

Vivir la Semana Santa

Siempre se ha escuchado a los Obispos de la Iglesia Católica, decir que las personas deben de dedicar tiempo de las vacaciones de Semana Santa a las celebraciones que esa institución lleva cabo, en virtud de ser un período instituido para recordar aquello que aconteció con el hombre que cambiaría el mundo desde una perspectiva espiritual.

Razón o no, sobre el desapego a los asuntos de la Iglesia y la preferencia por el asueto en playas, la fiesta y las comilonas, la Semana Santa es, dentro del calendario de la cultura cristiana, una de las fechas relevantes, porque se recuerda la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

Todo comienza con la imposición de la ceniza, que marca el inicio de la cuaresma y después el domingo de ramos que marca la entrada de Jesús a Jerusalén, donde es recibido con hojas de palma y ramas de olivo.

En ese calendario de celebraciones, es el jueves, es decir, un día como ayer, de la semana santa, en el que se llevó a cabo la última cena del Profeta antes de ser crucificado y en la cual presenta la Eucaristía, mediante la presentación del pan y el vino. Luego de ello, Jesús se fue a orar al Huerto de los Olivos, donde pasó la noche y donde fue arrestado.

El Obispo de Ciudad Victoria, Antonio González Sánchez, llama a los feligreses a participar en las celebraciones de la Iglesia Católica y disfrutar de las vacaciones que llevan el nombre de la fecha establecida en el calendario de la cultura cristiana y plantado en un escenario de positivismo, espera que, este día, la gente acuda a las Iglesias.

Ello en virtud de que es considerado como el más grande por los acontecimientos que se registraron, hace mil 986 años en que se vivió la pasión de Cristo, su prisión, los interrogatorios de Herodes y Pilatos, la flagelación, la coronación de espinas y la crucifixión.

Cada ciudad en México, tiene una forma particular de celebrar la Semana Santa y, reconocida a nivel mundial, es la que se lleva a cabo en Iztapalapa, que reúne a miles de actores y personas que organizados desde muchas semanas antes, dan vida con un gran realismo a todo aquello que sucedió el viernes santo.

En Ciudad Victoria, la capital de Tamaulipas, el fervor católico no se queda atrás y se lleva a cabo la representación de la Pasión y muerte de Jesús, con un evento que inicia a manera de precesión por las principales calles de la ciudad y termina con la crucifixión allá por el rumbo del Santuario de Guadalupe.

El complemento de celebraciones de semana santa, se dan el sábado de gloria y desde luego el domingo de Resurrección, éste último, cuándo Jesucristo tras resucitar y salir de la tumba, va a encontrarse con sus apóstoles antes de subir al cielo, por tanto, es el día más importante para los católicos y desde luego, el más alegre, porque se cumplió con las profecías, al consumarse que el salvador del mundo hizo su trabajo en la tierra, con su muerte pagó por los pecadores y volvió con su Padre.

La Semana Santa es el momento litúrgico más intenso de todo el año, sin embargo, para muchos católicos se convertido en ocasión para descansar y divertirse, situación que es motivo de señalamientos por los sacerdotes, ya que, desde su perspectiva los ciudadanos se olvidan de dedicar tiempo de la semana a la reflexión y la oración, de ahí que, busquen que, para vivir la Semana Santa, debe de darse a Dios el primer sitio y eso es, mediante la participación en las celebraciones que cada Iglesia tiene y lo hace a su manera.

Los otros.

Los detractores de Tamaulipas que radican en el vecino estado de Nuevo León, deben de retorcerse en sus asientos, porque contra sus deseos de evitar que la gente de allá viniese a disfrutar de los atractivos turísticos de Tamaulipas, sus paisanos abarrotaron las carreteras para trasladarse a las playas de Madero, Aldama, Soto la Marina y Matamoros.

El aforo vehicular fue impresionante y los comentarios de los nuevoleoneses sobre los dispositivos de seguridad y de atención en las carreteras, dieron al traste con los señalamientos mezquinos de quienes odian que la gente de Nuevo León viaje a Tamaulipas para pasarla muy bien, tanto en estas vacaciones de semana santa, como en las de verano.

Según los datos de las autoridades de Turismo, para este jueves ya habían llegado a las playas y otros sitios turísticos de la entidad más de 750 mil personas que, para beneficio de las ciudades con vocación turística, consumen productos y demandan servicios por los cuales generan una derrama económica, que permite a los empresarios oxigenar sus negocios.

Sabedor de que tiene mejores candidatos para el debate, el presidente del PAN en la entidad, Franciscos Elizondo Salazar, dijo que están dispuestos a acudir a invitaciones que formulen las organizaciones de la sociedad civil que quieran conocer la plataforma y el pensamiento de sus candidatos a las diputaciones locales, los cuales, según vaticinó, se alzarán con los triunfos electorales en las votaciones del dos de junio venidero.

Desde luego, esto de los debates, todavía no es un tema que todos los candidatos hayan visualizado como alternativa para llegar a más personas y mejorar su posicionamiento para la intención del voto, debido, a que, primero que nada, andan en el arranque de sus campañas, sin embargo, sus estrategas deberán de considerar la posibilidad y en cuánto decidan que sí darlo a conocer, para que el debate se arme y sea a favor de la democracia.

Desde luego, podrían ser campañas sin debates, porque una parte de los prospectos sabe que hay riesgos y preferirán seguir con su plan proselitista de visitar casa por casa, acudir a reuniones de grupos o sectores, estar en plazas públicas y centro de reunión y hasta pararse en los cruceros para repartir su propaganda.

Del otro lado, quizá los candidatos deban de saber que los electores no quieren debates, porque eso equivale a pleitos innecesarios, que no generan votos y a partir de los cuales pueden llegar a actitudes ridículas que frenen la marcha de sus campañas.

Por cierto, hacer proselitismo en los sitios de asueto, es una buena estrategia en este momento, pero, que deje buenos dividendos, quedará en duda, al menos en las playas, porque allí no se encontrarán gente que vote en los distritos a los que pertenecen las playas.

Cómo quiera, debido a la lógica política, esta acción está contenida en la agenda de trabajo de los candidatos.

Ver más

Artículos relacionados

Ver también

Close
Back to top button